spot_img

Stein dice que lo que pasa en Guatemala es distinto a Honduras y propone que Diálogo Nacional sea entre hondureños

Tegucigalpa – El ex coordinador de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR), Eduardo Stein, señaló que lo que vive actualmente su país, Guatemala, es totalmente diferente a lo que ocurre en Honduras, al tiempo que sugirió que el Diálogo Nacional convocado por el presidente Juan Orlando Hernández, sea exclusivamente entre hondureños.
 

– Refirió que un cuarto de recomendaciones que se hicieron después de la crisis política de 2009 aún no se cumplen en Honduras.
 
– El reclamo que hacen ahora los hondureños es por hechos palpables de corrupción, pero la ciudadanía no está pidiendo traerse abajo el gobierno”, aseveró.
 
Eduardo-SteinStein, quien además fue ex vicepresidente de Guatemala (2004-2008), atendió a Proceso Digital para analizar algunos puntos como la probable instalación en Honduras de una Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICI) y refirió que “si la ciudadanía siente que la justicia sigue sin funcionar como debería, siempre un apoyo externo que la fortalezca sería conveniente”, aunque no se decantó totalmente por la iniciativa.
 
Citó que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) ha servido sobre todo para capacitar analistas investigadores en el Ministerio Público y preparar casos penales referentes sobre todo a estructuras mafiosas encriptadas dentro del Estado.
 
Dijo que lo que pasó en 2009, que derivó en una crisis política, no admite comparación con los reclamos sociales que Honduras atraviesa actualmente.
 
“Lo que veo es que ahora hay un reclamo que nace en la ciudadanía por hechos palpables de corrupción, pero la ciudadanía no está pidiendo traerse abajo el gobierno. Ustedes lo que quieren es que se procese a los responsables y que devuelvan el dinero que se robaron”, arguyó.
 
En las últimas horas el presidente hondureño Juan Orlando Hernández convocó a un diálogo nacional sin condiciones para discutir problemas de país como el caso de la corrupción que tanto daño le ha hecho a la nación históricamente.
Este mismo miércoles, el mandatario Hernández se reunió con representantes de la Sociedad Civil, así como con directores de medios de comunicación y cooperativistas.
 
En la plática con Proceso Digital, Stein se puso a las órdenes de Honduras en caso de ser requerido para servir como mediador en el diálogo nacional, aunque remarcó que hay connacionales valiosos, talentosos y valientes para llevar a cabo estas conversaciones.
 
Proceso Digital (PD) ¿Ha existido voluntad en Honduras para cumplir con las recomendaciones de la CVR?
 
(Eduardo Stein) Una buena cantidad de ellas han sido honradas, pero hay algunas fundamentales que tienen que ver con la transformación del Poder Judicial, algunas  han sido cumplidas a medias y otras no del todo. Recordemos que parte del conflicto de 2009 tuvo sus raíces en las fronteras jurisdiccionales entre los tres poderes del Estado que eran imprecisas.
 
Esa confusión en cierta forma permanece un poco, esencialmente en lo recomendado en el tema de derechos humanos, ahí hay unos temas pendientes.
 
De esas recomendaciones de la CVR, ¿qué porcentaje faltan por cumplir en Honduras?
 
La Unidad de Seguimiento a las Recomendaciones de la Comisión de la Verdad y de la Reconciliación que se creara en la antigua Secretaría de Derechos Humanos, ahora la convirtieron en dependencia de otro ministerio, ahí se había llegado a determinar que faltaría probablemente casi un cuarto, digamos el 25 por ciento de las recomendaciones.
 
¿Es lo mismo lo que pasa en Guatemala y en Honduras actualmente?
 
Los problemas que se están viviendo ahora mismo en Guatemala tienen una naturaleza diferente a lo que viven ustedes en Honduras.
 ministerio-publico-Guatemal
Aquí el Ministerio Público (guatemalteco) con apoyo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) reveló una estructura mafiosa en las aduanas, que tenía su origen desde la época del conflicto armado interno, pero ahora con mucha presión se han establecido responsabilidades penales que llegaron hasta el secretario privado de la vicepresidenta (Roxana Baldetti).
 
Luego un segundo tema de gravedad tiene que ver con lo del Seguro Social, en donde la principal responsabilidad recae en el que fue el secretario privado del presidente de la República (Otto Pérez Molina).
 
Estos son dos elementos que han precipitado un reclamo social ante tantos hechos de corrupción que llegan en un momento en el que justamente se libra un proceso electoral.
 
La gente lo que quiere es transparencia y limpiezas en todos los órdenes de acción pública.
 
¿Permanece al tanto de lo que sucede en Honduras, hay condiciones para pensar en una crisis similar a la de 2009?
 
Lo que pasó en 2009 fue un choque de trenes entre el Presidente (Manuel Zelaya) y los demás poderes del Estado.
 
Lo que veo es que ahora hay un reclamo que nace en la ciudadanía por hechos palpables de corrupción, pero la ciudadanía no está pidiendo traerse abajo el gobierno. Ustedes lo que quieren es que se procese a los responsables y que devuelvan el dinero que se robaron.
 
Recuérdeme esa recomendación 47 de la CVR que se refería a la instalación de una CICI en Honduras.
 
Hicimos esa recomendación en la Comisión de la Verdad porque vimos las dificultades enormes que tenía el aparato de justicia precisamente para hacer investigaciones completas que llevaran a los tribunales a la gente responsable de haber violado la ley.
 
Había una tardanza enorme, a pesar de que incluso la Contraloría había aportado al Ministerio Público elementos probatorios contundentes de hechos reñidos con la ley.
 
En ese momento hicimos la recomendación que se buscara el apoyo internacional para fortalecer la capacidad de investigación y procesamiento penal del Ministerio Público, esa fue la recomendación específica.
CICIG
Se habla mucho de la CICIG, que ha hecho poco o nada en Guatemala, ¿Cómo ciudadano de ese país nos puede decir cuál es la verdad en ese sentido?
 
La CICIG ha servido sobre todo para capacitar analistas investigadores en el Ministerio Público y preparar casos penales referentes, sobre todo a estructuras mafiosas encriptadas dentro del Estado, ese fue uno de sus principales mandatos.
 
En los últimos días Honduras ha vivido marchas contra la corrupción y un grupo denominado como Los Indignados insisten en que se instale en el país una CICI, ¿en lo personal que recomendaría?
 
Yo ya no estoy conectado con la situación cotidiana hondureña, pero alguna razón habrá detrás de los reclamos de la población al exigir transparencia, justicia pronta y cumplida y que sobre todo esta refleje los intereses más fundamentales de la sociedad hondureña que son su bienestar, sus oportunidades de empleo, seguridad ciudadana y servicios básicos.
 
Cualquier cosa que empañe lo anterior y que utilice los recursos públicos para cosas indebidas y que la justicia no alcance a procesar y castigar, es algo que amerita una reflexión para determinar si el aparato de justicia de un país como está es suficiente o necesita algún tipo de apoyo internacional que lo fortalezca.
CICI1
Insisto, ¿recomendaría una CICI para Honduras hoy?
 
Quizás en las circunstancias actuales habría que revisar el planteamiento que hiciéramos en su momento (CVR), ya que ha habido una renovación institucional bastante amplia en Honduras para bien.
 
Sin embargo, si la ciudadanía siente que la justicia sigue sin funcionar como debería siempre un apoyo externo que la fortalezca sería conveniente.
 
En el país de nuevo se han reactivado juicios por corrupción que por años estuvieron dormidos en los tribunales, ¿esto ayuda o complica la situación actual?
 
Si la acción de la justicia está enderezada únicamente a un solo período y a una sola administración y no cubre a todas las gestiones en el sentido más amplio y profundo para ganar transparencia en lo general, entonces ahí hay un sesgo que es necesario corregirlo.
 
Hay casos en los tribunales que abarcan a funcionarios de todos los partidos.
 
Claro porque no se trata de hacer justicia orientada en exclusividad a una sola situación del pasado, si no se trata que en general toda la institucionalidad pública mejore para beneficio de toda la población.
 
Se habla de un gran diálogo nacional sin condiciones con un par de actores internacionales específicamente jueces y fiscales. ¿Si lo llaman aportaría su grano de arena en Honduras?
 
En la medida que uno pueda colaborar yo estaría siempre dispuesto, pero creo que hay en Honduras gente muy talentosa, íntegra y valiosa… este debería ser un diálogo entre hondureñas y hondureños.
 
Creo que la situación de Honduras es bien conocida por sus propios ciudadanos, quienes lo han analizado con profundidad y con cuidado.
 
Creo que sería muy sano para la sociedad que entre ella misma se pudiera realizar este diálogo.
 
Si de alguna manera podemos desde afuera apoyar lo haríamos con lo que hiciera falta, pero insisto que esta es una tarea primordialmente de hondureños.
 
Finalmente, Honduras ya no se ubica entre los cinco países más violentos de América, firmó recientemente un acuerdo con el Fondo Monetario Nacional y a la par ha ido mejorando algunos indicadores sociales.
 
Sin embargo, lo que sucede ahora en Guatemala esencialmente y con menor intensidad en Honduras, ¿afectará el Plan Alianza para la Prosperidad que impulsa en Triángulo Norte de Centroamérica?
 

Me parece que más bien lo deberíamos de ver al revés. Precisamente porque las sociedades hondureña y guatemalteca están viendo en donde les aprieta más el zapato y están poniendo de su parte lo mejor de sí mismas para irlo corrigiendo, es una ventana de oportunidad que sirve de garantía internacional para que las cosas se hagan de mejor manera, no habría que verlo como un obstáculo y más bien como una oportunidad.

Compartir

spot_img
spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img