spot_imgspot_img

Misterio envuelve asesinato de Kim Jong-nam en la hermética Corea del Norte

Tegucigalpa – El misterio sigue rondando la muerte de Kim Jong-nam. El primogénito del fallecido líder norcoreano Kim Jong-il, murió en extrañas circunstancias de presunto envenenamiento, en Malasia, hace escasos días.

La extraña muerte del primogénito Kim Jong-nam, en el aeropuerto de Kuala Lumpur en Malasia, resultó un episodio de película de espías, pero, eso sí, coherente con el estilo que vivió este joven coreano, cuya vida, pendió de finos hilos desde que su hermano Kim Jong-um le sentenció a muerte.

En medio de las conjeturas que aún no aclaran la muerte, pese a que las teorías que emanan de Corea del Sur señalan directamente a su medio hermano como potencial culpable, el gobierno de Malasia no solo se ha mostrado solidario para recibir y proteger a los familiares del asesinado hijo del “querido líder” sino que también ha dado facilidades para entregarles el cuerpo.

El ambiente político en la zona ha llevado a Corea del Sur a desmentir una componenda con Malasia para investigar el crimen.

Mientras el jefe policial en Kuala Lumpur habla del proceso de identificación y de exámenes de ADN, entre otros procedimientos de rigor, Corea del Norte exige la entrega del cadáver y pide que sus expertos participen en la autopsia.

Justo hoy miércoles se espera confirmación si se hará otra autopsia al cuerpo ya que la primera no resultó del todo clara en torno a las causales de la muerte.

Un video que circula en medios a nivel mundial, detalla todo el momento en que el primogénito del “querido líder” fue objeto del ataque que, aparentemente, le costó la vida.

Producto de un amor clandestino

El hijo mayor de Kim Jong-il, fue producto de su amor extramarital con una famosa actriz, Song Hae-rim. Nació en mayo de 1971 en Pyongyang. Vivió una infancia en la semi clandestinidad, alejado de su padre que debió mantenerlo discreto para no alterar su relación familiar con la casa madre, especialmente con el jefe de la dinastía y fundador de Corea del Norte, Kim Il-sung.

La mayor parte del tiempo el joven vivió con su abuela materna y pocas veces era visto por su progenitor.

Así, fue enviado a Suiza primero y luego a Moscú donde vivió una vida “plena”, aprendió inglés y francés; disfrutó de los placeres occidentales.

Luego, y por sus excesos, fue llamado a su país donde su padre, durante algún tiempo, le brindó atención central hasta que luego se concentró en Kim Jong-um a quien heredó el poder. Fue este, en algún momento, quien ordenó la muerte de su medio hermano, indican los informes surcoreanos.

Fue en 2012 cuando Kim Jong-nam imploró a su hermano que vetara la orden de quitarle la vida. Informes de Corea del Sur dicen que en una misiva que envío a su todopoderoso hermano Kim Jong-um, jefe supremo de Corea del Norte, le exponía que él no tenía donde ocultarse y que posiblemente la única vía para escapar era el suicidio.

Kim Jong-nam fue envenenado en el aeropuerto de Kuala Lumpur por dos mujeres que están detenidas junto a otro sospechoso, por ello, dicen los informes surcoreanos, un país que no ha dudado en atribuir el crimen a su medio hermano en el poder, una versión que expertos en Corea del Norte no comparten plenamente ya que aseguran que Kim Jong-nam no representaba ningún riesgo para su hermano.

Kim Jong-um asumió el poder en 2011 y desde ese momento a la fecha él, sin ambages, ha acabado con todos los que considera una amenaza para su mandato.

Eso ocurrió cuando ordenó matar a su maestro y tío, Chang Sog-thaek. También extra fronteras se conoce de una amplia lista de víctimas del líder supremo de Corea del Norte.

Desde inicios de este milenio Kim Jong-nam vivió en China y aunque entre su impaciencia y conocimiento de otras realidades lo llevaron a hacer señalamientos del sistema político y social de Corea del Norte, los expertos indican que también participó en operaciones inapropiadas de su país y a involucrarse en millonarias transacciones de lavado.

Su vida de fiestas le creo fama y amplia interacción social, pero, sus últimos años se los pasó con una vida discreta entre China y Macao.

En medio de conjeturas y señalamientos la muerte del primogénito de Kim Jong-il, un hijo concebido de un amor encubierto, probablemente quede en medio de las cosas que ocurren en Corea del Norte y de las que nunca se sabrá su fondo a ciencia cierta.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,137FansMe gusta
37,949SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img