spot_imgspot_img

La ENEE, el profundo agujero negro que no toca fondo

Tegucigalpa – La situación de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) representa como acertadamente se ha dicho en reiteradas oportunidades “un tremendo agujero negro” en las finanzas públicas, que pondría en peligro la estabilidad económica de Honduras.

– En mayo de este 2021, las pérdidas de la ENEE se cifraban en 34.26 %, según la interventora de la estatal.

– La ENEE mantiene una deuda de entre 70 mil y 80 mil millones de lempiras con generadores privados.

Entre los tambores de un eventual rompimiento del contrato de la ENEE con la Empresa Energía Honduras (EEH), y que llevaría a un litigio internacional que podría derivar en una millonaria demanda contra el Estado, el futuro de la estatal es oscuro y lejos de mostrar una luz al final del túnel, la situación empeora con el paso de los días.

A la galopante cifra de pérdidas técnicas y no técnicas, se suma el problema de la distribución de energía que cotidianamente deja a oscuras a miles de hogares en todo el país, los cuales la mayoría pagan religiosamente el recibo del servicio público.

En 2013 se aprobaron tres fideicomisos: uno distribución, otro de transmisión y el tercero de alumbrado público, pero solo  uno se implementó a través de una Asociación Público Privada (APP) con la Empresa Energía Honduras (EEH).

Igualmente se aprobó una Ley General de la Industria Eléctrica (LGIE), que establece la división de la ENEE en tres empresas, una encargada de generación, otra de transmisión y la de distribución y facturación.

En la actualidad desde el Congreso Nacional se pretende mediante un decreto volver a retomar esta decisión y que la estatal efectivamente queda subdividida en tres partes, pero expertos consultados por Proceso Digital aseguran que esa decisión debe quedar para el gobierno entrante.

Se pretende beneficiar grupos económicos

Hugo Noé Pino

En conversación con Proceso Digital el economista, Hugo Noé Pino, dijo que “nosotros vemos una prisa impresionante del gobierno actual, tanto el Ejecutivo y Legislativo, de aprobar una serie de medidas que van a dejar comprometido el futuro del país y que pueden no estar encaminadas a resolver problemas, sino más bien a crearlos”.

En el tema específico de la ENEE, refirió que “actualmente esta empresa es un desastre y está queriendo ahora tomar decisiones acerca de la división de la Empresa de Energía Eléctrica en tres grupos. ¿Será esto para favorecer a determinados grupos económicos?”.

Criticó que en 12 años -tres últimos gobiernos nacionalistas- se ha pretendido enrumbar el camino de la ENEE, pero que lo que hoy es tangible son: más pérdidas técnicas y no técnicas, una deuda de 70 mil millones de lempiras con los generadores privados, tarifas altas nada competitivas y un deplorable manejo de los estados financieros de la estatal.

Sugirió que el actual gobierno deje el problema de la ENEE para que sea la próxima administración la que tome las decisiones.

El también expresidente del Banco Central de Honduras (BCH), indicó que a ciencia cierta nadie sabe cuál es la verdadera situación de la ENEE porque no hay informes oficiales bien sustentados.

Recordó que en 2013 se aprobaron tres fideicomisos: uno distribución, otro de transmisión y el tercero para facturación, pero solo uno se implementó a través de una Asociación Público Privada (APP) con la Empresa Energía Honduras (EEH).

“Hoy están queriendo echarle el 100 % de la responsabilidad del problema de la ENEE a Energía Honduras, cuando no es ese el caso. La situación de esta oficina es desastrosa porque el Ejecutivo ha firmado contratos y el Congreso Nacional los ha ratificado con proveedores de energía a precios muchos más altos que los del mercado, eso significa que la ENEE ha estado comprando caro y vendiendo barato. Una empresa así no se puede sostener, de ahí la cantidad de pérdidas que acumula”, desglosó Pino.

La ENEE una mina de oro

Miguel Aguilar

De su lado, el presidente del Sindicato de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE), Miguel Aguilar, dijo que la estatal sí tiene caminos de rescate institucional, “la ENEE es una mina de oro en medio del agobiante pesar de los PPA que tenemos como institución”.

Acentuó que “la ENEE es una empresa viva, una institución del pueblo y del Estado, para que el Estado tome las mejores decisiones en cuanto al equilibrio tarifario”.

Citó que en el Congreso Nacional aprobará el decreto 404-2013 de transformación de la ENEE como lo establece la Ley General de la Industria Eléctrica, que señala el camino para subdividir la estatal en tres empresas que deberán ser conducidas por el Estado.

“Reconocemos que el modelo actual es débil, no competitivo, es desigual ante el modelo privado, pero también hemos señalado que el decreto debe tener claridad en el marco que las tres empresas estatales bajo su accionar de generación, transmisión y distribución, que no quede ninguna fisura que aparezcan los mismos que están al acecho hoy de EEH van a estar mañana al acecho de ENEE-generación, ENEE-transmisión y ENEE-distribución”, advirtió.

Reflexionó que se pretende crear una crisis para que luego aparezcan tres grupos económicos que se quedarán con EEH y el 80 % del manejo energético del país.

Miguel Aguilar estimó que la recuperación de la ENEE pasa por las grandes decisiones que pueda tomar el gobierno. “Una de esas decisiones tiene que ver con que la ENEE-generación tenga su propio plan de generación, de inversión y transmisión, y que el peaje de transmisión que pagan los privados sea justo porque actualmente lo que pagan es una papada (cantidad mínima)”, detalló.

Sugirió un acercamiento entre gobierno y generadores para que haya competencia en igualdad de condiciones de los PPA que agobian a la estatal energética.

El mayor problema de Honduras

Carlos Hernández

El representante de la Asociación para una Sociedad Más Justa (ASJ), Carlos Hernández calificó el problema de la estatal eléctrica como “algo complejo y muy grande”.

“Se trata del mayor problema que tiene el país en este momento, todos los recursos públicos que podemos captar en Honduras son para cubrir este agujero negro que se llama Empresa Nacional de Energía Eléctrica”, señaló.

Reprochó que la ENEE tenga por arriba del 30 % de pérdidas, cuando el rango permitido por estándares internacionales habla hasta de un 12 %.

Hernández refirió que la Empresa Energía Honduras (EEH), tenía la misión de bajar las pérdidas y mejorar la captación de recursos, pero no se ha logrado bajar esos índices deficitarios.

Dijo que si la EEH demanda al Estado de Honduras y le gana el litigio, esto podría ser el acabose de las finanzas públicas.

El representante de sociedad civil enumeró que la salvación de la ENEE pasa por la reducción de las pérdidas técnicas y no técnicas, reducir la morosidad, luego sentar las bases para transformar la institución aplicando la Ley del Subsector Eléctrico.

Reconoció que los sectores donde se roba más energía es precisamente donde más se consume, es decir en el industrial y empresarial.

Reprochó que el contrato con EEH le ha significado a la estatal unos 15 mil millones de lempiras. “Les hemos pagado por un servicio que no se ha cumplido y mientras esto no se resuelva, difícilmente Honduras y la ENEE resolverán su gran problemática, que nos quita todos los recursos que se podrían estar usando para el bienestar social”, indicó.

ENEE analiza romper contrato

Es importante mencionar que la semana pasada, la Comisión Interventora de la ENEE anunció que iniciaban la evaluación de indemnización por daños y perjuicios del contrato del área de distribución eléctrica.

La Interventora denunció el incumplimiento reiterativo del contrato de distribución en el sistema eléctrico adjudicado a la Empresa Energía Honduras (EEH).

Yanuario Hernández

El interventor Yanuario Hernández, dijo que luego de recibir el informe técnico sobre la validación y certificación de tres años legalmente y administrativamente cerrados, se muestra oficialmente los resultados obtenidos durante el período de validación y certificación del desempeño de EEH,  la operadora del área de distribución, lejos de cumplir con la reducción de las pérdidas técnicas y no técnicas, lo único que ha logrado en ese sentido es el descontrol desmedido de las pérdidas en el sistema, en perjuicio del pueblo hondureño.

Hernández explico que las pérdidas técnicas y no técnicas oscilaban al inicio de operaciones de EEH en 31.95 %, como línea base en el proceso de entrega de la operación, en tres años legalmente cerrados, se registraron 30.32 %, cuando según contrato las perdidas debían estar en 21.95 %; lamentando el Comisionado, que a pesar de habérseles pagado a EEH durante 5 años de prestación de servicio unos $ 630 millones de dólares (L. 15 mil 400 millones ), por concepto de honorario fijos, para mayo 2021 las pérdidas siguieron creciendo descontroladamente, disparándose a un 34.26 %.

Preocupación de privados

Eduardo Facussé

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Eduardo Facussé, dijo que el sector privado mira con mucha preocupación la situación del sector eléctrico.

“Las partes (gobierno y EEH) deben sentarse a dialogar, a buscar conciliación y llamamos a que se haga una auditoría forense de todas las últimas administraciones de la estatal de energía eléctrica para que realmente entendamos en qué se está fallando”, explicó.

El representante privado, puntualizó que “es difícil comprender que la ENEE, una empresa que no tiene competencia porque es un monopolio, fracase de esta manera y que no pueda cumplir con un contrato que tiene con EEH.

Facussé mencionó que la Ley General de la Industria Eléctrica contempla el quiebre en tres partes de la estatal energética. “No importa tanto el esquema, sino que las cosas se hagan bien porque por muy buen diseño que tengamos, si no es bien ejecutado, de nada sirve”, concluyó.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,564FansMe gusta
39,932SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img