spot_img

Protestas y escasez de medicinas marcaron un año convulso en Salud

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa (Por Isis Rubio) – Las consuetudinarias protestas por parte de los diferentes sectores que componen el sistema sanitario público marcaron un año de crisis, pese a las expectativas que se generaron con el cambio de gobierno y las nuevas autoridades que señalaban que tenían identificados los problemas para mejorar el sector.

– La falta de medicamentos, la confrontación entre colectivos de Libertad y Refundación (Libre), los casos de dengue y COVID-19 agravaron la crisis sanitaria.

– Apenas un 40 % de medicamentos ingresó a los centros asistenciales y la mayor parte en los últimos dos meses. Además, hay 13 mil pacientes esperando una cirugía en el sistema pública.

Un reciente informe de la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ), establece que la ineficiencia en la adquisición de medicamentos por parte de la Sesal precarizó el acceso a estos insumos por parte de los pacientes que diariamente buscan atención médica.

Apenas un 40 % de medicamentos ingresó a los centros asistenciales, según estadísticas de la ASJ proporcionadas por la doctora Blanca Munguía. “Cerramos el año solo con el ingreso de un 40 % de la inversión hecha la compra directa realizada por la Secretaría de Salud y este porcentaje ingresó en los últimos dos meses, esto implica que la gestión fue totalmente deficiente y que no hubo una respuesta para la población”.

Acentuó que “lo que se tiene son establecimientos de salud cerrados, personal de salud en huelga por falta de pago”.

Igualmente, la mora quirúrgica tiene en vilo a 13 mil pacientes, que ven postergadas sus citas a tenor de la ausencia de insumos y medicamentos.

El ministro Manuel Matheu ha tenido que lidiar con muchos problemas en su gestión.

La presidenta Xiomara Castro de Zelaya juramentó al doctor Manuel Matheu como titular de la Secretaría de Salud (Sesal), quien en varias oportunidades afirmó que fue nombrado por su amistad con la titular del Ejecutivo, más que por un acuerdo político con el Partido Salvador de Honduras (PSH).

El galeno, quien resultó electo diputado al Congreso Nacional, por el Partido Salvador de Honduras, debió solicitar un permiso para poder asumir su cargo en el Ejecutivo. Su gestión comenzó con la promesa de la construcción de al menos cuatro nuevos hospitales.

(LEER) Hospital Mario Mendoza hilvana cinco semanas consecutivas sin atención a pacientes

Fue así como el ministro de Salud en sus primeras decisiones anunció la conformación de un equipo de especialistas, para el manejo y control de la pandemia, de igual forma dijo que de inmediato le daría prioridad a la vacunación pediátrica trabajando conjuntamente con la Secretaría de Educación, para que los niños pudieran retornar a clases presenciales. 

En su primera aparición como ministro de Salud, José Manuel Matheu dio a conocer un informe sobre la situación de la institución y en su intervención dijo a periodistas que cubren esa fuente: “No esperen que aquí les demos de comer”.

Las declaraciones del funcionario generó molestias entre el gremio periodístico. Posteriormente a esa intervención, el funcionario explicó que lo que dijo fue bromeando.

(LEER) El 2022 cierra con escasez sostenida de medicamentos y falta de pagos a médicos, reclama CMH

Los médicos han estado constantemente en protestas.

Derogación de decreto

Tras su primer mes y medio al frente de la institución, el prosecretario del Congreso Nacional, Fabricio Sandoval, presentó ante la Cámara Legislativa, una iniciativa para derogar el decreto Legislativo No. 108-2021, que ratificó el PCM con el que se concedieron plazas a empleados por contrato, y que violentó la Constitución de la República.

Luego de presentar la iniciativa, el diputado se hizo presente a la Secretaría de Salud, para sostener una reunión con el gerente de Recursos Humanos, pero el personal se percató de que se encontraba allí y de inmediato cercaron la salida indignados por la pretensión de derogar el decreto.

Ante el zafarrancho que se armó dentro de las oficinas de la Sesal, el ministro de Salud Manuel Matheu, salió al paso a pedir calma y propuso que se nombrara una comisión para que entraran a dialogar con el diputado Sandoval.

Los colectivos de Libre han sido protagonistas en el sistema de salud.

Colectivos de Libre

Sin embargo, “los motorizados” seguidores de Libre se apersonaron a la secretaría a golpear a los empleados y a rescatar al diputado.

Los enfrentamientos entre empleados del sector público con los seguidores de Libre han sido casi cotidianos en el presente año, los colectivos se han apersonado a centros de salud y hospitales a amenazar a los trabajadores. Varios han sido los episodios en los que la violencia ha salido a relucir en estos espacios sanitarios.

Asimismo, han realizado plantones en las instalaciones de la Sesal en apoyo al ministro para que tome las decisiones de despedir personal y contrate a los seguidores de ese instituto político. Además, de exigir el cambio de directores que sean afines al partido Nacional, que perdió el poder.

Protestas

El doctor Matheu, en los primeros meses de labores enfrentó constantes protestas por parte del personal sanitario que solicitaban plazas permanentes tal y como lo establecía el decreto que el diputado Sandoval pidió derogar.

Las protestas en el sector sanitario no han parado durante todo el año, primero fueron los médicos, enfermeras, personal técnico, entre otros que exigían su plaza por haber estado frente a la pandemia.

Asimismo, las protestas han continuado ante la falta de pago de salarios.

En este diciembre las protestas continúan y los médicos se mantienen en asambleas informativas ante la falta de voluntad de sentarse a dialogar.

Los médicos, que ahora son diputados, poco o nada han podido hacer por su gremio.

Desabastecimiento de medicamentos e insumos

La crisis en el sistema sanitario público es total, el desabastecimiento de medicamentos en los principales establecimientos de salud, denuncias por politización en cargos administrativos en hospitales de referencia nacional y las protestas reiteradas de empleados a quienes les adeudan varios meses de salario.

Durante todo el año fueron constantes las denuncias de la población por la falta de medicamentos del cuadro básico. La eliminación vía decreto de los fideicomisos no permitió a Salud adquirir los insumos y medicinas que se ocupan en los nosocomios.

Las interminables denuncias de escasez de medicamentos fueron respaldadas en todo momento por el Colegio Médico de Honduras (CMH), ente gremial que señaló que todos los establecimientos de salud carecían del cuadro básico de medicamentos para la atención de pacientes.

A la falta de medicamentos, se suman las denuncias por falta de insumos y equipos dañados tal y como lo denunciaron autoridades del Instituto Nacional Cardiopulmonar más conocido como “El Tórax” quienes calificaron la situación como una “crisis peor que la pandemia”.

Esta denuncia puntual generó la ira del ministro Matheu, quien amenazó con remover del cargo a la doctora Nora Maradiaga.

Sin embargo, la propia galena Maradiaga, respondió que el ministro estaba en toda la potestad de removerla del cargo, pero lamentó que se saltara los procedimientos administrativos al justificar que se encontraba de vacaciones.

Hospitales móviles “un desastre”

A criterio del ministro de Salud, los hospitales móviles fueron un desastre, la mayoría de éstos se utilizan como quirófanos ambulatorios, por ejemplo en Tegucigalpa funcionan en partes dependiendo del uso que les dan las autoridades del Hospital Escuela, señaló.

Además -agregó- se usan como especie de sala en medicina interna, pero se está tratando de utilizarlos lo poco que se puede de ellos.

El funcionario recordó que cuando comenzó su gestión al frente de Salud prometió que los contenedores de los hospitales móviles serían trasladados a comunidades del interior del país para que sirvieran de dispensarios de pacientes.

Sin embargo, luego reculó al asegurar que mejor no los tocaba ya que le salía más caro moverlos de los lugares donde se encontraban.

Los compañeros de bancada del PSH insisten que Matheu no ha sabido manejar la Secretaría de Salud.

COVID-19, dengue y viruela del mono

La lucha contra el COVID-19, el dengue y la viruela del mono también es otro frente con el que las autoridades han tenido que luchar a tenor de los problemas que los aquejan. La nueva gestión se olvidó de difundir las cifras oficiales de la pandemia, lo que en algún momento se agravó por una ola de casos de ómicron.

Asimismo, hubo desdén para impulsar una vacunación en menores de edad para un retorno escolar a las aulas más seguro, también completar esquemas en adultos y una cuarta dosis como refuerzos. A falta de pocos días para que termine el año, unas 800 mil vacunas están a punto de vencerse en las bodegas de la Secretaría de Salud.

(LEER) Alertan que miles de vacunas antiCOVID vencen esta semana

El dengue también es otra de las enfermedades que no dejó descansar al sector sanitario incrementando los casos, en especial los menores de edad, y reportando seis decesos durante el presente año, una cifra baja en comparación a las 180 registradas en 2019.

El Distrito Central concentró la mayor cantidad de casos de dengue clásico y grave, seguidos por San Pedro Sula en Cortés, y los departamentos de Atlántida, Colón, Choluteca, El Paraíso, Olancho y Yoro.

Mientras que la viruela del mono también encendía las alarmas en el sector sanitario, al registrarse el 13 de agosto el primer caso.

El 23 de noviembre, las autoridades de la Secretaría de Salud confirmaron el primer caso de viruela del mono en San Pedro Sula, Cortés, sumando a la fecha 11 casos de la enfermedad en el país.

(LEER) Más de una docena de sanitarios contagiados con COVID-19 en San Pedro Sula

Al término del presente año, los especialistas hacen un llamado a la población a retomar todas las medidas de bioseguridad ante la ola de casos de COVID-19 que se presenta y que podría incrementarse con estas fiestas de Navidad y año nuevo. IR

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img