spot_imgspot_img

Puerto Rico destina 8 millones de dólares para reconstrucción de Observatorio

San Juan.- El gobierno de Puerto Rico anunció este lunes la asignación de ocho millones de dólares para la reconstrucción del Observatorio de Arecibo, en el norte de la isla, uno de los radiotelescopios de un solo plato más grandes del mundo, y que colapsó a primeros de diciembre, además de declarar el área donde está situado «zona histórica».

A través de una orden ejecutiva la gobernadora, Wanda Vázquez, declaró, además, establecer como política pública la reconstrucción del observatorio.

«El gobierno de Puerto Rico está convencido de que el colapso del radiotelescopio trae una gran oportunidad de rediseñarlo, teniendo en consideración las lecciones aprendidas y las recomendaciones de la comunidad científica para que sea relevante por décadas», dijo en un acto desde La Fortaleza, sede del ejecutivo, Vázquez.

A su vez, recordó que a lo largo de 57 años esta instalación de «prestigio mundial funcionó como una instalación de investigación con capacidad de descubrimientos científicos y contribuciones para la seguridad nacional, la investigación científica, la educación, además del atractivo turístico».

«Queremos que se pueda reconstruir y que pueda volver a ser un centro de clase mundial para futuras generaciones. Esta orden contempla una asignación presupuestaria de 8 millones de dólares para los esfuerzos de reconstrucción que debe incluir el remedio del daño ambiental con la remoción y disposición segura del material afectado, lo que ya comenzó bajo la supervisión de la Fundación Nacional de Ciencias (NSF, en inglés)», sostuvo.

La NSF es la propietaria del Observatorio de Arecibo, situado en el norte de la isla.

LUGAR DE INTERÉS CIENTÍFICO Y TURÍSTICO

La gobernadora de Puerto Rico insistió en su deseo de que dicho lugar siga siendo de interés turístico -anualmente era visitado por más de 100.000 turistas- y científico.

Desde el gobierno, dijo, «estamos convencidos de que el colapso del Observatorio ha sido una oportunidad para el resideño y para que vuelva a ser un centro de clase mundial y mundialmente reconocido».

«Entendemos que tanto el estado como el gobierno federal y el sector privado ayudarán con el diseño, la construcción y la eventual operación del observatorio», recalcó Vázquez.

En el acto de anuncio de la medida, Francisco Cordova, director del observatorio, anunció que ya hay una guía elaborada sobre cómo se va a reconstruir el radiotelescopio.

Desde que colapsara se han reunido más de 100.000 firmas en una petición para la Casa Blanca para que se reconstruya.

EL FINAL DE UNA ERA

El colapso el 1 de diciembre del telescopio del mundialmente conocido Observatorio de Arecibo, en el noroeste de Puerto Rico, supuso el final de una era en una parte de la investigación científica y en el turismo de la isla.

La plataforma del radiotelescopio del Observatorio de Arecibo se desplomó debido a fallos estructurales que arrastraba desde hacía meses y que llevaron a la Fundación Nacional de las Ciencias propietaria de la instalación, a anunciar recientemente su desmantelamiento.

La estructura tenía un peso de 900 toneladas y un plato reflector de mil pies de ancho (unos 305 metros).

El primero de los fallos ocurrió en agosto al romperse uno de los cables, hecho que se agravó el 6 de noviembre al resquebrajarse un segundo quedando extremadamente debilitado.

La desaparición del radiotelescopio del Observatorio de Arecibo ha supuesto una pérdida importante para la comunidad científica mundial, a la que contribuyó en el último medio siglo con la búsqueda de asteroides que orbitan cerca de la Tierra, la observación de objetos exóticos en el espacio profundo, así como de pulsares y el estallido de ondas de radio distantes, y que además contribuyó al turismo de Puerto Rico e incluso fue escenario de películas.

El adiós de uno de los emblemas de Puerto Rico significó dejar atrás lo que ha sido una parte fundamental para la comunidad científica mundial durante el último medio siglo.

El radiotelescopio del Observatorio de Arecibo permitió a los científicos observar objetos y eventos exóticos del espacio y misteriosas explosiones de ondas de radio.

También fue una herramienta clave en la búsqueda de asteroides que orbitan cerca de la Tierra ayudando a los astrónomos a encontrar objetos que potencialmente podrían representar una amenaza para el planeta.

Los hitos del observatorio pasan por lograr la primera evidencia indirecta de ondas gravitacionales en 1974, lo que hizo ganar un premio Nobel a sus creadores, y por descubrir los primeros planetas fuera del sistema solar en 1992.

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,756SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img