spot_imgspot_img

Suben a 108 los muertos en República Dominicana por el coronavirus

Santo Domingo – República Dominicana registra 108 fallecidos a causa del coronovirus, con diez nuevos decesos en las últimas 24 horas, según el boletín divulgado este miércoles por el Ministerio de Salud Pública.

El número de contagios confirmados en el país asciende a 2,111, con 155 casos nuevos en el último día, lo que supone un incremento diario del 7.92 %.

La tasa de letalidad se mantiene en el 5 %, según destacó el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, que leyó el boletín en una comparecencia telemática ante la prensa.

Una de las situaciones más preocupantes se da en la cárcel de La Victoria, ubicada 20 kilómetros al norte de Santo Domingo, donde se han producido dos fallecimientos y se han detectado al menos 25 contagios y otros 40 casos posibles.

Sánchez Cárdenas dijo que se realizó «un alto número de pruebas» en el penal, permitiendo detectar cuatro nuevos casos positivos en el día de ayer.

El penal lleva cuatro días intervenido por las autoridades sanitarias, el martes se trasladaron a 49 internos a otros centros penitenciarios, incluyendo reclusos que habían dado positivos, según datos de la Procuraduría General de la República.

Este miércoles se estaban produciendo nuevos traslados de presos, según constató un periodista de Efe.

También se ha procedido a separar a los reclusos del pabellón Alaska, sector en el que se produjeron los contagios y donde, según medios locales, están recluidos varios capos de bandas de narcotraficantes.

«Hay 7.285 presos en Alaska. Imagine que dejemos abierto este conglomerado. El número de infectados, en horas, sería con mucho más elevado que en la provincia Duarte», dijo el ministro, en alusión a una de las regiones más afectadas del país.

Precisamente en la provincia Duarte (noreste), donde se han registrado 38 defunciones por COVID-19, el 35 % de todo el país, se va a iniciar mañana un operativo especial.

El operativo implicará la realización de 2.000 pruebas rápidas a pacientes con síntomas, así como la revisión de hospitales y clínicas de la provincia.

En su intervención, el ministro aprovechó para reiterar el llamado a la población para quedarse en casa en la Semana Santa, advirtiendo de que no se deben ver «los ríos llenos, ni las playas llenas».

«Es la mejor manera de contribuir al distanciamiento social, la mejor forma de prevenir el contagio y la difusión del COVID-19», dijo el ministro.

El Gobierno ha prohibido expresamente los desplazamientos interurbanos en Semana Santa, una época en la que los dominicanos acostumbran a visitar a la familia o ir a la playa.

El país está en estado de emergencia desde el pasado 19 de marzo y también está en vigor un toque de queda que prohíbe salir a la calle entre las 17.00 y 6.00 de la mañana.

spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img