spot_imgspot_img

Coyotes y caravanas, el auge de una combinación letal para migrantes

Tegucigalpa (Proceso Digital / Departamento 19 / Isis Rubio) – Ni los riesgos de los contagios, ni las muertes que genera la creciente ola de coronavirus en la ruta migratoria, detienen las estrategias de los “coyotes”, como se conoce a los traficantes de personas, que ahora apuestan a las caravanas como otro recurso para movilizar a migrantes que huyen del Tríangulo Norte en su ruta hacia los Estados Unidos, en busca de oportunidades de una vida digna.

Los coyotes (traficantes de personas), siguen intentando hacer de las suyas, engañando a los migrantes de Guatemala, Honduras y El Salvador, impulsando a las personas a unirse a caravanas para cruzar tierras guatemaltecas y mexicanas hasta llegar a los EE. UU. Todo lo hacen desde cuentas anónimas en redes sociales.

Así, nuevamente citan a una nueva caravana migrante que, según anuncian anónimamente, estaría partiendo del norte de Honduras el próximo 31 de julio.

Muchos de los hondureños que parten en la ruta migratoria son engañados y estafados por los “coyotes” o “polleros”, que los dejan abandonados a mitad de camino o les entregan a organizaciones criminales en México donde les usan de “mulas” el narcotráfico, les entrenan para sicarios y para otras tareas dentro de organizaciones criminales. Uno de los mayores riesgos al que se enfrentan, especialmente las mujeres, es a la trata humana y a la prostitución.

Casos como el de   Sara Menéndez,  que fue encontrada sin vida en un desierto de Malpurrias en Texas, es uno de los que ha estremecido la conciencia social en el país.

El caso de la desafortunada Sara, cuenta su hermana Julia Menéndez, en conversación con Proceso Digital, inicipó cuando su pariente pagó a un coyote para que la trasladará hasta el país norteamericano, sin embargo ella perdió la vida, los trámites de repatriación de su cuerpo aún están en proceso por parte de las autoridades de la Cancillería.

Las caravanas están integradas mayormente por personas jóvenes, asimismo por núcleos familiares los cuales llevan niños pequeños y otros cargando hasta recién nacidos, la mayoría afectados por el paso de los fenómenos naturales Eta y Iota.

Para iniciar su periplo en las caravanas, los viajeros deberán cumplir con los protocolos de bioseguridad que exigen las autoridades aduaneras y de migración por la pandemia del COVID-19.

Mientras el nuevo anuncio de una caravana ha generado que  las autoridades de Guatemala y México se apresten a impedir el paso de los migrantes que lo hagan de forma irregular.

Coyotes los más beneficiados

A criterio del presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras, Hugo Maldonado, las caravanas migratorias son un negocio de los coyotes (traficantes de personas) que se aprovechan de los connacionales que buscan salir del país, “ellos son los más beneficiados”.

“Los coyotes que trasladan personas hacia el país del norte (Estados Unidos), hacen sus propias campañas para las personas que sufren el flagelo de la violencia, de la criminalidad y no tienen oportunidades; les ponen la carnada y dicen vámonos”, aseveró.

El problema es que las caravanas han sido el enganche para camuflajear a los clientes más otras personas que emigran ante la necesidad social que tiene en el país, dijo el defensor de DDHH a Proceso Digital, al tiempo que reiteró su cuestionamiento al financiamiento de las mismas.

Maldonado pidió a la población a no caer nuevamente en la convocatoria a esta nueva caravana ya que muchos dejan lo poco que tienen para perder la vida en la ruta migratoria.

Trabajo conjunto para identificar traficantes

En las diferentes reuniones sostenidas en el presente año entre autoridades de Honduras y Estados Unidos acordaron que trabajarán en la identificación de redes que operan en el tráfico de migrantes y los que promueven las caravanas hacia ese país norteamericano.

Las autoridades estadounidenses en las reuniones han dejado entre ver su compromiso e interés de seguir trabajando con Honduras sobre el tema migratorio, en la identificación y desarticulación de las redes de traficantes y por el bienestar de la población.

Asimismo, la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris ha hecho diferentes llamados a los migrantes centroamericanos y de otros países a no movilizarse. 

No vengan, no serán recibidosdijo Harris, refiriéndose a los migrantes del Triángulo Norte centroamericano que buscan llegar a la Unión Americana. Su expresión fue enfática durante su mensaje esencial, en su primera visita internacional en el cargo de segunda al mando del Ejecutivo estadounidense, en su visita a Guatemala.

Solo situación positiva de país puede frenar caravanas

De acuerdo con el economista Rafael Delgado, las caravanas de migrantes que se originan en Honduras solo pueden ser frenadas con un mejoramiento en la situación política y económica del país.

“No hay nada que la pueda parar, excepto una situación, económica, política y social positiva en el país”, declaró a periodistas en Cortés el economista hondureño.

De lo contrario vaticinó que los procesos de migración continuarán por los siguientes años pese a las medidas militares que los países puedan emprender.

Simplificó que los migrantes solo buscan mejores condiciones de vida que las que les ofrece su país de origen.

 Al respecto exhortó al gobierno hondureño generar las condiciones para la creación de empleo y con ello prevenir la migración irregular.

No obstante, consideró que esto solo es un paliativo a la actual situación del país, se debe trabajar en otros temas como seguridad alimentaria, agregó.

Recordó que cuando la gente en el campo enfrenta dificultades emigra a la ciudad y posteriormente al extranjero.

145 hondureños son deportados a diario

Las deportaciones de hondureños desde Estados Unidos, México y el área centroamericana no cesan, a pesar de la pandemia, desde enero al 25 de julio se reportan 29 mil 929 connacionales repatriados, lo que representa que en promedio diariamente 145 compatriotas son retornados al país.

Según cifras del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigho), en poder de Proceso Digital establecen que en enero se registraron dos mil 903 deportaciones; en febrero cuatro mil 125; en marzo seis mil 112; en abril se reportan cuatro mil 669; en mayo cinco mil 645; en junio cuatro mil 511 y hasta el 25 de julio suman mil 961.

Desde Estados Unidos han sido deportados dos mil 580 hondureños, entre ellos dos mil 412 hombres, 145 mujeres, 10 niños y 13 niñas.

Por su parte, México se ha convertido en el país que más hondureños deporta, sumando 26 mil 979, de los cuales 22 mil 143 son hombres, dos mil 563 mujeres, mil 552 niños y 721 niñas.

Asimismo, los datos establecen que del área centroamericana han sido retornados 366 hondureños, de los cuales 121 son hombres, 35 mujeres, 150 niños y 60 niñas.

Igualmente, las autoridades reportan una mujer deportada desde Europa. IR

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,518SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img