Tegucigalpa – Las nuevas cabezas de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas tienen claro sus objetivos principales a menos de un día de ser nombrados en sus cargos: continuar con la depuración en el cuerpo del orden público y fortalecer la unidad élite de la Policía Militar.
 

– El nombramiento de los dos jefes castrense y policial, son las apuestas del presidente electo, Juan Hernández, en materia de seguridad.

El ahora jefe de la institución policial, Ramón Antonio Sabillón Pineda, aseguró que la depuración en ese cuerpo de seguridad continuará porque es una exigencia de la ciudadanía en general, además prometió que las pruebas de confianza y la gestión por resultados marcarán el trabajo a lo interno de esa institución.

Sabillón Pineda, que sustituye a Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, afirmó que lejos de las soluciones mediáticas, él va a imprimir profesionalismo a la institución policial y para ello, se centrará en la productividad y la búsqueda de resultados.

El principal reto del nuevo director general de la Policía hondureña es seguir el tortuoso camino de la depuración institucional. “Tenemos que identificar todos los actores para poder desarticular las organizaciones del crimen organizado”, refirió Sabillón Pineda.

El proceso de depuración en la Policía comenzó a finales de 2011, luego de comprobarse la participación de varios agentes policiales en el crimen contra dos jóvenes universitarios, entre ellos el hijo de la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos.

Además se logró comprobar la participación de agentes del orden en varios ilícitos como crimen organizado, sicariato, extorsiones y delincuencia común.

Para lograr una debida depuración se crearon la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), así como la Comisión de Reforma a la Seguridad Pública (CRSP), y aunque se ha avanzado en ese proceso, la principal crítica de diversos sectores es que el mismo no marcha como lo exige la población.

Fortalecimiento de la Policía Militar

También en las últimas horas se nombró al general de División, Fredy Santiago Díaz Zelaya, como jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, quien prometió fortalecer el recién creado cuerpo élite de la Policía Militar del Orden Público (PMOP).

La Policía Militar fue uno de los principales temas de campaña del presidente electo, Juan Hernández, por lo que el nuevo jerarca castrense aseveró que pondrá todos sus esfuerzos para que este cuerpo de seguridad brinde seguridad a la población.

“Hemos cumplido con la ley emanada por el Congreso Nacional y esperamos que esta nueva unidad (Policía Militar), pueda tener el éxito para lo que fue creada”, aseveró.

Díaz Zelaya manifestó que los militares seguirán trabajando en las acciones de seguridad ciudadana como el combate al crimen organizado y narcotráfico.