spot_img

Extradición de “El Tío” rememora legendario cartel de Los Montes

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – El Tío” se convirtió en una de las piezas claves en el tráfico de cocaína en Centroamérica ligado a carteles colombianos y mexicanos precedido por la negra herencia de su apellido, de rancio abolengo en el mundo del crimen.

– “El Tío” se convierte en el hondureño número 17 en ser extraditado a Estados Unidos por delitos de narcotráfico.

Tráfico de armas para las narcoguerrillas en Colombia, transporte de cocaína hacia el norte y lavado de activos en Centroamérica son parte del catálogo de delitos de esta poderosa organización que nació en los años 80 con Pedro García Montes como su jefe primigenio para luego empezar a hilvanar un tejido en el cual muchos de sus familiares han sido protagonistas hasta la actualidad.

Este martes Honduras extraditó al hondureño Arnulfo Fagot Máximo, alias “El Tío”, hacia Estados Unidos, quien se convierte en el décimo séptimo nacional vinculado al hampa y al narcotráfico entregado para enfrentar la justicia norteamericana. El connacional salió en un jet privado desde Tegucigalpa hacia el país del norte del continente.

el tio a la USAEn medio de un fuerte dispositivo de seguridad, integrado por policías militares y de otras fuerzas del orden, Máximo fue trasladado desde las instalaciones del Primer Batallón de Infantería en la aldea Las Tapias hacia la Base Hernán Acosta Mejía donde un avión privado con agentes estadounidenses le esperaba para ser trasladado hacia Estados Unidos donde es acusado por conspirar para introducir drogas a ese país.

El connacional es solicitado por el estado de Virginia por suponerlo responsable de participar en una conspiración para importar droga hacia Estados Unidos.

Previo a la extradición en las instalaciones militares donde el presunto capo se encontraba recluido, se observaron los clásicos movimientos que indicaban que se iba a ejecutar una expatriación y la información entorno a su envió al norte del continente transcendió mediáticamente desde las 5:00 de la mañana.

TRASLADO

Captura

Arnulfo Fagot Máximo fue detenido  el 27 de agosto de 2017 el barrio San José, departamento de Gracias a Dios, lugar donde residía.

“El Tío” era parte de Clan Bodadilla, en el que figura Noé Montes, alias “Tom”, quien ya fue expatriado a EEUU.

el tio2Del clan Bobadilla Estados Unidos pidió para extradición a varios integrantes.

En septiembre del año pasado  se conoció el pedido de extradición para Erlinda Ramos Bobadilla, alias “Chinda”; Alejandro Montes Bobadilla, alias “Pimpi”; Juan Carlos Montes Bobadilla, alias “Mono”; Noé Montes Bobadilla, alias “Ton”; José del Tránsito García, alias “Pipo”; y Arnulfo Fagot Máximo, alias “El Tío”, todos éstos de un clan familiar. Además de Rafael Eduardo Cáceres Soto y José Mauricio Castillo Zanabria.

max

La Ley de los Montes

El solo apellido Montes, de acuerdo a los reportes de investigación, es un referente de narcotráfico nacional e internacional desde los años 80, con la mención de Pedro García Montes vinculado a los carteles de las drogas de Colombia.

Por ello, la extradición en septiembre pasado de Noé Montes Bobadilla volvió a suscitar la atención pública, ya que Pedro García Montes, fundador de la organización mafiosa, de acuerdo a reportes de autoridades colombianas, era el jefe de pagos del Cartel de Cali, cargo que obtuvo tras 15 años de trabajar con la organización criminal en el trasiego de drogas hacia Estados Unidos y México usando a Honduras como país de tránsito.

En esa época, Pedro García Montes obtuvo su ciudadanía colombiana, país en el que permanecía mayormente.

Pedro GarciaViajes a Honduras eran constantes por las actividades de su grupo criminal, y según agentes que han desentrañado y seguido el hilo de la organización Honduras era el punto de coordinación de las entregas de la droga.

Asimismo, los agentes que especializados en este caso, detallan que los pagos por droga se retornaban con armas gruesas destinadas a los grupos irregulares en el sur del continente, especialmente a Colombia.

Pedro García Montes fue apresado en Honduras a inicios de este siglo, en el 2001 específicamente. Entonces se le señaló por lavado de activos, cuando su fachada era de comerciante de langosta.

Pero entonces, sin lógica alguna, el capo recobró su libertad y de nuevo retornó a Colombia. Poco después se le incautaron bienes en Honduras, especialmente en la zona central y sur donde en una propiedad se encontró un arsenal protegido bajo tierra, además de propiedades y bienes inmuebles. En 2007, esos bienes fueron recuperados por la familia del criminal, amparada en la orden de un juez.

Fue entonces que con el amparo de las autoridades hondureñas, especialmente de la Policía, Pedro García involucró a su primo Alex Adán Montes Bobadilla en sus actividades ilícitas, según estos reportes.

Pero como suele ocurrir en el mundo del narcotráfico, la vida de Pedro Montes acabó pronto. Fue el 15 de julio de 2004 cuando fue asesinado en la localidad de Bocagrande, en Cartagena, Colombia, mientras caminaba despreocupado.

Los medios de prensa informaron entonces que en el asesinato de Pedro García Montes participaron tres personas ligadas a un cartel rival, a quienes les pagaron 20 millones de pesos colombianos, equivalente a 150 mil lempiras.

El primo de Pedro García Montes, Alex, comenzó a viajar a Colombia bajo las identidades de José Luis Cervantes y Moisés Gómez Mejía, de acuerdo a las fuentes. Su trabajo mafioso era el de recibir los cargamentos de drogas que le enviaba Pedro, pagaba con armas y regulaba el traslado de las drogas hacia Estados Unidos. Alex inicia su actividad en 1998, encargado de coordinar las lanchas rápidas, lavar dinero y regular el transporte de drogas hacia el norte.

Los reportes del Ministerio Público indican que casi de inmediato se incorporan al quehacer del cartel sus hermanos Juan Carlos, Alejandro y Noé Montes Bobadilla, quien fue extraditado a EEUU en septiembre de 2017. Igualmente, su prima Erlinda Ramos Bobadilla, sobre quien existe una solicitud de extradición.

Alex Adán Montes

En noviembre de 2014 se confirmó el deceso de Alex Adán Montes Bobadilla, luego de padecer una enfermedad terminal.

Cabe recordar que la exjueza María Elena Fonseca determinó la liberación de Montes Bobadilla en base a que consideró que se encontraba enfermo en fase terminal, pero la Fiscalía General había refutado la medida, aduciendo que él estaba en buen estado de salud.

Alex MontesAlex Adán Montes Bobadilla.El narcotraficante fue capturado el 28 de julio de 2003 en el Caribe de Honduras con 432 kilos de cocaína, por lo cual fue enviado a prisión.

El 10 de enero de 2004 fue liberado por varios hombres fuertemente armados en una casa de campo del barrio Jericó de Trujillo, Colón, donde asesinaron a balazos a dos policías penitenciarios que lo custodiaban.

Fue así que Alex Adán huyó a Colombia, donde fue recapturado a principios de enero de 2007 y deportado hacia Honduras.

Desde entonces, Montes Bobadilla había permanecido recluido en una celda especial en la Penitenciaría Nacional de Támara, acusado por los delitos de narcotráfico, homicidio, tentativa de asesinato y evasión, hasta noviembre de 2013 que fue puesto en liberación por la exjueza Fonseca.

Extradición pendiente

En el caso de Roberto de Jesús Soto García , ligado a los narcosobrinos del presidente venezolano Nicolás Maduro, un juez hondureño concedió la extradición, pero está suspendida porque tiene un proceso judicial interno. Su expediente fue enviado a Roatán, Islas de la Bahía, donde tiene las diligencias.

Según las autoridades estadounidenses, Soto García era el responsable de recibir cargamento de drogas en el aeropuerto Juan Manuel Gálvez de Roatán, dar información sobre la operación aeroportuaria, dar seguridad al cargamento y transportarlo con rumbo a Estados Unidos.

Asimismo, señalan que Soto García participó en una conspiración para transportar hacia los Estados Unidos una sustancia controlada desde un lugar fuera de los mismos y elaborar y distribuir una sustancia controlada con esa intención a sabiendas que dicha sustancia sería importada ilegalmente hacia ese país y a aguas fuera de los mismos.

Por su parte, el caso de Víctor Lorenzo Flores Pineda , fue declarado culpable por planificar un atentado contra la vida del presidente Juan Orlando Hernández, tiene que cumplir su condena para responder a las acusaciones de Washington.

Flores Pineda, alias “Lencho”, según las investigaciones de las autoridades, está relacionado al cartel de los Valle Valle, cuyos cabecillas ya fueron extraditados y enfrentan la justicia en Estados Unidos acusados de conspirar para enviar droga a ese país.

Extraditados

El 8 de mayo de 2014 capo hondureño Carlos Arnaldo Lobo, alias “El Negro Lobo”, fue extraditado hacia Estados Unidos. El imputado se convierte en el primer connacional que es expatriado siguiendo todos los procesos judiciales correspondientes.

El 28 de octubre de 2014, fue extraditado Juving Alexander Suazo Peralta, alias “Chancleta”, el segundo al mando del cartel que comandaba Carlos Arnaldo “El Negro” Lobo.

En 18 de diciembre de 2014, los hermanos Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle fueron extraditados a Estados Unidos.

El 23 de enero de 2015, la pareja integrada por José Inocente Valle y Marlen Griselda Amaya Argueta , pedidos por el gobierno de Estados Unidos por el supuesto delito de narcotráfico.

El 5 de febrero de 2015, se ejecutó la expatriación de Héctor Emilio Fernández Rosa,  alias “Don H”, solicitado por el gobierno de Estados Unidos por el supuesto delito de narcotráfico.

El 15 de octubre de 2015, el expolicía asignado a Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación (DNSEI), Wilmer Carranza Bonilla se convirtió en el octavo hondureño en ser extraditado a Estados Unidos por presuntos ligues con el narcotráfico.

El 3 de febrero de 2016, fueron extraditados José Amaya Argueta y Carlos Emilio Arita Lara, ambos vinculados al delito de narcotráfico y miembros del cartel de los Valle Valle.

El de junio de 2016, fue extraditado Juan Carlos Arbizú Hernández a Estados Unidos por el delito de narcotráfico.

El 13 de septiembre de 2016, El hondureño Sixto Obed Argueta García se convirtió en el duodécimo hondureño extraditado hacia Estados Unidos por delitos de narcotráfico.

El 13 de diciembre de 2016, el exsubcomisario de la Policía Nacional, Ludwig Criss Zelaya Romero, fue extraditado hacia los Estados Unidos por el delito de tráfico de drogas y de armas.

Zelaya Romero forma parte de seis policías acusados de narcotráfico por la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York de Estados Unidos. Los restantes cinco se entregaron a las autoridades norteamericanas.

El 27 de junio de 2017 fue extraditado, Jairo Aly Arias Mejía, alias King Arthur, quien fue capturado en San Pedro Sula, es vinculado al delito de  conspiración para distribuir metanfetaminas a Estados Unidos. Arias Mejía se declaró culpable ante el juez de extradición ante los señalamientos que se le imputan sobre  manufacturar metanfetaminas  por la Corte de Georgia de Estados Unidos.

El 22 de septiembre de 2017 fue extraditado el hondureño Noé Montes Bobadilla, alias «Tom», de 33 años de edad solicitado por el gobierno de Estados Unidos donde es acusado ante una corte federal por conspirar para introducir droga a ese país.

El 25 de octubre de 2017, fue extraditado el hondureño Sergio Neftalí Mejía Duarte de 40 años, solicitado por el gobierno de Estados Unidos vinculado al narcotráfico.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img