spot_imgspot_img

La Policía en otra encrucijada por la muerte de universitario

Tegucigalpa – La muerte del joven Erick Vallecillo, presuntamente a manos de policías en un retén en Tocoa, Colón, Caribe de Honduras, vuelve a poner en relieve a la Policía hondureña, y sus presuntos vínculos en crímenes y violación de derechos humanos.

– En el primer semestre de este año, se reportan 1 mil 654 denuncias contra policías, indican los reportes de Didadpol.

– El cambio de versión entre policías ligados al hecho y los videos recogidos en la escena, son parte de las pericias que ayudan en las diligencias que realizan fiscales y agentes de la ATIC

Una bala traspasó el vidrio trasero del vehículo en que se conducía el joven universitario, perforó el respaldo del asiento e impactó en su cabeza ocasionándole la muerte, indican los informes del Ministerio Público.

La muerte violenta del estudiante, quien estaba a punto de culminar su carrera de derecho, ocurrió cuando supuestamente él se negó a hacer el alto en un retén policial, debido a ello, varios agentes policiales comenzaron a perseguirlo para detenerlo, hasta que llegaron al punto de disparar para frenarlo.

Proceso Digital conoció que la principal hipótesis de fiscales y detectives de la Agencia de Investigación Criminal (ATIC), apunta a que la muerte del joven el pasado fin de semana en Tocoa, fue producto de la acción de agentes policiales.

“Aún y si este joven hubiera desobedecido el llamado de parada en el retén, nunca tuvieron que disparar”, reflexionó la fuente oficial.

Asimismo, reveló que existen contradicciones en las versiones de los policías que han declarado sobre el suceso e indicó que uno de los agentes cambió su primera declaración para externar una nueva, completamente desmarcada de la inicial.

(VER) Investigan muerte de estudiante de Derecho que se negó a hacer el alto en retén en Colón

La muerte de un estudiante universitario a manos de miembros de la Policía Nacional, es investigada.

Las investigaciones establecen que un policía cambió su testimonio inicial y una de las nuevas teorías que buscan hacer prevalecer es que, “sujetos desconocidos a bordo de motocicleta dispararon en contra del vehículo que era conducido por Vallecillo y que de esa forma le habrían ocasionado la muerte”, dijo la fuente que prefirió el anonimato.

Igualmente, fuentes fiscales han asegurado que las versiones de testigos protegidos han sido claves para afirmar que, si bien es cierto el joven no quiso detenerse ante el llamado de la autoridad, éstos lo siguieron y le dispararon.

Fue así como uno de los disparos atravesó el vidrio trasero y el respaldar del asiento del motorista y un impacto de bala pegó en la cabeza del joven, lo que le provocó la muerte en forma inmediata.

Otro elemento que no ha sido considerado por la Policía es la existencia de videos realizados desde cámaras en la zona, donde se aprecia a detalle lo que realmente ocurrió y que serán pruebas fundamentales que se aportarán los tribunales competentes, según detallan detalles de la investigación fiscal.

Indignación

La muerte violenta del estudiante, quien estaba a punto de culminar su carrera de derecho, ocurrió cuando supuestamente él se negó a hacer el alto en un retén policial.

El suceso que cobró la vida del estudiante de la carrera de derecho ha generado indignación, por lo que familiares, amigos y sociedad en general exigen que se investiguen los acontecimientos para castigar a los responsables del hecho.

En ese contexto y en medio de la rabia, dolor e impotencia los restos del joven, quien gozaba de mucha simpatía por su don de gente, fueron enterrados este miércoles.

(VER) Crímenes emblemáticos que involucran a las fuerzas de seguridad en Honduras

“Poli-sicarios mataron a mi hijo”

En sus declaraciones, en medio del dolor de perder un hijo, hizo un llamado. “Señor Fiscal General, señor Fiscal Adjunto, demuestren que no son más de lo mismo, ordenen una investigación exhaustiva y caiga quien caiga métanlo a la cárcel”, clamó.

Pese a la pandemia fue nutrido el acompañamiento en el sepelio del joven y decenas de personas le manifestaron el último adiós.

Disney Vallecillo, padre del malogrado estudiante, dijo que su hijo nunca se corrió porque estudiaba derecho y conocía perfectamente las leyes.

“Erick no se corrió, la Policía lo mató por la espalda, él no se corrió porque era abogado y sabía que no debía a correrse porque era ilegal”, dijo entre lágrimas el apesarado hombre.

En sus declaraciones, en medio del dolor de perder un hijo, hizo un llamado. “Señor Fiscal General, señor Fiscal Adjunto, demuestren que no son más de lo mismo, ordenen una investigación exhaustiva y caiga quien caiga métanlo a la cárcel”, clamó.

El consternado hombre, señaló: “Colón se ha llenado de narco-policías, en Colón se ha llenado de poli-sicarios, en Colón se ha llenado de poli-extorsionadores, por favor órganos del Estado, protejan al pueblo y basta de corrupción. Castiguen a los poli-sicarios que mataron a Erick Vallecillo porque enlutan la familia”.

Denunció que muchos policías se apostan en las calles para extorsionar a la gente y ahora ya no se conforman con 500 lempiras de “mordida”.

(VER) Investigan supuesta violación de menor en interior de una posta policial en SPS

Didadpol investiga

Marcela Amaya, (Didadpol)

De su lado, la encargada interina de la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didadpol), Marcela Amaya, aseguró que investigan el suceso donde resultó muerto el joven Erick Vallecillo en el Caribe de Honduras.

“Una vez que aperturamos la denuncia se hace una investigación preliminar, estas diligencias son para conocer la veracidad de los hechos e identificar qué miembros policiales pueden estar involucrados”, explicó.

Sin ofrecer mayores detalles, refirió que las diligencias están en proceso de investigación y por lo tanto no puede ahondar en las mismas.

Detalló que, en el primer semestre de 2021, registraron 1 mil 654 denuncias contra miembros de la carrera policial, las que provienen de la misma Policía Nacional, ciudadanía y organizaciones de sociedad civil.

La mayoría de las denuncian ocurren en Francisco Morazán y Cortés, donde hay mayor cantidad de efectivos policiales asignados.

Especificó que se han enviado al Ministerio Público al menos 26 expedientes que involucran a agentes del cuerpo del orden.

La principal causa por la que se denuncia a los policías es por el abandono de labores, también por situaciones relacionadas al cumplimiento del servicio. Este caso ocurre exactamente seis meses después que la joven estudiante de enfermería Keyla Martínez fuera encontrada sin vida en el interior de una posta policial en La Esperanza, Intibucá, caso por cual guarda prisión un agente y que próximamente irá a juicio. (JS)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,518SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img