spot_imgspot_img

Protestas angustiosas de enfermos renales llegan a La Ceiba y San Pedro Sula

San Pedro Sula – Las protestas angustiosas de los enfermos renales llegaron a la ciudad industrial del país, donde se tomaron el centro sampedrano para exigir al gobierno una solución de una vez por todas porque sus vidas se les apagan ante la falta de tratamientos de hemodiálisis. Y se extendieron hasta La Ceiba, donde el presidente Porfirio Lobo se reúne este viernes con operadores de turismo.
 

– Los manifestantes le piden a los diputados que donen su aguinaldo para pagar la deuda con las empresas que prestan los servicios de hemodiálisis.

Los pacientes renales exigen las tres sesiones semanales de hemodiálisis por parte de las empresas Diálisis de Honduras y Dicosa, pero ante las deudas del gobierno por más de 50 millones de lempiras, peligran sus vidas ante la falta de insumos.

Los enfermos renales han mantenido protestas en Tegucigalpa, capital de Honduras, y este día llegaron hasta la zona norte y atlántica del país.

Santos Lucio Jiménez, portavoz de enfermos, reveló que en San Pedro Sula unos 580 pacientes reciben los tratamientos de hemodiálisis, lo que representa unos 1,400 a nivel nacional.

“Ya no nos harán diálisis porque no hay insumos, solo hay medicamentos para 10 días y luego nos morimos porque no hay respuestas”, lamentó Jiménez.

El vocero de los pacientes renales recordó que la ministra de Salud, Roxana Araujo, les prometió solucionarles el problema, pero hasta este continúa la problemática.

La titular de Salud ha dicho que las empresas que prestan el servicio de hemodiálisis se toman a los pacientes como rehenes y los utilizan para sus fines. “Lamentamos que los enfermos anden en protestas cuando deberían estar en reposo o tomando sus tratamientos”, afirmó.

También protestan en La Ceiba

Otro grupo de enfermos llegó a las instalaciones de la Cámara de Comercio e Industrias de Atlántida, en La Ceiba, lugar donde estará este viernes el presidente Porfirio Lobo, para exigir que escuchen sus peticiones.

“Queremos vivir… queremos vivir… los pacientes renales unidos jamás serán unidos”, gritaban en sus consignas.

El nutrido grupo de enfermos renales que llegó hasta la zona solicitaron a los diputados al Congreso Nacional que donen su aguinaldo para honrar la deuda del gobierno con las empresas que prestan las sesiones de hemodiálisis.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,602SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img