spot_imgspot_img

Rescate de la ENEE, una tarea multidisciplinaria, más allá de asignación presupuestaria

Por:

Tegucigalpa (Especial Proceso Digital /Por Lilian Bonilla) – Escuchar sobre la crisis de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), es un tema común en el país, pero lo más lamentable es que para los hondureños languidecen las esperanzas del ansiado rescate, recientemente se destinó la cantidad de 19 mil millones de lempiras del Presupuesto para ese fin y la pregunta es ¿Sera que ahora sí se resolverá el problema o al menos se encaminará?

La ENEE, drena millones de lempiras del presupuesto del Estado, por lo que ha sido calificada por expertos como el “hoyo negro de las finanzas”, pero se debe saber que la estatal es solo uno de los problemas de sector eléctrico.

Los expertos indican que hay preocupación porque siempre el Gobierno se concentra en resolver el problema financiero de la ENEE, cuando el problema va más allá siendo algo estructural en todo el sector eléctrico.

El especialista en áreas de generación de energía eléctrica, eficiencia y política energética, Mario Zelaya, sostiene que la asignación presupuestaria por sí sola no será solución para la estatal eléctrica.

Esos fondos asignados a la Secretaría de Energía, mismos que están encaminados al rescate de la ENEE, deben orientarse a inversión de proyectos de generación, ataque a las pérdidas no técnicas y también a la elaboración de políticas públicas para llevar al sector de energía por el mejor camino posible.

El versado en la materia en entrevista con Proceso Digital, remarcó que el tema del rescate de la institución, “ocupa obligatoriamente de la elaboración de análisis multidisciplinarios que permitan determinar las necesidades de todo tipo de la ENEE”.

La ministra de Finanzas, Rixi Moncada, explicó en el CN sobre la inversión de L. 19 mil millones en la ENEE.

Desafío

La ENEE, está relacionada no solamente con la generación de electricidad, sino que para el caso está relacionada con un déficit operativo acumulado de 90 mil millones de lempiras que ya es un problema nacional que debe solucionarse porque representan 3,200 millones de dólares, un dinero que ya se paga a través del Presupuesto de la República, externó.

Luego en transmisión y en distribución se necesitan no menos de 1,000 millones de dólares, adicionó.

A lo anterior también hay que sumar que actualmente el índice de electrificación, es decir la cantidad de hondureños que tienen acceso a electricidad es de apenas el 85 % y para lograr que todos los hondureños tengan servicio de electricidad, se ocupa invertir unos 500 millones de dólares, más las inversiones en generación se llega a una suma de 5 mil millones de dólares.

“Así que esa monstruosa cantidad de dinero en una economía como la hondureña se convierte en todo un desafío y por lo tanto la decisión, el camino a seguir para el rescate no es solamente de la ENEE, sino de toda la sociedad hondureña”, indicó el doctor Zelaya.

Más de 80 mil millones de lempiras es la deuda que arrastra la ENEE.

Unos 8 años podría requerir un plan de rescate

Lastimosamente de momento no se ve un panorama claro de lo que se quiere y necesita porque el incremento en el presupuesto y una intención de mejorar las condiciones de la ENEE, “no es una condición determinante, es necesaria, pero no es suficiente para poder transformar la estatal y llevarla a ser una empresa en propiedad del Estado de Honduras altamente eficiente, se ocupa mucho más que eso”, advirtió.

En ese contexto Zelaya insistió que el problema de la ENEE, no lo puede solventar nadie por sí solo, se necesita del concurso de todos los actores por que los planes de rescate tienen que ser construido por los mejores expertos del país, construir un plan de nación y después ser socialmente aprobado, pero debe ser una decisión nacional.

Asimismo, consideró que ese plan podría llevar unos 5 meses para desarrollarse, socializarse y después ir al Congreso Nacional para convertirlo en ley con la aprobación de todos los sectores “y a partir de ahí tenemos un período en el orden de 8 años para reestructurar y para recuperar el sector electricidad”, puntualizó el experto.

El director ejecutivo de la CCIC, Kevin Rodríguez.

Paso positivo

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Kevin Rodríguez, opinó que el hecho que se haya asignado el presupuesto para la ENEE, es un avance, y de hecho una práctica que se debió implementar desde antes, porque la estatal siempre termina cada año con déficit financiero, motivo por el cual siempre se tiene que endeudar más.

Rodríguez dijo a Proceso Digital, que, pese a que es claro que la asignación no resuelve el problema, ayudará a evitar que la empresa se siga endeudando con créditos caros y altos intereses, lo que es positivo porque permite que el Gobierno se ahorre estar generando deuda a corto plazo, que es gran parte del problema que tiene la ENEE, que paga intereses carísimos al año, estimados en unos 5,000 millones de lempiras.

“El hecho de meter el déficit de la empresa, en el presupuesto es un gran avance, el monto se ve alto, pero todos los años la ENEE, cierra con un déficit de 7,000 a 8, 000 millones de lempiras y con esto ya se tiene un tercio cubierto”, por lo que se ve como un paso positivo, reiteró.

Es claro que no va a ajustar, pero la empresa podrá cumplir buena parte de sus responsabilidades y honrar muchas deudas, también podrá actuar en el tema de la reducción de pérdidas e inversiones que necesita el sistema.

El director ejecutivo de CCIC, remarcó que es importante que ese presupuesto sea priorizado y sea eficiente para que cada lempira que se está invirtiendo tenga un retorno.

La presidenta Castro ha reiterado que la ENEE es uno de los principales desafíos de su gobierno.

Transparencia imprescindible

La transparencia y la veeduría social en el uso de esos recursos debe ser imprescindible, “esos recursos no se pueden desperdiciar o malgastar” y del buen uso y rendición de cuentas también podrían depender futuros desembolsos de organismos internacionales, porque ese dinero del presupuesto no será suficiente, concluyó el economista experto en el tema de energía.

Presupuesto impulsará rescate de la ENEE

El gerente provisional de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), Erick Tejada, aseguró a Proceso Digital, que el presupuesto asignado, será utilizado para impulsar el rescate de la estatal eléctrica y hay varios renglones que serán potencializados.

El funcionario detalló que efectivamente dentro de la reformulación que hubo dentro del Presupuesto General de la República se le asignó a la Secretaría de Energía, 19 mil millones de lempiras, pero que en realidad van destinados la mayoría de ese presupuesto para el rescate de la ENEE.

“Son unos 19 mil millones de lempiras aproximadamente y digamos que sirve esta asignación presupuestaria para el inicio o para mantener e impulsar el rescate de la ENEE, durante estos nueve meses que restan del 2022”, anotó el gerente.

La política de subsidios es cuestionada en parte por muchos economistas.

Subsidios

Tejada detalló que dentro de este presupuesto 7,000 millones de lempiras aproximadamente van destinados a los subsidios.

Los subsidios que serán financiados con este valor son al gas LPG, el diésel y el subsidio de energía gratis otorgado por el Gobierno a consumidores de energía de menos de 150 kilovatios (Kwh).

Esta medida ha sido criticada por varios sectores al grado de cuestionar si en realidad es un beneficio o es más populismo, expertos consultados aducen que el servicio de energía eléctrica gratis para los más pobres que otorgó la presidenta de Honduras Xiomara Castro, como cumplimiento de una promesa de campaña, puede ser más perjuicio que beneficio especialmente para la misma ENEE, que desde hace muchos años permanece en crisis.

Esta medida podría tener un impacto inflacionario y afectar la competitividad, particularmente de las Mipymes, y beneficiar a quienes no la necesitan porque son subsidios que no están debidamente focalizados.

Otros renglones prioritarios

Tejada añadió que también hay 3,700 millones de lempiras destinados a la Unidad Especializada, o Unidad Élite de Reducción de Pérdidas.

Esta es una nueva unidad, que es una de las prioridades de esta nueva administración y empezará a operar probablemente en junio gracias a la inyección de recursos, esta tiene el objetivo de atacar una de las deficiencias esenciales de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, adicionó, el funcionario.

Seguidamente, mencionó que hay otra asignación presupuestaria con ese mismo monto de 3,700 millones de lempiras que estarán destinados para proyectos de generación hidráulica como El Tablón, Los Llanitos y Jicatuyo.

También hay una asignación de aproximadamente 700 millones de lempiras para el refuerzo de proyectos fotovoltaicos; esencialmente se pretende impulsar el espejo de agua de El Cajón, pormenorizó.

El gerente interino de la ENEE, insistió en que este presupuesto es para el 2022 y servirá para impulsar el rescate de la ENEE.

El gerencia interino de la ENEE, Erick Tejada.

Más financiamiento

Tejada, puntualizó reconociendo que después “habrá que recurrir al financiamiento extranjero o de amigos cooperantes u otras asignaciones presupuestarias en los años subsiguientes, para seguir manteniendo y sosteniendo el rescate de la Empresa Eléctrica”.

Solución debe ser integral

Los expertos consultados por Proceso Digital dejan claro que lo que Honduras necesita no es solo resolver el problema financiero de la estatal, sino que tomar las acciones correspondientes y necesarias para crear un sector eléctrico eficiente, sostenible y competitivo, y que de una vez se encuentre la brújula a seguir, para lograrlo. LB

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img