Miembros de la guardia presidencial de Ben Alí atacan una escuela de Policía

Túnez – Varios miembros de la guardia presidencial del ex presidente tunecino huido Ben Alí atacaron esta madrugada con cocteles molotov y disparos de bala una escuela de la Policía en el barrio de Le Kram, cerca de la capital de Túnez, informaron a EFE habitantes de la zona y testigos presenciales.
 


Al menos cuatro vehículos todo terreno de color negro, usados habitualmente por los agentes de seguridad del régimen del antiguo presidente, se detuvieron ante la Escuela y lanzaron cocteles molotov sobre los agentes de Policía que la custodiaban.

Ante la respuesta de los agentes, los ocupantes de los todoterreno abrieron fuego real contra ellos y se produjo un enfrentamiento que se prolongó durante casi una hora, indicaron las fuentes.

Posteriormente, y ante la llegada de unidades militares de refuerzo, los vehículos de la guardia presidencial emprendieron la huida hacia el bosque de Gammart, situado en las inmediaciones.

La Escuela de Policía de Le Kram, situada apenas a un kilómetro del Palacio Presidencial de Cartago, tiene capacidad para formar a cerca de 200 agentes.

También en la zona residencial cercana de los Altos de Gammart y el barrio de la Marsa, situada 18 Kilómetros al norte de la capital, se escucharon disparos y ráfagas de metralleta y se observaron varios vehículos de color negro de la guardia presidencial, según los habitantes de la zona.

En el área de Gammart están instaladas muchas de las residencias de embajadores extranjeros, como la de España, Francia, Arabia Saudí o el Líbano.

Diversas fuentes consultadas por EFE coincidieron en que varios de los incidentes violentos producidos durante la noche en la capital fueron provocados por miembros de los cuerpos de seguridad de Ben Alí y grupos de milicias encapuchadas del partido del poder del antiguo presidente, la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD).

Helicópteros del Ejército sobrevolaron durante toda la noche varias zonas de Túnez intentando localizar a estos grupos, que pretenden desestabilizar la situación y sembrar el caos en el país, disparando en ocasiones indiscriminadamente sobre domicilios particulares.

Pese a estos incidentes, en el centro de Túnez reinaba hoy la calma y se había reducido ligeramente la presencia policial y militar del sábado, según constató EFE.

Algunos cafés y comercios abrieron sus puertas en la popular avenida Habib Burguiba y las calles adyacentes.

Los transportes públicos volvieron a funcionar y numerosos taxis y autobuses de cercanías circulan por el centro de la ciudad.

Lo + Nuevo

22,266FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte