spot_imgspot_img

España mantiene el 1 de julio para abrir las fronteras y pide unidad en la UE

Madrid – El Gobierno español mantiene la fecha del 1 de julio para abrir sus fronteras de forma segura, independientemente de lo que hagan otros países de la Unión Europea (UE), aunque aboga por un «marco común» en este ámbito con criterios homogéneos en el bloque comunitario.

En rueda de prensa, la ministra portavoz, María Jesús Montero, explicó este viernes que España apuesta por fijar reglas comunes en el conjunto de la UE, tal y como se recoge en una carta enviada de manera conjunta por el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, y el primer ministro italiano, Giusseppe Conte, a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

«A partir de ahí, cada país es soberano en la toma de la decisión, pero seria conveniente que todos pudiéramos tener esas reglas que regularan algo tan importante como el turismo en el conjunto de la UE», precisó Montero.

Según la ministra, «no ha habido ningún cambio» respecto a la posición que España ha manifestado desde el primer día de que a partir del 1 de julio se puedan dar ya las condiciones adecuadas para recibir con seguridad a personas que lleguen de otros países a disfrutar de sus vacaciones o de sus segundas residencias.

Son condiciones que deben permitir, dijo, «que la seguridad esté por encima de cualquier cuestión», también la de quienes reciban a los turistas.

El Gobierno español decretó el cierre de fronteras terrestres el pasado 16 de marzo, en plena explosión de la pandemia, y desde entonces solo se permite acceder al país a los ciudadanos españoles, a los residentes en España, a los trabajadores transfronterizos, a quienes acrediten causas de fuerza mayor o situación de necesidad, y al transporte de mercancías.

El pasado 23 de mayo, cuando ya la pandemia estaba remitiendo, Sánchez anunció que a partir de julio se abrirán las fronteras a los visitantes extranjeros de forma segura.

Esta es una fecha que el Gobierno ha tenido que confirmar después de que la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, en un encuentro con corresponsales extranjeros, dijera que el próximo 22 de junio se eliminarían las restricciones a la movilidad para los residentes y en los tránsitos terrestres con Francia y Portugal.

UNA «PRUEBA PILOTO» CON TURISTAS ALEMANES

Antes de la apertura de fronteras, el Gobierno español valora la posibilidad de permitir la entrada al país de 6.000 turistas alemanes con destino a las Islas Baleares, en el Mediterráneo, a modo de «prueba piloto», la última quincena de junio.

El Gobierno regional balear anunció el jueves que tiene pactado con turoperadores, y casi cerrado, a falta de la autorización del Ministerio de Sanidad, un plan que supondrá «la llegada de un número importante de turistas a cada una de las islas».

Fuentes diplomáticas españolas precisaron hoy que los turistas provendrían de Alemania al tratarse de un país con unas condiciones epidemiológicas similares a las de España, por lo que permitiría poner a prueba las medidas de seguridad en frontera y de seguimiento de viajeros que España piensa imponer a partir del 1 de julio.

Las fuentes subrayaron el interés de España por que esas medidas, controles y criterios sean adoptadas por consenso de la Unión Europea, no solo para las fronteras interiores de la UE, sino especialmente para la apertura de las fronteras exteriores.

Se trata de un asunto que España impulsa desde hace unas semanas y que, aunque ha sido bien recibido por los socios europeos, todavía no se ha acordado, si bien las autoridades comunitarias están trabajando en ello.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,055FansMe gusta
37,526SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img