spot_img

Presunto abuso policial enciende las alarmas

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – La Policía Nacional, que en el gobierno de la presidenta Xiomara Castro ha adquirido nuevos roles en el campo de la seguridad, ahora está envuelta en un caso de presunto abuso luego que un joven barrista fuera abatido por elementos de seguridad que le daban persecución por agredir a una de sus integrantes, hecho que quedó registrado en cámaras de televisión y que concitó el repudio generalizado de la población contra el aficionado.

– Los hechos que derivaron en la muerte del joven Wilson Pérez aún no son tan claros. El papel de la Policía de nuevo en entredicho.

– Otro hecho que involucró a la institución policial fue el ocurrido en febrero de 2021 con la muerte de la joven estudiante de enfermería Keyla Martínez, encontrada muerta en una posta en La Esperanza, Intibucá.

El cuerpo de seguridad se había jactado que hasta el momento -en 126 días del nuevo gobierno- no tuvieron que usar una tan sola bomba lacrimógena para dispersar protestas, que se han producido casi a diario, especialmente por reclamos sociales y gremiales.

Igualmente, la Policía Nacional ha perdido casi media docena de sus agentes en sucesos violentos y en el cumplimiento del deber en hechos ocurridos en Colón, Olancho y Francisco Morazán. Las intermediaciones e intervenciones han ido acompañadas de equipos conformados desde las máximas autoridades para entablar conversaciones en sitios considerados calientes por la ola delictiva.

Pese a todas estas circunstancias, de nadie es desconocido que los hechos violentos se han disparado y que las masacres este año ya pasan una veintena, igualmente más de 110 feminicidios se registran entre enero y abril, además el crimen común se torna cotidiano con asaltos en vía pública, extorsiones y ataques al transporte público.

Desde el mismo gobierno, la presidenta Xiomara Castro denunció que han logrado detectar a grupos organizados interesados en sembrar el caos y la violencia en el país.

El flagelo del narcotráfico parece no tener pausa. Las extradiciones, los hallazgos de narcolaboratorios, siembras de coca y marihuana, así como disputas de territorios es otra de las constantes que disparan los hechos violentos.

El joven barrista Wilson Pérez cayó abatido a manos de la Policía.

Nuevo presunto abuso policial

El hecho ocurrido el pasado domingo, durante el juego de vuelta de la final entre Real España y Motagua en el Estadio Olímpico de San Pedro Sula, donde la barra local tuvo un comportamiento inadecuado al grado de agresiones a miembros de la Policía hondureña.

Durante el altercado un barrista propinó una patada a una agente de la Policía que salió volando por los aires en la gradería de cemento de la instalación deportiva. El suceso quedó grabado en videos y rápidamente se viralizó, lo que generó una repudio generalizado.

Luego de ofrecer una recompensa de 100 mil lempiras por información que diera con el paradero del agresor -hasta ese momento desconocido- pero apoyándose en tomas de televisión. Su captura hacía presagiar que se trataba de horas para dar con él.

En ese ínterin, la Policía iba informando cómo se desarrollaban los acontecimientos para darle captura al joven que luego fue identificado como Wilson Ariel Pérez Hernández, de 21 años, a quien se le identificó como miembros de estructuras criminales.

Wilson Pérez estaba señalado de agredir a una agente de la Policía en el Estadio Olímpico.

Se informó que Pérez Hernández había sido visto en Corinto, zona fronteriza con Guatemala, y que tuvo la intención de abandonar el país para evadir la justicia, mientras por las redes circulaban videos del presunto agresor recibiendo una golpiza por sujetos desconocidos.

Sin embargo, fue hasta el martes 31 de mayo que se informó que el joven Wilson Ariel había sido abatido en los bordos de la Bella Vista, San Pedro Sula, tras un supuesto enfrentamiento con agentes de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas (FNAMP), ahora bajo la gestión de la Policía.

Se conoció que la víctima hacía gestiones con la intermediación de un medio de comunicación de San Pedro Sula (Canal 6) para someterse a la justicia hondureña, para lo cual, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) acompañaría su presentación ante la autoridad competente, acción que no se consumó al perder la vida en un supuesto “enfrentamiento” con miembros de la Fuerza Nacional Antimaras.

Familia critica accionar de la Policía

Los familiares de Wilson Pérez Hernández, cuestionaron el actuar de las autoridades de los cuerpos de seguridad durante el fallecimiento del joven.

Henry Pérez Hernández, hermano de Wilson, denunció que un agente de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) llegó a su casa a intimidar a su hermana.

“Él viene y está intimidando a mi hermana, intervengo yo y le preguntó dónde está la orden judicial para que usted pueda venir aquí, él me dice que es de la DPI, le digo que el hecho que usted sea de la DPI no tiene derecho para atropellar aquí y señaló que es el supuesto director de la DPI”, declaró el hermano del joven fallecido.

Contó que tuvo un forcejeo con el agente de la DPI indicando que éste último tomó un objeto para golpearlo.

Señaló que su pecado fue argumentar al oficial si tenía una orden judicial para ingresar a su casa.

Confirmó que su hermano le habló el día del partido a las 8:00 de la noche diciéndole que estaba en SPS y que no había pasado nada.

Respecto a la muerte de su hermano, indicó que desconocía que su hermano estaba negociando entregarse a las autoridades y que se dio cuenta de esa versión a través de un canal televisivo.

La hermana y el padre del malogrado joven Wilson Pérez.

Manifestó que hubo una reunión en Tegucigalpa entre el ministro de Seguridad, Ramón Sabillón, y el presidente del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (Codeh), Hugo Maldonado, para la entrega del joven.

Prosiguió que Hugo Maldonado llamó a la regional del Codeh en SPS para que el joven fuera recibido en Canal 6, sin embargo, lamentó que su hermano nunca llegara a la sede del medio de comunicación.

¿Dónde están los otros que andaban con él? ¿Por qué no lo capturaron?, increpó.

“Es un circo que tienen montado como cualquier otro, pero Canal 6 los está desenmascarando y vamos a ir hasta las últimas instancias”, aseveró.

El hermano de Wilson Pérez exigió justicia y responsabilizó al ministro de Seguridad, Ramón Sabillón, en caso que le suceda cualquier incidente a él y su familia.

Por su parte, el padre de Wilson Pérez, lamentó que durante la operación policial su mujer, su hijo y una tercera persona resultaron heridos por los excesos de los agentes de los cuerpos de seguridad.

“Pedimos a las autoridades que haya castigo, no quiero meterme en más problemas con nadie”, exhortó.

Condenó que agentes de la DPI realizaron una “búsqueda agresiva” de su hijo el lunes en su vivienda.

Conadeh exige investigación efectiva

La Comisionada Nacional de los Derechos Humanos, Blanca Izaguirre, expresó su enérgica condena contra todo acto de violencia ya sea proveniente de particulares como de los cuerpos de seguridad del Estado y exhortó al Ministerio Público a realizar una urgente y efectiva investigación de los hechos que conduzcan a la verdad de lo ocurrido en torno a la muerte de Wilson Pérez, implicado en la agresión a una oficial de la policía hondureña.

Advirtió que el Conadeh estará a la expectativa del resultado de las investigaciones, lo que permitirá determinar o descartar las hipótesis sobre las circunstancias de la muerte de Wilson Pérez, se trate o no de una ejecución extrajudicial que, de ser así, no es la seguridad pública que el pueblo hondureño demanda y merece.

“El Ministerio Público debe actuar con oportunidad, independencia e imparcialidad, exhaustividad y debe asegurar que los fiscales cuenten con las competencias necesarias para la dirección de esta investigación”, esbozó la defensora del pueblo.

El Conadeh recordó que con anterioridad se ha pronunciado respecto de la exposición pública excesiva de las personas imputadas en cualquier proceso penal y ha resaltado los estándares nacionales e internacionales sobre garantías judiciales y protección judicial para prevenir incluso, que estos hechos se susciten.

El jefe policial Gustavo Sánchez y el titular del Codeh, Hugo Maldonado.

ATIC, DPI y Didadpol investigan

“Estamos investigando el enfrentamiento donde murió el agresor de la subinspectora de Policía”, y la Policía Nacional es una institución que garantiza el respeto a los derechos humanos, dijo el director de la institución, Gustavo Sánchez.

“Nosotros estamos investigando el incidente”, a la vez que anunció que la muerte del aficionado y agresor de una subinspectora será investigada por la DPI, ATIC y Didadpol, se investiga si hubo excesos, el hecho debe esclarecerse, porque la sociedad merece la verdad, reitero Sánchez.

El director de la Policía Nacional, contó que ayer (martes) en horas de la tarde la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAP), estaba haciendo diligencias investigativas relacionada con la estructura criminal MS-13 cuando se encontraron ahí fueron atacados a balazos”.

Seguidamente -dijo- se dio un enfrentamiento en el que resultaron dos personas heridas posteriormente se cruzó la información y se conoció que el fallecido era el joven que estaba involucrado en el incidente del estadio.

El otro herido fue un agente de la FNAP, quien tiene un balazo en el pecho, “pero afortunadamente el chaleco antibalas le ayudó y no falleció”.

En cuanto a las acusaciones que han surgido particularmente en redes sociales en donde se responsabiliza a la institución policial de la muerte del joven agresor de una subinspectora, dijo que no pueden controlar las redes sociales y la población tiene todo el derecho a opinar, pero serán las investigaciones finales las que darán los resultados de la muerte del joven.

La población tiene todo el derecho a cuestionar, pero “nosotros somos una institución del Estado que garantiza el respeto a los Derechos Humanos, por lo tanto, cualquier acusación es parte de la auditoría social que la sociedad tiene el derecho a ejercer hacia su Policía”, añadió.

De su lado, la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, valoró que la reconstrucción de los hechos, la autopsia y la investigación son los elementos objetivos y científicos que evidenciarán el enfrentamiento ocurrido con los criminales.

Villanueva prometió que “en la Secretaría de Seguridad no se ocultarán faltas a derechos humanos, y se apoyará a nuestros policías en el cumplimiento del deber”.

Resumió que le apuestan a los elementos objetivos del caso: la investigación de la ATIC (ente ajeno a la Policía), reconstrucción de los hechos y una autopsia completa.

Gonzalo Sánchez, exjefe de la desaparecida DNIC.

No victimizar criminales

El exjefe de la desaparecida Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), Gonzalo Sánchez, cuestionó que en Honduras se victimice a las personas que se dedican a ejecutar hechos criminales.

El criminólogo lamentó la muerte de Wilson Ariel Pérez, a quien se le acusaba de atentar contra una agente de la Policía Nacional en el Estadio Olímpico de San Pedro Sula, y que cayó abatido en un fuego cruzado con los cuerpos de seguridad del Estado.

“Lamento la muerte del joven y es algo que no se justifica”, reflexionó.

Citó que únicamente conoce lo que informó la Policía hondureña, pero los hechos deben ser contrastados por la Fiscalía y su cuerpo de investigadores.

Seguidamente, Sánchez cuestionó: “Por qué victimizamos a una persona con mente criminal”.

Reflexionó que muchas veces la Policía no actúa, precisamente porque en el país se victimiza a los que se dedican a cometer crímenes.

Cuestionó: “¿Dónde están las asociaciones de mujeres, el Cofadeh y las ‘Chonas’? que no velan por la subinspectora que fue víctima del cobarde ataque”.

El exfuncionario policial aseguró que el joven abatido no respetó el uniforme y la autoridad legalmente constituida. La Policía es muy profesional hoy en día, lo idóneo era detener al joven y someterlo a la justicia, apostilló Sánchez. PD

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img