spot_imgspot_img

El narco y su estrecha relación con el poder local

Tegucigalpa – Más de una decena de alcaldes hondureños figuran por sus vínculos con el crimen organizado y el narcotráfico, de acuerdo a procesos e investigaciones de autoridades nacionales y estadounidenses.

– En el Triángulo Norte de Centroamérica ha sido denominador común la colusión de alcaldes con la narcoactividad.

– Recién el MP presentó el caso del edil de Talanga, Roosvelt Avilez, señalado de lavar más de 300 millones de lempiras de fondos provenientes del tráfico de drogas.

Desde gobiernos municipales se ha tejido una alianza con capos de la droga que han utilizado sus territorios para el tránsito de estupefacientes y otras actividades ligadas al mundo del crimen.

El presente siglo ha estado impregnado de investigaciones, detenciones, juicios y “secretos a voces” en los que se narran alianzas entre jefes de gobiernos municipales y hampones de la droga, especialmente en el llamado corredor de la narcoactividad en Honduras.

Las relaciones han quedado evidenciadas en acusaciones presentadas en tribunales internacionales, testimonios de capos de la droga en cortes estadounidenses y procesos judiciales en Honduras.

El tráfico de drogas, testaferrato, peculado, sicariato, lavado de activos, violencia doméstica, ligues con pandillas y otros delitos son parte del entramado que resulta de esta unión del mal entre ediles y jefes del crimen.

Los Valle Valle hicieron alianzas con varios alcaldes del occidente de Honduras. En las elecciones de noviembre de 2013 resultó electa como vicealcaldesa de Florida, Copán, Mayra Lemus, esposa del capo Luis Alonso Valle Valle.

Desde las acusaciones del malogrado zar antidrogas Alfredo Landaverde, que avizoraba decenas de narcoalcaldes en Honduras, hasta los intrépidos señalamientos del exdiputado y ahora asesor presidencial Marvin Ponce, quien sostenía que las relaciones de los jefes municipales con el narcotráfico eran evidentes y de sobra conocidas en el país.

Por aquel entonces, entre 2010 y 2014, el país encabezaba el ranking como la nación más violenta del planeta y los cárteles operaban a vista y paciencia de las autoridades locales. En los corridos se sabía de las relaciones entre el poder municipal y los jefes de la droga, pero nadie se atrevía a poner nombre y apellido a estas alianzas criminales.

Más de una década ha pasado y las evidencias tan solo demuestran esa realidad en la que ha estado sumergido el país y que de a poco sigue agregando oscuros episodios de la relación existente.

EEUU inició el hilo con Urbina y AA

En tribunales estadounidenses fue acusado por narcotráfico el alcalde hondureño Alexander Ardón (El Paraíso, Copán), a quien se le señaló como un poderoso jefe del cartel AA.

En enero de 2019, la justicia de Estados Unidos acusó al exalcalde hondureño Amílcar Alexander Ardón Soriano por delitos de tráfico de drogas a gran escala.

Ardón Soriano fue alcalde de El Paraíso, Copán, entre aproximadamente 2000 y 2015, incluso en momentos en que actuaba como jefe edilicio realizó actividades de tráfico de drogas a gran escala con transportistas ubicados en Colombia, Honduras, Guatemala, México y otros países, de acuerdo a documentos de Washington.

El exalcalde de El Paraíso (Copán) Alexander Ardón y el exvicealcalde de Gracias (Lempira), Mario José Cálix, fueron acusados por narcotráfico en EEUU en el mismo expediente.

AA se convirtió en el segundo exalcalde hondureño acusado en el Distrito Sur de Nueva York por delitos relacionados con el narcotráfico. En julio de 2018, Arnaldo Urbina Soto exalcalde de Yoro, Honduras, fue señalado en una acusación por conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos y delitos relacionados con armas de fuego.

En la acusación que incluyó a AA, también fue señalado Mario José Cálix Hernández, exvicealcalde de Gracias, Lempira. Éste fue acusado por tres cargos: (1) conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos, (2) usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos durante, y poseer ametralladoras y destructivos dispositivos para promover la conspiración para la importación de cocaína, y (3) conspiración para usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover la conspiración de importación de cocaína.

El liberal Leopoldo Crivelli y el de Libre Adán Fúnez también han salido a relucir en juicios de EEUU.

Alcaldes mencionados en juicios de EEUU

En los juicios que se ventilan en tribunales de EEUU y que tienen que ver con capos de la droga también han salido a relucir los nombres de los alcaldes hondureños Adán Fúnez (Tocoa) y Leopoldo Crivelli (Choloma).

Recientemente el capo Geovanny Fuentes Ramírez contó la manera que financió la campaña de Crivelli. El edil cholomeño tiene juicios abiertos en Honduras por presunta corrupción.

También Adán Fúnez ha negado vínculos con Los Cachiros tras menciones en juicios de NY.

Escuetamente se han mencionado otros jefes edilicios hondureños en relatos de implicados por narcotráfico en EEUU.

El edil de Roatán, Jerry Hynds hace unas semanas fue procesado por traficar más de dos toneladas de cocaína, pero en la audiencia inicial el juez le decretó sobreseimiento provisional.

Acusados en Honduras

En marzo de 2015 las autoridades aseguraron bienes al entonces alcalde de San Francisco, Atlántida, Enrique Alejandro Matute Meza, a quien se le acusó por delitos de criminalidad organizada.

Matute Meza fue acusado por tráfico de drogas y armas, así como lavado de activos.

En las elecciones de noviembre de 2013 resultó electa como vicealcaldesa de Florida, Copán, Mayra Lemus, esposa del capo Luis Alonso Valle Valle. La mujer nunca fue acusada en Honduras, pero era la segunda al mando de la corporación edilicia que encabezó Rember Cuestas Valle, primo hermano del clan Valle.

(LEER) Detienen al alcalde de Roatán durante incautación de 2,000 kilos de coca

Hace unas semanas, el Ministerio Público acusó al alcalde de Roatán, Jerry Hynds, por tráfico de drogas.

Luego de someterse a las primeras audiencias judiciales, un juez con jurisdicción nacional dictó sobreseimiento provisional en favor del alcalde Hynds.

Tras la liberación de Hynds, el Ministerio Público tiene cinco años para aportar nuevos elementos de prueba para ordenar la continuación del proceso penal.

Talanga sacudida

Recientemente se conoció la acusación contra el alcalde de Talanga, Roosevelt Eduardo Avilez y cuatro personas de su entorno familiar, a quienes la Fiscalía señala de lavar más de 300 millones de lempiras provenientes del narcotráfico.

Avilez en varias oportunidades fue acusado por miembros de su corporación municipal de ejecutar acciones delictivas.

Este jefe edilicio ya se sometió a la audiencia inicial y el juez decretó formal procesamiento con prisión preventiva para él y su esposa, así como tres miembros más de su entorno familiar.

Los cinco acusados fueron detenidos mediante la Operación REAL, ejecutada el lunes anterior a través de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) y la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN). Los suponen responsables del delito de lavado de activos, razón por la que se les aseguraron 131 bienes inmuebles, 43 vehículos y tres sociedades mercantiles, bienes que están siendo puestos a la orden de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI) y por lo que simultáneamente se ejecutaron 11 allanamientos de morada y cuatro inspecciones a negocios, acciones emprendidas en las ciudades de Tegucigalpa, Talanga, San Pedro Sula y Puerto Cortés.

Los últimos alcaldes de Talanga, Roosvelt Avilez y Neftalí Mejía han sido procesados por criminalidad organizada.

Avilez -que tiene varios periodos como alcalde- buscó la reelección en los comicios primarios de marzo pasado, pero fue derrotado por su hijo que lleva el mismo nombre.

Roosvelt Avilez enfrentó un proceso penal hace unos años por delitos de corrupción pública.

Hace unos años, mediante la Operación Avalancha, el Ministerio Público también imputó al entonces alcalde talangueño, Jorge Neftaly Romero, procesado y condenado por su vínculo con maras y pandillas.

Luego de permanecer varios años preso, en agosto de 2018 Neftaly Romero recobró su libertad al ser absuelto por la justicia.

El exalcalde de Juticalpa, Ramón Sarmiento, fue condenado por delitos relacionados con armas y ya recuperó la libertad.

Ediles condenados en Honduras

En Honduras varios son los alcaldes condenados por otros delitos, entre ellos: Ramón Sarmiento, José Adalid González Morales, Santos Gabriel Elvir Arteaga y Jairón Aroldo Chinchilla Carrillo.

Ramón Sarmiento, exedil de Juticalpa, fue condenado por la justicia por la comisión de tres delitos: posesión de arma comercial, almacenamiento de municiones de guerra y uso de documentos falsos, en perjuicio de la seguridad interior del Estado de Honduras y la fe pública en 2017. En septiembre de 2020, el exalcalde quedó en libertad bajo la medida de preliberación.

En diciembre de 2019, la justicia condenó a 13 años cuatro meses de cárcel al exalcalde de Sulaco, José Adalid González Morales, por el delito de asociación ilícita al igual que a siete personas más implicadas en este mismo caso.

De su lado, el exedil de Jocón, Santos Gabriel Elvir Arteaga, fue acusado de liderar una banda de criminales conocida como “Los Solís”.

Aunque se le acusaba por la comisión de los delitos de sicariato, robo de ganado, asesinato y otros, en abril de 2016 un juez con jurisdicción nacional le dictó sobreseimiento provisional.

El exalcalde del municipio de San Fernando, Ocotepeque, Jairón Aroldo Chinchilla Carrillo fue otro que se le señaló por asesinato en perjuicio de tres personas.

A Chinchilla se le acusó de ser cabecilla de la banda de “Los Carrillo”.

PD

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img