spot_imgspot_img

Tres ingresos se reportan en la morgue capitalina

Tegucigalpa – Los cuerpos sin vida de tres personas, entre ellas un custodio penitenciario y un privado de libertad, se reporta como ingresos en las últimas horas a la morgue judicial del Ministerio Público en esta capital.

Uno de los cadáveres ingresado durante la noche del domingo y la madrugada de este lunes, pertenece a Javier de Jesús Argeñal López, un motociclista que cuando transitaba por la calle principal del sector de El Hatillo, fue interceptado por sujetos que se transportaban en dos motocicletas.

Según el informe, tras ser interceptado, sin mediar palabra los sicarios le dispararon en reiteradas ocasiones hasta acabar con su vida para luego huir rápidamente de la escena, sin que hasta el momento se conozcan los móviles del crimen.

El segundo ingreso pertenece a un policía penitenciario quien murió de manera violenta en el departamento de Intibucá a manos de supuestos asaltantes.

La víctima fue identificada como Óscar Orlando Vásquez Hernández, quien según sus familiares gozaba de franquicia el fin de semana ya que laboraba como custodio penitenciario en la cárcel de La Esperanza, Intibucá, occidente de Honduras.

Según el relato, Vásquez Hernández salió a pasear al centro de La Esperanza y cuando regresaba a su hogar, fue interceptado por delincuentes que lo asaltaron y luego ultimaron.

La madre del policía penitenciario indicó que su vivienda está ubicada como a dos horas a pie del centro de La Esperanza y en un callejón estrecho rodeado de dos cercos, fue donde su hijo fue interceptado por los delincuentes que operan en ese sector para asaltar a los transeúntes.

Relató que su hijo tenía cinco años de laborar en el presidio de La Esperanza y era una persona sana y tranquila que no se metía con nadie.

Por otro lado, el personal forense hizo el levantamiento de un privado de libertad en la morgue del Hospital Escuela Universitario (HEU), quien murió por causas naturales después de una intervención médica.

El ahora occiso fue identificado como Rigoberto Ochoa Peña quien se encontraba privado de libertad en la Penitenciaría Nacional de Támara y en las últimas horas fue llevado de emergencia hasta el centro asistencial debido a una arritmia cardiaca hasta que sufrió un ataque coronario que le quitó la vida.  

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,739SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img