spot_img

Una gran medita de botas

Por:

Compartir esta noticia:

Por: Otto Martin Wolf
El millonario norteamericano Donald Trump acaba de lanzar su precandidatura a la presidencia de esa nación.

Creo que si sus posibilidades eran remotas, ahora son aún más escasas. En el puro inicio cometió un error estratégicos de dimensiones bíblicas.
Qué estaría pensando cuando lanzó un horrible ataque contra los mexicanos?
Lo que dijo fue tan grave que el propio presidente de México, que generalmente no se mete en esas cosas, salió a la defensa de sus compatriotas, a los que Trump acusó de ser violadores y delincuentes, ofreciendo levantar una muralla a todo lo largo de sus 3185  Kilómetros de frontera.
Qué tenía en la cabeza? Acaso ignora la enorme influencia de millones de mexicanos y descendientes que viven una vida normal, decente, de trabajo y respeto a la ley en los USA?
Pero, además, también existen millones de  inmigrantes de otras naciones  que, sin duda, se vieron ofendidos por semejantes declaraciones.
Acaso cree que puede ganar sin esos votos o, lo que es peor, con esos votos en contra?
Por una parte es bueno que haya dicho esa barbaridad, así los electores saben desde el principio qué es lo que tiene en mente.
Hubiera sido peor que guardara escondido ese racismo para sacarlo en caso de haber llegado a la presidencia.
El hombre, quizá nublado por sus millones, vive muy lejos de la realidad. Digo esto porque también declaró que no necesitaba de donaciones para su campaña. A lo mejor no tiene idea que ocupará al menos cuatro mil millones para llegar hasta la recta final y, aunque sea muy rico, no creo que tenga esa clase de dinero.
Todos los candidatos y partidos políticos, en todo el mundo, necesitan de las donaciones de sus simpatizantes.
Si alguna posibilidad tenía Trump de ganar la presidencia, su gran metida de botas la eliminó en el puro arranque.
Yo me pregunto: somos los latinos de verdad más malos que los norteamericanos como para que Trump nos califique de delincuentes y violadores.
Ignora Trump que en los Estados Unidos nacieron Al Capone, John Dillinger y tantos otros delincuentes del pasado y de la actualidad?
Acaso no hay asesinos terribles y violadores entre los rubios de ojos azules?
Quiénes son los grandes consumidores de todas esas drogas que se producen en Latinoamérica y en otros lugares del mundo, incluyendo los propios Estados Unidos?
Hace muchos años, pero no los suficientes como para que al mundo lo olvide, surgió en Alemania un líder que culpó a los judíos de todos los males que padecía su país.
Adolfo Hitler basó su campaña populista en el odio racial. Los alemanes se lo creyeron y todo eso condujo a la Segunda Guerra Mundial y sus cuarenta millones de personas muertas, entre ellas más de seis millones de judíos que perecieron en los campos de exterminio.
Muchas veces puede ser efectivo crear “un enemigo” a quien cargar con la culpa de nuestros propios errores.
Fidel Castro utilizó a los Estados Unidos,  culpando a esa nación de los males causados por su propio régimen, tal y como  trató de hacer Chávez en Venezuela, aunque al difunto y a su heredero Maduro nadie se los creyó.
Ningún grupo étnico es malo per se, tampoco existe raza superior; lo que sí hay son aspirantes a políticos que están dispuestos a decir lo que se les ocurra con tal de lograr el poder.
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img