spot_img
spot_imgspot_img

Policía Nacional asume el control de la cárcel de Támara

Por:

Tegucigalpa – Respetar los derechos humanos de las personas privadas de libertad y trabajar por su bienestar, fueron las primeras instrucciones que el director del Instituto Nacional Penitenciario (INP), dio al nuevo director del Centro Penitenciario Nacional de Támara (CPNT) y, al personal asignado al recinto.

El comisionado de Policía, Otoniel Castillo Lemus, reconoció el trabajo realizado por el personal del INP durante el transcurso de estos años, además de la ardua labor del director saliente, oficial de las Fuerzas Armadas al manejar “uno de los centros penitenciarios más conflictivos del país, que tiene la mayor población de personas privadas de libertad” y que a pesar de los escasos recursos con los que cuenta el establecimiento, realizó la misión en muy buenos términos.

“Conozco desde hace muchos años a Valerio (director saliente), conozco su profesionalismo para cumplir con las misiones asignadas, quiero agradecer a él, a su equipo de trabajo, a las Fuerzas Armadas por ese gran trabajo que han estado haciendo”, mencionó.

El comisionado, pidió a los miembros de la Policía Nacional y a los agentes penitenciarios, asumir esta responsabilidad con compromiso y dedicación. Al mismo tiempo pidió su apoyo para el nuevo director del centro penitenciario.

“Sé, que para los nuevos miembros de la Policía Nacional, es una experiencia nueva porque en el pasado la Policía Nacional, manejo los centros penitenciarios, pero para el personal que hoy va a esta nueva misión sabemos que es una nueva experiencia”, manifestó.

Solicitó mantener el compromiso como el que estaban desarrollando en sus unidades, espero que lo mantengan en esta nueva asignación porque la labor de ustedes es muy importante, tienen que tomar en cuenta que el fracaso del director es el fracaso de ustedes, tómenlo con responsabilidad, con seriedad.

A los agentes penitenciarios, pidió apoyar al nuevo director y al equipo de trabajo, “deben hacer las cosas como ustedes saben, tienen una especialización en trabajo penitenciario (Curso Especial de Operaciones Penitenciarias (CEOP)), recuerden que el Instituto Nacional Penitenciario, se debe a las personas privadas de libertad, lo que hagamos, hagámoslo pensando en ellos”. 

Afirmó que, desde la dirección estamos pensando en trabajar mucho en la reeducación, rehabilitación y reinserción social de las personas privadas de libertad, para tratar de sacar (liberar) personas que sean de bienestar a la sociedad; ese debe ser el pensamiento de ustedes en cada una de sus responsabilidades, no importa la asignación que le den, pero usted está contribuyendo con el Instituto Nacional Penitenciario. 

Enfatizó, en realizar el trabajo en el marco del respeto a los derechos humanos de las personas en privación de libertad, promoviendo su participación en los programas y proyectos para una correcta reinserción a la sociedad hondureña.

IR

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img