spot_img

Capturan a extraditable y exjefe policial Juan Carlos “El Tigre” Bonilla

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – La tarde de este miércoles se confirmó la captura del exjefe de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla Valladares, quien además es solicitado en extradición por el gobierno de Estados Unidos por delitos de narcotráfico.

– En abril de 2020, Estado Unidos acusó a Bonilla por tráfico de drogas y delitos con armas.

– El Tigre Bonilla comparecerá ante un juez de extradición en las próximas horas.

El Tigre Bonilla al momento de su captura.

El exjerarca policial fue detenido en el peaje ubicado en Zambrano, periferia de la capital hondureña, tras un operativo montado en la zona por los cuerpos de seguridad del Estado.

Las primeras imágenes de Bonilla Valladares muestran el momento en que es requerido por agentes de Fuerzas Especiales. El exhombre fuerte de la Policía luce un buzo deportivo negro, camisa blanca tipo polo y gorra negra.

Luego de su captura, el extraditable fue llevado a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad, ubicada en El Ocotal, Francisco Morazán.

El 30 de abril de 2020, la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, acusó al exdirector general de la Policía Nacional, Juan Carlos “El Tigre” Bonilla Valladares de tres cargos de conspiración para importar drogas y delito de armas.

(LEER) “No tienen que buscarme, donde me llamen voy”, refuta el “Tigre” Bonilla sobre acusaciones en EEUU

Desde hace dos años se desconocía el paradero de “El Tigre” Bonilla, quien varias veces ofreció declaraciones a medios de prensa desde la clandestinidad.

Bonilla Valladares se ha negado de todas las acusaciones de EEUU e incluso dijo que enfrentaría la justicia de ese país del norte del continente, pero hasta este día se vuelven a conocer noticias del exjefe de la Policía Nacional en el gobierno de Porfirio Lobo Sosa.

Bonilla Valladares al momento de ser requerido por la Policía Nacional.

Según la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, Juan Carlos Bonilla Valladares presuntamente abusó de su posición oficial para proteger los envíos de cocaína y asesinó a un narcotraficante rival como parte de una conspiración que involucra a políticos hondureños de alto rango y miembros de la Policía Nacional hondureña.

(LEER) Si quieren callarme o matarme, ya tengo la información en EEUU, advierte “El Tigre” Bonilla

Según las acusaciones contenidas en la demanda que acusa a Bonilla Valladares, la evidencia presentada en el juicio de octubre de 2019 de Juan Antonio Hernández Alvarado en el Distrito Sur de Nueva York, y las declaraciones en audiencia pública durante el enjuiciamiento de Hernández Alvarado.

El Tigre esposado de pies y manos, presentado ante los medios de comunicación.

Desde aproximadamente 1995 hasta 2013, Valladares se desempeñó como miembro de la Policía Nacional de Honduras, ocupando cargos incluyendo, entre otros, jefe de la división de homicidios en San Pedro Sula; jefe de la Policía de la ciudad El Progreso, departamento de Yoro; y jefe de Policía de la ciudad de Quimistán, departamento de Santa Bárbara. Entre 2005 y 2013, Valladares trabajó con miembros de una organización de narcotráfico conocida como Los Cachiros, que era un prolífico y violento sindicato criminal que se basaba en conexiones con políticos, personal militar y fuerzas del orden para transportar cocaína a, dentro y desde Honduras, según la acusación. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img