spot_img

Preparan juicio a sacerdote nicaragüense que gritó «fuera la pareja asesina»

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa– La Justicia nicaragüense dio por iniciadas las diligencias de organización del juicio contra el sacerdote Benito Enrique Martínez, quien gritó «fuera la pareja asesina» ante un grupo de universitarios, en el marco de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018.

El párroco Martínez, de 64 años y que fue encarcelado a mediados de octubre pasado, será sentado en el banquillo de los acusados para responder por el presunto delito de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional en concurso de noticias falsas en perjuicio del Estado nicaragüense, según el Sistema de Gestión Judicial, un sistema del Poder Judicial de Nicaragua que publica los casos en línea.

La titular del juzgado segundo distrito penal de juicio de Managua, Nidia Camila Tardencilla Rodríguez, estará a cargo del juicio contra Martínez, quien al momento de su arresto se convirtió en el noveno sacerdote nicaragüense detenido en el último año, incluido a Rolando Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la diócesis de Estelí.

La funcionaria judicial citó a dos peritos y a dos testigos para declarar en contra del sacerdote en el juicio, cuya fecha no fue precisada.

La acusación fiscal identifica al Estado de Nicaragua como víctima u ofendido por el presbítero, según el acta del caso.

«FUERA LA PAREJA ASESINA»

La detención de Martínez fue anunciada y denunciada en su momento por el sacerdote nicaragüense exiliado Uriel Vallejos, quien también fue acusado por delitos considerados traición a la patria.

En su denuncia, Vallejos adjuntó un video en el que aparece el sacerdote acusado arengando a un grupo de estudiantes en las afueras de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA) tras finalizar la denominada «Madre de Todas las Marchas» contra el Gobierno de Daniel Ortega, el 30 de mayo de 2018, que fue atacada por policías y civiles armados dejando un saldo de ocho fallecidos.

En el video, Martínez pide a los estudiantes que se manifestaron contra el Ejecutivo del presidente Daniel Ortega que «no se acobarden» y grita «Viva Nicaragua», «Vivan las madres de los caídos del 19 (de abril de 2018)», «Vivan los médicos, los periodistas decentes».

También gritó «fuera la pareja asesina», «fuera los miserables asesinos», en alusión a la pareja presidencial nicaragüense, y luego repitió siete veces «fuera».

AÑO DIFÍCIL PARA LA IGLESIA CATÓLICA

En octubre pasado, el presidente Ortega arremetió contra la Iglesia católica que dirige el papa Francisco, la acusó de no practicar la democracia, de ser una «dictadura» y una «tiranía perfecta» y de haber utilizado «a sus obispos en Nicaragua para dar un golpe de Estado» a su Gobierno en el marco de las manifestaciones que estallaron en abril de 2018 por unas controvertidas reformas a la seguridad social.

En 2022, el Gobierno sandinista expulsó del país al nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, según el Vaticano, así como a 18 monjas de la orden Misioneras de la Caridad, fundada por la Madre Teresa de Calcuta.

También ha llevado a prisión a nueve sacerdotes y dos colaboradores de la diócesis de Matagalpa, cerrado nueve estaciones de radio católicas y sacado de la programación de la televisión por suscripción a tres canales católicos, e impedido procesiones y romerías.

Las relaciones entre los sandinistas y la Iglesia católica de Nicaragua han estado marcadas por roces y desconfianzas en los últimos 43 años y medio.

La comunidad católica representa un 58,5 % de los 6,6 millones de habitantes de Nicaragua, según el último censo nacional. EFE

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img