spot_imgspot_img

En peligro cosecha de granos básicos

Tegucigalpa (ProcesoDigital/Alejandro García) – El futuro de las cosechas de granos básicos en Honduras se encuentra amenazados, y con ello el abastecimiento de los alimentos en los hogares del país debido a un débil régimen de lluvias ya que las precipitaciones en las zonas productoras agrícolas se han retrasado.

– De mantenerse un invierno débil, la producción sería menor y el impacto lo sentirían las familias con precios más altos.

Lo anterior es señalado por productores agrícolas, así como se recoge en informes gubernamentales sobre la materia, donde coincidentemente se habla de un retraso en las lluvias para la cosecha de primera, una de las principales en el país.

De mantenerse la situación, la producción bajaría y ello impactaría en los precios de los granos básicos, los que sentirían las familias hondureñas.

La meta este año es lograr cultivar 12 millones de quintales de maíz.

El ciclo de primera es como se conoce a las siembras que se realizan del 15 de mayo al 15 de junio para maíz, frijol, arroz y sorgo. Aunque debido al tipo de lluvias, se cultiva más maíz en esta temporada, mientras en la cosecha segunda o postrera, las siembras se realizan de septiembre a octubre, de acuerdo a cada región agrícola, y de aquí la principal producción de frijoles.

La meta este año es lograr cultivar 12 millones de quintales de maíz, la mitad de la demanda nacional, del resto se obtiene de importaciones de maíz blanco de parte de la agroindustria, tres millones de quintales de frijol, la demanda nacional son dos millones de quintales y el resto se exporta. La producción de arroz se estima en 1.3 millones de quintales, apenas el 25 por ciento de la demanda y el resto debe importarse para cubrir las necesidades de las familias.

Falta de lluvias

Los productores del sector agro están alarmados ante la ausencia prolongada de lluvias en las zonas de siembra.

La situación actual de los productores de granos básicos es crítica debido a la falta de lluvias en los cultivos, que provocan que no exista una producción constante y con ello, pérdidas.

Los productores han venido manifestando durante las últimas semanas, la emergencia que hay en sus siembras por la ausencia de lluvia. Apenas hace un par de días, el servicio de meteorología ha anunciado lluvias que no necesariamente se prevén en zonas agrícolas productoras.

Informes de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), detallan que en los departamentos de Olancho, Valle, Choluteca, Yoro, Cortés y Santa Bárbara, “no ha iniciado la siembra de primera”, ya que el invierno en esas zonas se ha retrasado.  

En algunas regiones, hay productores que comenzaron a sembrar con el inicio de la temporada de lluvias, no obstante, han parado su cultivo por la interrupción de las precipitaciones, señala el reporte.  

La agricultura sucumbió tras el paso de dos tormentas tropicales que azotaron el país.

Mientras en el norte, especialmente en el Valle de Sula, uno de los principales motores de la economía, los cultivos fueron embestidos en noviembre por las tormentas Eta y Iota, no logran recuperarse debido cuyos efectos aun no permite que la zona se recupere.

Los cultivos de banano no han comenzado, ya que las tierras deben limpiarse primero, mientras la palma africana enfrenta bajos rendimientos.

En cuanto a los granos básicos, los cultivos son menores en la zona y todo el sector se encuentra amenazado porque el invierno se acerca y los bordos de contención de las aguas de los ríos Chamelecón y Ulúa todavía no están reparados.

Los campos bananeros del Valle de Sula quedaron debajo del agua tras el aumento caudal de los rios Ulúa y Chamelecón.

Ya se conocen de las primeras inundaciones con las leves lluvias en Cortés, que han dejado incomunicadas varias comunidades.

En otras zonas, los cultivos sufren de la falta de precipitaciones, vitales para el desarrollo de los granos.

Según datos de la SAG, la situación actual de la siembra de los granos básicos en algunos departamentos no es buena debido a la falta de lluvias.  

Proceso Digital tuvo acceso al tercer reporte del ciclo de primera 2021 de los granos básicos.

Riesgo en cultivo de la región sur

En otras zonas, los cultivos sufren de la falta de precipitaciones, vitales para el desarrollo de los granos.

En la zona sur, los cultivos de maíz, frijol y sorgo-maicillo corren el riesgo de perderse por completo, determinó la SAG.

En el caso de Choluteca, las áreas sembradas de maíz son de dos mil 250 manzanas, dos mil 080 manzanas de frijol y 550 de sorgo-maicillo.

Mientras que en Valle, el área sembrada de maíz es de 380 manzanas, 270 de frijol y 185 de sorgo-maicillo.

Atraso en las siembras por falta de lluvia

En algunas zonas se empezó la siembra de frijol, pero que ha tenido que interrumpirse porque el ritmo de las lluvias no es constante.

Asimismo, el reporte señala que las siembras en los departamentos de El Paraíso, Olancho, Colón, Yoro y Cortés están atrasadas o no han empezado por la falta de lluvias.

En Olancho, la SAG analizó que las siembras de maíz y frijol están atrasadas porque las precipitaciones no han sido uniformes. Se han sembrado seis mil manzanas de maíz y mil de frijol.

El reporte especifica que en algunas zonas se empezó la siembra de frijol, pero que ha tenido que interrumpirse porque el ritmo de las lluvias no es constante.

Mientras que en El Paraíso, las 500 manzanas de maíz sembrado están bajo lo establecido por los productores, ya que esperan que el invierno se establezca, puntualiza el informe.

En los departamentos de Cortés, Colón, y Yoro, no han empezado la siembra de primera por falta de lluvias.

Se prevén más pérdidas

Dulio Medina

El presidente de la Asociación Nacional de Agricultores y Productores de Granos Básicos de Honduras (Prograno), Dulio Medina, estimó que de no llover las pérdidas de los cultivos serían más graves.

En conversación con Proceso Digital, señaló que la presencia de lluvias en las zonas de cultivos ha sido esporádica y que ha ocasionado pérdidas.

“En Olancho se había sembrado más de cuatro mil manzanas; en Yoro, entre Morazán y El Negrito se había sembrado un poco más de 200 manzanas, igual en la zona de El Paraíso”, detalló.

Medina destacó que en El Paraíso la siembra ha sido a través del sistema de riego y eso evitará que las pérdidas sean mayores.

Comentó que la información obtenida a través del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos Oceánicos y Sísmicos (Cenaos), la presencia de lluvias será desde la fecha hasta el 28 de junio.

Posteriormente, se instala la canícula con lluvias esporádicas el 15 de julio, pero las precipitaciones volverán en septiembre y octubre, vaticinó.

Asimismo, Medina lamentó que para enfrentar la canícula, las zonas de siembra ocupan sistema de riesgo, pero que actualmente no los poseen.

“Las estadísticas y las esperanzas son bastante limitadas”, definió Medina.

Reservas de granos

El IHMA dispone de una reserva estratégica de 76 mil quintales de frijol y 79 mil quintales de maíz.

El gobierno anunció que para hacer frente a una eventual baja cosecha de granos básicos, cuenta con la reserva suficiente de los silos del Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (IHMA).

El IHMA dispone de una reserva estratégica de 76 mil quintales de frijol y 79 mil quintales de maíz; con esta reserva, más la producción que se puede obtener de la primera, hay abastecimiento hasta para el mes de marzo 2022, según la institución.

El consumo nacional de frijol se estima en cinco mil quintales diarios.

Precios

El consumo nacional de frijol se estima en cinco mil quintales diarios.

Los productores estiman que los precios este año sufrirán alza porque se deben reflejar los incrementos en las materias primas como el saco de urea y otros agroquímicos.

De hecho en las últimas semanas se han reportado desde los mercados, incrementos en los precios de maíz y frijoles. (AG)

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,735SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img