spot_imgspot_img

Profesionales de la medicina reiteran que muertos por COVID-19 no transmiten el virus

Tegucigalpa – Profesionales de la medicina reiteraron este viernes que los cuerpos de personas muertas por COVID-19, no transmiten el virus, por que piden a la población no estigmatizar y discriminar a los fallecidos por la enfermedad al momento que van a ser sepultados.

En ese sentido, el presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), en San Pedro Sula, Carlos Umaña, recalcó que un cadáver refumigado, ya que siete veces se fumiga ese cuerpo y es introducido en dos bolsas y puesto en ataúd sellado, fumigada la carroza fúnebre y fumigado a todo el mundo, no puede transmitir el COVID.

“No hay evidencia científica, es más a raíz de eso, los italianos se atrevieron a hacer las autopsias y hoy los italianos son los verdaderos héroes del mundo que agarrando valor empezaron a hacer las autopsias y los norteamericanos y no se ha muerto ningún médico italiano o un patólogo italiano que haya hecho una autopsia”, refirió Umaña.

Reiteró que una vez que el cuerpo ha sido dispensado adecuadamente, no puede transmitir el virus. “Es más, estoy pidiendo por favor a la población, la muerte por COVID, en mis 30 años que tengo de ejercer la medicina, es la muerte más cruel que he visto, el paciente muere en soledad, al paciente no lo puede ver nadie, ni se le acercan los propios pacientes, cuando va ser intubado un paciente, mis compañeros me han dicho la cara de angustia que presentan los pacientes”, acotó.

Indicó que el jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del IHSS, Óscar Díaz, le ha manifestado que cuando van a ser intubados los pacientes manifiestan la inminente sensación de muerte.

En ese sentido, pidió ofrecerle la dignidad, aunque sea a dos familiares para que la persona fallecida por COVID-19 sea enterrada dignamente.

“Esa es una las cosas que me conmueven, ver cómo estigmatizamos una muerte en la que nadie quería tener esa enfermedad, me conmueve ver cómo las personas no pueden entender que un cadáver no puede transmitir el COVID, dejémosle la oportunidad de un entierro digno a la gente que está muriendo por esta situación, no es posible que la ignorancia haga que las familias vivan un calvario como el que se vivió ayer en Tegucigalpa”, recalcó el galeno.

Por su lado, el jefe de la Región Metropolitana de Salud del Distrito Central, doctor Harry Bock, indicó que es lamentable la discriminación y estigmatización que existe de parte de la población hacia los fallecidos por COVID-19, tal como ocurrió ayer en la colonia La Era de Tegucigalpa.

Explicó que una vez que un paciente que ha sido diagnosticado con COVID-19 y fallece en algún hospital público o privado, los lineamientos para el manejo de una persona que perdió la vida por el coronavirus, indican que en la camilla donde expiró debe ser fumigado y luego se coloca el cadáver en una bolsa especial plástica y luego se introduce en otra bolsa negra y después metido en un ataúd sellado.

Indicó que como Región Metropolitana han sostenido dos reuniones y este día se realizará una tercera con las empresas funerarias para explicarles cuál es el propósito para que utilicen el equipo de bioseguridad.

Apuntó que la comunidad que no está dejando pasar a los familiares con el féretro al campo santo por ingenuidad o por ignorancia.

En ese sentido, Bock apeló a los capitalinos y al pueblo hondureño a que “por favor, no se presten a eso, todos estos pacientes que fallecen por COVID, tienen derecho a ser enterrados en una fosa común y que lo acompañe algún familiar, nosotros como Secretaría de Salud, garantizamos que una vez que el paciente fallecido sale del hospital con todas las medidas de bioseguridad en el traslado del centro asistencial hacia el camposanto”.

El funcionario indicó que en reunión con el comisionado presidencial para atender la emergencia del COVID-19 en Honduras, se decidió que el Estado va a iniciar una campaña de educación a través de los medios de comunicación orientada a sensibilizar a la población que permitan el trasladado de los cuerpos de los fallecidos por coronavirus ya que no hay ningún riesgo de contaminación.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img