spot_img

Expresidente, exjefe policial y exoficial frente a juez Castel el 18 de septiembre

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – Un expresidente, un exjefe policial y otro exalto cargo de la Policía Nacional comparecerán en juicio unificado ante el juez Kevin Castel el próximo 18 de septiembre en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Estados Unidos, todos acusados por delitos de narcotráfico.

– La defensa de JOH rechaza un solo juicio para el tridente hondureño y pedirá en las próximas horas que los debates judiciales sean por separado.

– El gobierno de Honduras impide la evacuación de diligencias propuestas por el abogado Raymond Colon a favor del expresidente Hernández, denunció el profesional del derecho.

– Existe conflicto entre la DEA y la CIA en la presentación de pruebas contra JOH.

Será un hecho peculiar que tres hondureños acusados por delitos de narcoactividad comparezcan en un mismo debate ante un juez de la unión americana.

Se prevé que los tres imputados comparezcan en juicio ante un solo jurado, aunque cada quien tendrá sus propias defensas y alegatos individuales.

Aunque se ha fijado como fecha de inicio del debate el lunes 18 de septiembre de 2023, la defensa del expresidente Juan Orlando Hernández ha anunciado que pedirá al juez Kevin Castel separar los juicios para que no se quiera hacer ver ante la audiencia que se trata de tres narcotraficantes, dijo el abogado Raymond Colon.

(LEER) Defensa pedirá separar juicio de JOH con el de exoficiales de la Policía

Hernández Alvarado compareció en audiencia este martes vestido con su uniforme penitenciario color kaki, visiblemente delgado  y desde que escuchó que compartiría juicio con Bonilla Valladares y Hernández Pineda en todo momento reprochaba haciendo movimientos de negación con su rostro.

La defensa de Hernández pidió conocer detalles de la prueba “3,500” previo al inicio del juicio, misma que debe ser contestada en los próximos meses.

Para el abogado Marlon Duarte no puede ser un juicio conjunto para los tres imputados porque se trata de acusaciones diferentes e incluso en expedientes distintos, por lo que los jurados deben ser diferenciados.

“No creo que estemos ante las puertas de un juicio unificado para tres personas porque jurídicamente es imposible”, razonó.

Aseveró que es comprensible la postergación del inicio del juicio para el expresidente Hernández, en vista que incorporó a una nueva abogada (Sabrina Shroff) a su equipo de defensa.

Citó que tanto la defensa como la Fiscalía pidieron al juez Castel que se postergara el inicio del juicio. “El juez sabía que estaba dentro del plazo del juicio expedito, pero si lo extendía más no podía cumplir con las fechas, por eso no le quedó otra que alargar el proceso ante la luz de evidencia clasificada”, explicó.

Mientras, el abogado José Tercero Midence refirió que el juicio se dilata para permitir que la defensa pueda analizar las evidencias propuestas por la Fiscalía y que incluso han sido declaradas como reservadas.

Explicó que cuando se produce un juicio expedito siempre las condiciones son favorables para la defensa, aunque hay que mencionar que tanto los abogados de Hernández como la Fiscalía estuvieron de acuerdo con que el juicio inicie en septiembre de este año.

En tanto, el exagente de la DEA, Mike Vigil deliberó que fue la defensa la que solicitó la postergación en el inicio del juicio porque necesitaba ganar tiempo para conocer las evidencias.

Valoró que la táctica que está usando la defensa de Hernández “es peligrosa” porque al haber evidencia contundente más bien le da tiempo a la Fiscalía de proponer más testigos y pruebas para probar la culpabilidad del exgobernante hondureño.

El expresidente Hernández enfrenta varios cargos por narcotráfico en EEUU.

(LEER) Diario mexicano relaciona al expresidente Hernández con narco colombiano y Ovidio, el hijo del Chapo Guzmán

Juan Orlando Hernández

Juan Orlando Hernández, de 53 años, es acusado por presuntos delitos que van desde 2004 a 2022, por “participar en una conspiración de corrupción y tráfico violento de drogas y propiciar la importación de miles de kilos de cocaína a los Estados Unidos”.

La Fiscalía imputa a Hernández por tres cargos: conspirar para introducir cocaína a Estados Unidos, usar y transportar ametralladoras y explosivos para el traslado de la droga y conspirar para el delito anterior; solo estos dos últimos delitos lleva acarreada la prisión a perpetuidad.

El 21 de abril de 2022, el expresidente hondureño, Juan Orlando Hernández Alvarado, fue extraditado a Estados Unidos.

Desde su llegada a EEUU, Hernández ha comparecido en tres oportunidades ante el juez Kevin Castel, citas consideradas preparatorias al juicio que inicialmente se programó para el 17 de enero, luego para el 24 de abril y ahora para el 18 de septiembre.

EEUU acusa a Hernández de traficar 500 mil kilogramos de cocaína del 2004-2022.

El Bonilla es acusado en EEUU por delitos de narcotráfico.

(LEER) MP incauta 19 bienes y productos financieros al exdirector de la policía Juan Carlos “El Tigre” Bonilla

Juan Carlos “El Tigre” Bonilla

Cabe recordar que “El Tigre” Bonilla fue extraditado el 10 de mayo de 2022 hacia Estados Unidos, donde enfrenta cargos por narcotráfico.

Los cargos por los que se le acusa son, conspiración para importar cocaína a Estados Unidos, usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos en relación a la conspiración para importar drogas, y usar y portar armas de fuego para promover la conspiración de importación de cocaína.

Además es señalado de conspiración para importar cocaína a Estados Unidos junto al exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernández, éste último condenado a cadena perpetua y 30 años de cárcel.

Desde aproximadamente 1995 hasta 2013, Valladares se desempeñó como miembro de la Policía Nacional de Honduras, ocupando varios cargos incluyendo, entre otros, jefe de la división de homicidios en San Pedro Sula; jefe de la Policía de la ciudad El Progreso, departamento de Yoro; y jefe de Policía de la ciudad de Quimistán, departamento de Santa Bárbara.

Entre 2005 y 2013, Valladares trabajó con miembros de una organización de narcotráfico conocida como Los Cachiros, que era un prolífico y violento sindicato criminal que se basaba en conexiones con políticos, personal militar y fuerzas del orden para transportar cocaína a, dentro y desde Honduras, según la acusación.

Mauricio Hernández también va a juicio en septiembre de este año.

(LEER) Actores en el juicio a Tony Hernández en New York

Mauricio Hernández Pineda

El expolicía hondureño Mauricio Hernández Pineda se declaró “no culpable” en el Distrito Sur de Nueva York, EEUU, donde se le acusa por tres delitos de narcotráfico, por lo que el juez decidió programar el juicio para este enero, pero se conoció que se reprogramó para septiembre.

El exoficial tuvo una audiencia a mediados de 2022, tras estar en negociaciones con la Fiscalía para analizar una eventual declaratoria de culpabilidad, pero finalmente decidió someterse a un juicio rápido que ahora comenzará en septiembre.

Hernández Pineda se entregó a la justicia de EEUU en el aeropuerto La Aurora de Guatemala en febrero de 2020 y de inmediato fue llevado a la ciudad de New York para enfrentar las acusaciones de narcotráfico.

El 21 de febrero de 2020, luego de comparecer ante el juez, Hernández Pineda se declaró no culpable de los cargos de narcotráfico.

El hondureño es acusado de dos cargos criminales de apoyar el narcotráfico y uso de armas en el trasiego de drogas, según la acusación de la Fiscalía federal del Distrito Sur de Nueva York.

El exoficial además es señalado de conspiración para importar cocaína a Estados Unidos junto al exdiputado Juan Antonio “Tony” Hernández.

Fue separado de la institución policial el 23 de agosto de 2018 por la Comisión Especial para el Proceso de Transformación y Depuración de la Policía Nacional como parte de la reestructuración de la Policía. Aunque se dijo que era primo del expresidente Hernández, la familia del expresidente negó ese vínculo de consanguinidad. PD

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img