spot_imgspot_img

Hospitales móviles, así los califican líderes hondureños

Tegucigalpa – Los hospitales móviles representan al cierre de 2020 uno de los peores recuerdos para los hondureños porque se trata de una compra opaca y sin respuestas claras.

– El único hospital móvil en funcionamiento comenzó a operar el 15 de octubre en SPS.

Por ello líderes sociales, empresariales, religiosos y ciudadanos de a pie, se han referido al tema y literalmente los calificativos vas desde  “fraude”, “estafa”, “fracaso”, “monumento a la corrupción”, “robo”, “drama novelesco”, “trampas mortales”, “peor decisión del gobierno”, “mucha pajarita”, “engaño”, entre otros epítetos retratan la cuestionada compra de siete hospitales por parte de Honduras para atender la pandemia de COVID-19, pero que apenas uno funciona en San Pedro Sula.

En marzo -cuando comenzó la pandemia en el país- Honduras decidió comprar los siete sanatorios móviles, los que fueron pagados al contado a finales de abril, pero que apenas uno está en operación.

Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H), pagó 48 millones de dólares (1 mil 200 millones de lempiras) a un intermediario guatemalteco -Axel López- que a su vez lo adquirió en Turquía.

Los dos primeros hospitales llegaron a Honduras el 9 de julio, luego dos más arribaron el 11 de octubre y los últimos dos el 20 de noviembre.

Las autoridades sanitarias, así como otros funcionarios de Invest-H y personeros del gobierno han entrado en una serie de contradicciones sobre la compra, instalación y funcionamiento de los hospitales.

De acuerdo con lo manifestado por la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, en enero inicia operaciones el sanatorio de Tegucigalpa, que estará bajo la égida del Hospital Escuela. Este sería el segundo en comenzar a atender a pacientes de COVID-19.

Se prevé que para febrero ya estarán listos los de Choluteca, Santa Rosa de Copán, La Ceiba, Danlí y Juticalpa.

A continuación, Proceso Digital recuerda algunas de las frases vertidas por actores hondureños sobre la cuestionada compra de los nosocomios rodantes:

Un fraude

Óscar Andrés Rodríguez

El Cardenal Óscar Andrés Rodríguez dijo en la víspera de Navidad que la adquisición de los sanatorios fue “un fraude” para Honduras.

“Eso ha sido una estafa para el país, una estafa que la quieren tapar, sería bueno que dijeran la verdad que se hizo mal y se debe reembolsar este dinero de sobrevaloración”, declaró el máximo líder de la iglesia católica.

Recrimina que en el país no se puede seguir tapando los casos de corrupción mediante los aparatos judiciales, al tiempo que remarcó “la única forma que Honduras progrese es que la justicia sea verdadera”.

Estafa del siglo

Las facturas que llegaron con incongruencias a Honduras, desde Turquía, respeto a los dos de siete hospitales móviles adquiridos por Invest-H, representan “la estafa del siglo”, dijo en su momento el representante de Transparencia Internacional- capítulo Honduras y miembros de la Asociación por una Sociedad más Justa (ASJ), Carlos Hernández.

El dirigente de sociedad civil ha sido uno de los más críticos en este proceso de compra por parte de Honduras.

Se encogieron

El gobierno compró hospitales móviles de 91 camas, pero como que se encogieron porque ahora es que solamente sirven para 60 camas, cuestionó en su momento el empresario industrial, Adolfo Facussé, quien se desempeña como cónsul honorario de Turquía en Honduras, donde se fabricaron los controvertidos sanatorios.

Lamentó que ante esa situación no pase nada, al tiempo que cuestionó que el exdirector de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), Marco Bográn, quien hizo la compra de los siete hospitales móviles en Turquía mediante una intermediación con Axel López, anda muy tranquilo.

No son restaurantes

Alba Consuelo Flores

La ministra de la Secretaría de Salud (Sesal), Alba Consuelo Flores, ha tenido que salir al paso casi a diario para defender la compra de los sanatorios. “Los hospitales móviles de aislamiento, no son restaurantes para habilitarlos a la carrera”, dijo ante el acoso de periodistas.

“Tenemos que ser responsables, ningún hospital se instala en 15 días, ni trabajando sábados y domingos, recuerden que este no es un restaurante ni un hotel, es un hospital donde todos los sistemas tienen que estar muy bien articulados, creo que la idea se ha vendido muy mal”, remató la funcionaria.

Drama novelesco de mucho dolor

Padre Carlos Rubio

Es un “drama novelesco de mucho dolor” el que generan los hospitales móviles, dijo el padre Carlos Rubio, representante eclesial en el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), al tiempo que demandó respuestas para desentrañar la presunta corrupción alrededor de la adquisición de los siete hospitales móviles.

El padre Carlos Rubio demandó actuaciones más claras y profundas por parte del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), principal órgano contralor hondureño, aunque este órgano ya presentó un informe en el que indica la existencia de responsabilidades por parte de exfuncionarios y otros personajes vinculados con las adquisiciones realizadas por Invest-H, en la actual época de pandemia.

Quedarán en el olvido

Lester Ramírez.

El caso de la compra de los siete hospitales quedará en el olvido debido a que no existe justicia en el país, aseveró en su oportunidad el director de la unidad de investigaciones de la Asociación por una Sociedad más Justa (ASJ), Lester Ramírez.

“A medida que el tiempo va pasando no hay justicia y no hay verdad, además de la frustración, estos temas van quedando en el olvido, y creo que este es el patrón que se va a dar con los hospitales móviles”, externó Ramírez.

Trampas mortales

Dr. Suyapa Sosa

Mientras, la presidenta de la Asociación de Médicos del Instituto Nacional Cardiopulmonar (INCP), Suyapa Sosa, advirtió que esas estructuras pueden ser “trampas mortales” para el personal médico.

“Pueden ser un caldo de infecciones cruzadas en esas cajas de metal”, recriminó la neumóloga.

“Yo creo que van a terminar siendo grandes centros de salud o centros de triaje en pacientes no tan severos”, declaró hace unas semanas.

Mucha pajarita

Ricardo Álvarez

Otro de los que reaccionó indignado fue el vicepresidente hondureño, Ricardo Álvarez, quien externó: “Mucha pajarita, necesitamos que empiecen a operar lo antes posible estos hospitales que son de altísima necesidad”.

“Que se apuren y que los hospitales dejen de ser una noticia que nos ha desagradado por tanto tiempo”, zanjó el político.

Peor decisión del gobierno

Julieta Castellanos

Las adquisiciones de los siete hospitales móviles para las atenciones de los pacientes con COVID-19, es una de las peores decisiones  para el manejo de la pandemia, calificó la exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos.

“Es una pena que se haya tomado esta decisión sin escuchar a las personas que pudieran dar una opinión oportuna, apegada a la rigurosidad y a las necesidades que tienen estos equipos”, aseveró.

Se robaron el dinero

Marvin Ponce

El asesor presidencial del Poder Ejecutivo, Marvin Ponce, aceptó que en la compra de los hospitales móviles por parte del gobierno de Honduras hubo un mal manejo. “Mal manejo quiere decir que se robaron el dinero, una parte del dinero, o por lo menos que hubo una coima grande ahí va, y eso debe ser investigado por la Fiscalía a profundidad”, externó.

Aseveró que el sistema político y económico del sistema neoliberal que está implantado en Honduras y en todo el mundo “está diseñado para robar si la gente no es honesta”.

Un fracaso

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), ha fustigado en varios informes la compra de los hospitales que fueron pagados desde abril de 2020 y los ha calificado como “un fracaso”.

Denunciaron que las compras de los hospitales representan “una estafa” del Estado a la ciudadanía, causando un perjuicio a las finanzas públicas de 800 millones de lempiras.

Monumento a la corrupción

Rafael Sarmiento

De su lado, el diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), Rafael Sarmiento, consideró la adquisición de los hospitales como un “monumento a la corrupción”.

“Allí está ese monumento de la corrupción, un movimiento de tierra -que hicieron- donde va a funcionar el hospital móvil y se gastaron ocho millones de lempiras, es una barbaridad”, reclamó el político.

Bien recibidos hasta que funcionen

El presidente Juan Orlando Hernández

El presidente Juan Orlando Hernández advirtió en agosto pasado que los hospitales móviles solo se darán por bien recibidos “cuando estén funcionando todos sus equipos, que lo hagan de manera integral y que todo sea nuevo y de primera”, bajo la modalidad llave en mano que maneja Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H).

Al margen de las investigaciones que se han dado y que tienen que darse sobre los hospitales móviles, “nos interesa saber qué se hizo bien y qué no, pero, mientras, ese equipo vino a Honduras, debe instalarse rápido y con diligencia, pero hacerlo bien”, enfatizó.

(PD)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img