spot_imgspot_img

“Impolutos” y “Señalados”, la distante alianza de la oposición

Tegucigalpa (Especial Proceso Digital)– Salvador Nasralla y Luis Zelaya, denominados los “impolutos”, y Manuel Zelaya y Yani Rosenthal, tildados como los “señalados”, comienzan este lunes una jornada para tejer la unidad de la oposición, que a juicio de los participantes, analistas y activistas, es la única opción segura de enfrentar triunfalmente a Nasry Asfura  y su gobernante Partido Nacional, de cara a las elecciones generales de noviembre próximo, para elegir al sucesor del actual gobernante Juan Orlando Hernández.

Tanto Nasralla como Luis Zelaya llaman a Manuel Zelaya y a Yani Rosenthal los “señalados” porque sus nombres salen  a relucir  en las cortes de Nueva York en juicios vinculados al narcotráfico. “Son lobos de la misma loma”, les ha tildado Nasralla.

De su lado, los cuestionadores del discurso y accionar de Salvador Nasralla y Luis Zelaya les denominan los “impolutos” porque según ellos, sus vidas y carreras no tienen mácula.

El debate entre “impolutos” y “señalados” ha maniatado al bando opositor, pero la declaratoria oficial de los ganadores en los comicios internos realizada por el Consejo Nacional Electoral activó el reloj para que pueda forjar una coalición electoral.

El calendario del proceso electoral fija a la oposición un poco más de un mes para crear una alianza de partidos ya sea esta general o parcial.

Llamado a unidad

Xiomara Castro convocó a los líderes opositores a dar los primeros pasos para crear un frente común.

Para este lunes, la candidata presidencial del Partido Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro, convocó a los líderes opositores Salvador Nasralla, Luis Zelaya, Yani Rosenthal y otros a dar los primeros pasos para crear un frente común que permita enfrentar a Asfura y a los nacionalistas, que evidenciaron en las elecciones primarias ser todavía el partido político a vencer, a pesar de los casi 12 años continuos de poder.

Las tres principales agrupaciones opositoras, Libre, Partido Liberal y el Partido Salvador de Honduras (que impulsa Nasralla), por si solas es difícil que venzan al nacionalismo, sí acuden separado a los comicios, admitió al expresidente Manuel Zelaya.

Manuel Zelaya aceptó que solo las tres fuerzas unidas son capaces de presentarse a las elecciones y con ello vencer a Asfura y desalojar al Partido Nacional de la Casa Presidencial.

Esa opinión es compartida por los principales analistas políticos del país, mientras las redes sociales arden con las posiciones de los activistas, militantes y ciudadanos en general que propugnan una alianza opositora única.

La moral los divide

Luis Zelaya es del criterio que no puede unirse con líderes o facciones cuestionadas.

Pero las elecciones primarias y los juicios en Nueva York contra personas acusadas de narcotráfico dividieron a la oposición política.

El bando considerado “impoluto” y que ellos se autodenominan como honestos, considera que no es viable una alianza entre personas que propugnan sacar a los nacionalistas, cuyo partido es señalado por fiscales de Estados Unidos de haber sido financiado por carteles de la droga.

En ese sentido en las elecciones primarias en el Partido Liberal, Luis Zelaya, luchaba por alzarse con la candidatura presidencial de su agrupación y luego forjar una alianza con Salvador Nasralla, en lo que denominó “Alianza de la honestidad”.

Zelaya encabezó una campaña contra su principal opositor interno Yani Rosenthal, quien recientemente pagó una condena de más de tres años de cárcel tras declararse culpable de un cargo por vínculos con el denominado cartel de “Los Cachiros”.

En los juicios de Nueva York, también se mencionó al actual mandatario Juan Orlando Hernández, así como a los expresidentes Manuel Zelaya y Porfirio Lobo Sosa. Los tres negaron cualquier vínculo con los traficantes de drogas y de haber recibido dinero de los mismos.

Tras los comicios, Zelaya dijo que no reconocía el triunfo de Rosenthal y acusó que se cometió fraude contra su movimiento.

“Impolutos” rechazan diálogo

Yani Rosenthal recientemente pagó una condena de más de tres años de cárcel.

A la convocatoria hecha por Xiomara Castro, Rosenthal confirmó su asistencia de forma inmediata, indicando que la unidad opositora es vital para sacar a los nacionalistas del poder.

Pero tanto Nasralla como Zelaya rechazaron acudir a la misma, indicando que no pueden sentarse en la misma mesa con los “señalados” en los juicios en Nueva York.

Nasralla y Zelaya abogan por la Alianza de los honestos y han convocado a la misma a los precandidatos perdedores en Libre, Nelson Ávila y Wilfredo Méndez. También Xiomara Castro les ha convocado.

Indicaron que cualquier alianza pasa por tener en las misma personas que no sean vinculados a los carteles de la droga o a juicios internos por corrupción en Honduras.

De manera que el reloj electoral corre en contra de una oposición que no evidencia opción de unir sus fuerzas políticas.

Igualmente la oposición tiene en contra el calendario de una reforma o una nueva ley electoral que permita una segunda vuelta, lo que resolvería el problema de la unidad en esta primera fase, ya que en un balotaje lograría que el candidato que pase a la vuelta capte todo el arco de la oposición contra los nacionalistas.

Candidato

Las tres principales agrupaciones opositoras, por si solas es difícil que venzan al nacionalismo si acuden separado a los comicios, admitió al expresidente Manuel Zelaya.

Otro problema que enfrenta una alianza electoral opositora de Libre y Rosenthal del liberalismo es quién sería el candidato opositor.

Zelaya ha marcado la cancha de futuras negociaciones al señalar que la candidata debe ser su esposa Xiomara Castro por ser la precandidata que obtuvo más votos en los comicios internos.

Por su lado Rosenthal ha recordado que el liberalismo se transformó en la segunda fuerza política más votada en las elecciones internas de marzo pasado.

Dos contra nacionalistas

De manera que la oposición tiene la opción de presentar dos polos en las elecciones generales de noviembre próximo para escoger al sucesor de Hernández, renovar las 128 bancas del Congreso Nacional y los 298 gobiernos municipales.

Una encabezada por la unidad Libre-Liberal y otra por Nasralla con el grupo de Zelaya del liberalismo.(PD)

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,123FansMe gusta
37,800SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img