spot_img

Surge la sombra de la ejecución extrajudicial en muerte de Wilson

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – La muerte del joven barrista Wilson Ariel Pérez Hernández, abatido por elementos policiales que le daban persecución luego de agredir a una agente de seguridad, sigue en el debate en Honduras.  

– ¿Wilson, ejecutado, torturado o víctima de una refriega?

Gobierno y expertos discrepan por muerte de Wilson Pérez.

– “El país necesita que ningún caso quede en la impunidad”, afirmó el doctor Castro Bobadilla.

– No se puede hablar de una ejecución extrajudicial, hay que esperar la autopsia: Villanueva.

– El diputado oficialista Edgardo Castro culpó al ministro Ramón Sabillón de revivir los escuadrones de la muerte en Honduras.

Fotografías difundidas en las redes sociales muestran el cadáver del malogrado joven de 21 años con supuestas torturas en su cuerpo, sin uñas, sin lengua e incisiones, lo que encendió la discusión entre funcionarios de la Policía Nacional y expertos en medicina forense.   

Desde la propia Secretaría de Seguridad, han insistido en que el procedimiento de autopsia efectuado en la morgue de San Pedro Sula, quizás no fue el correcto y que pudieron mejorar la condición estética del cuerpo del barrista.

Diferentes organizaciones nacionales e internacionales han pedido una investigación exhaustiva para descartar o confirmar si hubo abuso policial y que estos hechos no formen parte de las nuevas autoridades de seguridad.

Julissa Villanueva, exdirectora de Medicina Forense, hoy empleada del gobierno, salió al paso de las elucubraciones para negar abuso policial, aunque por otra parte pidió esperar los resultados de la autopsia médico-legal.

De su lado, el veterano forense Denis Castro dejó entrever que existió abuso contra el joven barrista y minimizó la versión de extraerle las uñas como se evidenció mediante imágenes virales.

(LEER) La ONU pide a Honduras investigar muerte de hombre que golpeó a una policía

La viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva.

No es tortura, es parte de la autopsia

La viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, salió al paso de las versiones sobre la muerte del joven Wilson Pérez y aunque pidió esperar el resultado de la autopsia, aseguró que no se trató de una muerte extrajudicial.

Explicó que la extracción de uñas, lengua e incisiones en el cadáver de Wilson son parte del proceso de autopsia que se le practicó al barrista.

“Si existe sospecha que hubo tortura por parte de la autoridad, se practica el Protocolo de Minessota, ese es un proceso que nosotros los forenses conocemos muy bien, por eso le extrajeron las uñas, por eso le hicieron cualquier cantidad de incisiones para verificar traumas, golpes… pero lo que vemos en las redes es que sale un hombre sin lengua, sin uñas, golpeado y supuestamente torturado”, expresó este viernes la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva.

Recalcó que eso es producto de procedimientos efectuados, esos hallazgos no son tortura, categóricamente los desmiento, invito al señor director (de Medicina Forense) que salga en plana y expliqué lo ocurrido.

“Después de haber sometido al proceso de autopsia por consecuencia lamentablemente no se le explica a las familias, no se les explicó a la familia que si usted va hacer un análisis y sospecha de tortura y va a investigar si debajo de las uñas hay material genético producto de una riña o de un enfrentamiento cuerpo a cuerpo, entonces ya el principio de Locarno dice que busquemos y saquemos el material que se encuentra debajo de las uñas y mandemos la genética, es una técnica especial y para eso se cortan las uñas y se envían a análisis”, amplió.

Adicionó que el Protocolo Internacional de Minnesota nos obliga hacer eso, pero. ¿Qué sucede si los forenses queriendo aplicar el protocolo de Minnesota no hicieron el cortado de uñas o decidieron arrancarle los lechos ungueales y dejar inclusive pueden a veces hasta fracturarlas los dedos y si esas uñas se las arrancaron de esa manera y no le explicaron a la familia?

“No se preocuparon en las parcelas, ni ponerle unas vendas. No le explicaron a la familia que en la técnica de Rokitansky en extracción del bloque uno hace extracción de la lengua desde el foramen ciego hasta el ano y se estudia paso a paso”, ahondó.

Dijo que mediante la autopsia buscan conocer los resultados toxicológicos, así como si en las manos del joven había residuos de pólvora y una serie de hallazgos periciales balísticos.

“Queremos integrar todas y cada una de las pruebas para que ustedes sepan que si hay un policía que también en ese mismo hecho sufrió un impacto de bala, que gracias a Dios teniendo su chaleco, no permitió que esta persona no falleciera”, explicó.

La doctora Villanueva lamentó que en Honduras la prueba científica no tenga las garantías que la sociedad demanda.

“Es fácil demostrar si aquí ocurrió o no un enfrentamiento”, enfatizó.

Negó que lo acontecido al joven Wilson Pérez sea una ejecución extrajudicial como se ha dicho a través de los medios de comunicación, “yo lo que pido es que esperemos los dictámenes de balística. Si hay algo que tiene objetividad es la prueba científica y eso permite que otros peritos la puedan verificar, apostemosle a la verdad”.

La funcionaria pidió a la prensa que esperen los resultados. “Todas las pruebas científicas, forenses y de investigación se ventilan ante la autoridad competente, en los juicios, en los momentos y los sitios precisos”, remató.

(LEER) Presunto abuso policial enciende las alarmas

El forense Denis Castro Bobadilla.

Wilson vivió su propia muerte

El exdirector de Medicina Forense, Denis Castro Bobadilla, dijo que el joven Wilson Pérez quedó con los ojos abiertos porque vivió lo que estaba pasando, es decir que fue testigo de sus últimos momentos en esta vida.

Relató que le tocó vivir lo ocurrido en la década de los 80 cuando se materializaron innumerables desapariciones de jóvenes, muchos de los cuales eran torturados por sus verdugos.

El galeno explicó que “en el procedimiento de lo que es la autopsia médico-forense se extrae todo el paquete que vincula el paquete torácico, el paquete digestivo, desde la lengua hasta centímetros antes del esfínter interno al ano, se hace el corte, se diseca y se extrae, eso es normal”.

En el apartado de las uñas, refirió que no es necesario extraerlas “a menos que tenga una indicación preexistente”.

Castro Bobadilla señaló que es un especialista en las ciencias forenses, con 35 años de trabajo en Honduras, El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Perú y México.

Dijo que se debe profundizar en los orificios de los disparos para saber por dónde entraron y por dónde salieron. “Entiendo que el orificio de entrada es por la espalda y si sale por enfrente el balance en tejido blando nos dice la trayectoria interna, el orificio de entrada y el orificio de salida”, desglosó.

Destacó que el joven Wilson Pérez quedó con los ojos abiertos porque vivió lo que estaba pasando.

Defendió que la escena del crimen es un aspecto forense y no policial, además cuando hubo una refriega debería haber otros detenidos, e igualmente el lugar debe estar inundado de proyectiles (casquillos).

A la consulta que se hace con los órganos extraídos en el proceso de autopsia, respondió que “se pone en la cavidad que se ha abierto entre abdomen, luego se sutura”.

Criticó que las fotografías fueron divulgadas no se sabe con qué intención. “Quien las va a tomar esas fotos si no es el personal de Medicina Forense, es más, es una violación de los deberes de los empleados del Ministerio Público revelar los asuntos sometidos a su conocimiento”, reprochó.

No quiso confrontar las declaraciones de la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, quien además fue encargada de Medicina Forense.

“Yo puedo discutir con alguien especialista en el tema, pero no con una persona que no lo es, no puedo entrar a discutir con alguien que pudo haber trabajado ahí, pero que no es especialista en el tema, es sencillo, no hay nada que discutir”, señaló.

Puntualizó que “entiendo que ella -Julissa Villanueva- tiene que hacer su trabajo, aunque tampoco son parte de sus obligaciones, ni andar tomando la presión, pero qué vamos a hacer”.

(LEER) Muy injusta y preocupante la muerte de Wilson Pérez: Alice Shackelford

Edgardo “El Chele” Castro, diputado de Libre, acusó al ministro Sabillón de revivir los escuadrones de la muerte.

Escuadrones de la muerte

El diputado oficialista Edgardo “El Chele” Castro culpó al actual ministro de Seguridad, Ramón Sabillón, de revivir los temibles “Escuadrones de la muerte”.

En un mensaje directo a Sabillón, “El Chele” Castro pronunció: “Usted está reviviendo los grupos de limpieza que utiliza la Policía porque a nadie se le puede quitar la vida por hacer una acción criminal”.

Apuntó que “si el muchacho tuvo la culpa, pues debió ser capturado por la Policía, y enviado a los tribunales de justicia, y llevado a las celdas penitenciarias por tentativa de homicidio contra una oficial de policía, pero no matarlo”.

Otro diputado de Libertad y Refundación (Libre), Jari Dixon, pidió “la mayor objetividad del mundo” para investigar la muerte de Wilson Pérez.

“El caso de Wilson Pérez debe ser investigado con toda la objetividad del mundo, si hay policías involucrados deben ser presentados a las autoridades correspondientes, de esto depende la credibilidad en la Policía Nacional”, declaró Dixon.

De su lado, la ministra de Derechos Humanos, Natalie Roque apostó para que la prueba científica sea la clave para esclarecer la muerte del barrista del Real España.

“Necesitamos tener la información científica, las pericias y todas las pruebas que permita dar una verdadera respuesta sobre los hechos que llevaron a la muerte de Wilson Ariel Pérez”, dijo la funcionaria a periodistas.

Criticó el uso desproporcionado de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad.

Preguntada sobre si la Policía violentó los procesos de los hechos, expresó que mientras este la investigación abierta no puede pronunciarse al respecto. PD

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img