spot_img

Migrantes hondureños entre la incertidumbre y la solidaridad

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – En un limbo migratorio y entre la incertidumbre, es como varias familias hondureñas pasaron la Navidad en la frontera entre México y Estados Unidos, luego de ser víctimas de la orden ejecutiva Título 42, que el expresidente estadounidense Donald Trump aplicó por motivos de la pandemia del COVID-19 en 2020.

Esta acción que iba a llegar a su fin el 21 de diciembre del presente año, se vio interrumpida por una orden judicial y su futuro es incierto.

Ante tal situación son miles los migrantes, entre ellos hondureños, que se encuentran en las fronteras entre México y Estados Unidos en la espera de una oportunidad para entregarse a las autoridades estadounidenses con el objetivo de conseguir asilo en ese país.

Navidad

Los migrantes pasaron la Navidad entre frustraciones y la solidaridad de las personas que apoyan los refugios y albergues, brindando cobijo y alimentación en una noche fría en la frontera entre México y EEUU.

Un fuerte frío, producto del desplazamiento de una tormenta helada, ha afectado a miles de migrantes que se encuentran en la frontera a la espera de respuestas de las autoridades.

Sin embargo, las bajas temperaturas no impidieron que los migrantes realizarán una vigilia en espera del nacimiento del niño Jesús para pedirle con fe merme la situación por la que atraviesan.

Personas voluntarias que apoyan a los migrantes también llevaron juguetes y comida a los niños y adultos que se encuentran en la frontera.

Migración sin riesgo

La Conferencia Episcopal de Honduras, hizo un llamado a una migración que sea el ejercicio de un derecho humano, sin riesgo de perder la vida, que fue lo que obligó a José y a María a dejar su patria, para proteger la vida de Jesús”.

En su escrito, los obispos señalaron que la Navidad sí consiste en un regalo que no merecemos y que llega a nosotros como “gracia de Dios para salvar a toda la humanidad”, (Tito 2, 11). En efecto, la Natividad es gracia que recibimos por medio de Jesús, fruto del amor gratuito de Dios y que gratuitamente debemos saber compartir con los demás.

En el interior de la Iglesia Católica, el Dios—-con—nosotros es un fuerte llamado a la comunión, que aún no logramos vivir del todo; es un llamado a ser un “nosotros”, capaz de unir todas nuestras fuerzas para lograr un mundo reconciliado y en paz.

Solicitantes de refugio

Un total de 29 mil 390 hondureños han solicitado este año reconocimiento de condición de refugiados en México, con dicha cifra Honduras se mantiene encabezando la lista de países con el mayor número de solicitudes.

La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados(Comar), en su última actualización de datos registró que hasta el mes de noviembre Honduras es el número 1 de la lista de 10 países documentados.

La diferencia también es muy amplia entre Honduras y el resto de Centroamérica, Nicaragua figura en el quinto lugar de la lista con 8 mil 740 solicitudes; El Salvador en el sexto con 7 mil 441 solicitudes y Guatemala en séptimo lugar con 4 mil 974 solicitudes.

Del total de solicitudes la tasa de reconocidos como refugiados para Honduras en el presente año es de 11 mil 120.

92 mil deportados

Cerca de 92 mil hondureños han sido deportados, principalmente desde Estados Unidos y México, en el presente año, un 29,2 % más que en el mismo periodo de 2021, según datos del Instituto Nacional de Migración (INM).

La cifra de hondureños deportados entre enero y el 15 de diciembre supera a la del mismo periodo de 2021, que sumó 71 mil 143, de acuerdo a las cifras del INM.

La deportación desde Estados Unidos a Honduras pasó de 9 mil 884 en 2021 a 42 mil 428 en 2022, con un 329.2 % de aumento, mientras que los retornados desde México el año pasado fueron 54 mil 429 y este año 46 mil 290, lo que supone una reducción del 15 %.

Del total de hondureños retornados en el citado lapso, las autoridades migratorias de Centroamérica deportaron 3 mil 007 personas frente a los 6 mil 710 de 2021, lo que representa un 55.2 % menos.

Otros 226 hondureños fueron retornados a su país este año desde una veintena de países de Europa y Suramérica, mientras que en el mismo período de 2021 regresaron 120 de esas mismas naciones. IR

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img