spot_imgspot_img

México y Centroamérica, cada vez más estratégicos para Washington

Tegucigalpa.- Son países con una historia común en donde les une no sólo la lengua, territorio y algunas costumbres, también los problemas, siendo los de mayor destaque los vinculados a la seguridad: crimen organizado y migración, fenómenos que explican el por qué estas naciones se vuelven cada vez más estratégicas para Estados Unidos.
 

Hasta hace unos quince años, los problemas de narcotráfico y crimen organizado en América Central y México no eran el centro de la agenda de seguridad nacional de Estados Unidos, pero todo cambió tras los ataques del 11-S, cuando se reforzó la vigilancia en las fronteras por temor a nuevos atentados terroristas o a que por las frágiles fronteras de México y Centroamérica ingresaran células terroristas a Estados Unidos. Canadá también arreció la vigilancia en su frontera.

Los expertos mexicanos y centroamericanos señalan que existen otros problemas preocupantes también para Washington que hoy ve más amenazado su patio de este lado de Latinoamérica por la creciente influencia del crimen organizado en la cooptación de países y territorios donde no solo se trafica con drogas, también con migrantes, trata de personas, lavado de activos, corrupción e impunidad.

Mientras Washington pone “freno” a la migración en sus fronteras con México, éste junto a los países centroamericanos presionan por espacios más liberados y no pueden detener la expulsión de sus connacionales que huyen del desempleo, de la pobreza y también de las maras o pandillas.

Raúl Manaut, un investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, indica que en el caso de su país, en la frontera entre México y Estados unidos están desplegados 30 mil oficiales de las diversas agencias federativas de Washington para cubrir 3,099 kilómetros, mientras que en la frontera sur de México sólo hay 125 oficiales de migración para cubrir sus 1,149 kilómetros de extensión.

Así, hay quienes afirman que los aterrizajes de cocaína en Guatemala, cuando son en la noche, alcanzan el 100 por ciento de éxito para cruzar la droga a México, colige en una de sus publicaciones Manaut.

La debilidad de las fronteras

Esa fragilidad, facilita, en cierta medida, el cruce de los migrantes centroamericanos, en su mayoría víctimas de las organizaciones criminales como Los Zetas y el Cartel del Golfo, ya que en las rutas carreteras que parten de Chiapas hacia Texas por los estados de Oaxaca, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas se ha detectado esta actividad de forma intensa. Por eso el tema de la migración se ha “securitizado” tanto en Estados Unidos como en México y Centroamérica.

Fuentes militares estadounidenses advierten que el norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador) junto al sur de México son puntos sensitivos para la seguridad de Washington. Los tres países centroamericanos junto a los estados del sur mexicano, tienen debilidades institucionales profundas, son proclives a la corrupción y en el caso de América Central, los trabajos de inteligencia de los servicios de los Estados y los cuerpos policíacos carecen de profesionalismo y son fácilmente cooptados por el crimen organizado.

Del lado sur de América Central, Costa Rica comienza a presentar problemas también de inseguridad, en menor escala que los países del norte, pero se habla de estructuras bien montadas del cartel de Sinaloa en ese país que vende su turismo al mundo junto a su naturaleza, pero donde afloran también graves problemas de turismo sexual y trata de personas.

Panamá, es considerado el “paraíso fiscal” del crimen organizado y en sus muelles atracan los “esclavos” migrantes que laboran en barcos que en alta mar son forzados a trabajar sin tener que responder a vigilancia alguna, pero cuando atracan para cargar combustibles y alimentos el canal de Panamá es uno de sus puertos marítimos de preferencia, según investigaciones.

Nicaragua, es en Centroamérica, el país del “silencio de la droga”. Poco o nada se conoce, no existen radares que permitan rastrear la droga y solo se intuye que es en la región de la Mosquitia, en el Caribe, donde comparte frontera marítima con Honduras, donde existe un alto tráfico de estupefacientes.

Washington replantea estrategia

De esta suerte, toda Centroamérica, unos con mayor intensidad que otros, están bañados por el avance del crimen organizado y no es casual que fuera la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, quien dijera en el reciente encuentro en Tegucigalpa, que “Centroamérica es quien está poniendo los muertos y el sacrificio” en esta ola de violencia.

En el país donde no existe ejército, fue precisamente la presidenta Chinchilla quien autorizó el desembarque de marines de Estados Unidos para efectuar trabajos de “control social” en zonas inseguras.

De ahí que en las últimas dos semanas no sea casual ni protocolaria la reciente visita del vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, y de la responsable de Seguridad, Janeth Napolitano. Ambos hicieron su gira en Centroamérica para abordar aspectos de “cooperación y seguridad”.

Analistas políticos hondureños consultados por Proceso Digital y que pidieron el anonimato, por razones de seguridad, coinciden en afirmar que la visita de Biden obedece a un cambio en la estrategia anticrimen de Washington, acelerado por la propuesta del presidente de Guatemala, Otto Pérez, de despenalizar las drogas.

Aunque ahora la propuesta de Pérez es discursiva y no se conoce un documento al respecto, se espera que el mismo sea presentado en el próximo encuentro de los gobernantes centroamericanos el 24 de marzo en Guatemala, en seguimiento al encuentro sostenido recientemente en Tegucigalpa con el vicepresidente Biden.

Los expertos aseguran que tras la propuesta de Otto Pérez se juegan dos posibles escenarios: llamar la atención de Washington para lograr más apoyo en la lucha anticrimen y lograr que reactive la ayuda militar suspendida por décadas a Guatemala, así como introducir un elemento distractor que diluya los problemas internos propios de los guatemaltecos.

Otros, en tanto, consideran que el anuncio de Otto Pérez aceleró la visita del vicepresidente Biden para poner un mayor acento al problema, en vista que los estados centroamericanos, en especial los del triángulo norte, “están desbordados por la criminalidad”.

“Los países centroamericanos están pagando un precio muy alto y muy injusto, y hoy Estados Unidos siente la amenaza hacia su seguridad más cerca y quiere ver como recompone una región que se le va de las manos y está a punto de caer en manos del crimen organizado”, dijo a Proceso Digital uno de los consultados.

Crimen organizado a la “captura” de Estados

Asimismo, sostienen, el anuncio de las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC), una narco guerrilla que afirma abandona los secuestros y quiere sentarse a negociar, puede ser otro de los elementos en el replanteamiento de su estrategia de seguridad por parte de Estados Unidos.


En el caso de América Central, “estamos frente a Estados degradados porque somos muy débiles, frágiles que no han podido satisfacer las necesidades mínimas de la población y ello expulsa a los migrantes, coopta a los órganos de seguridad por parte del crimen organizado y este problema, tarde o temprano estallará a Washington en sus raíces”, concluyó el entrevistado.

Estados Unidos, afirman, busca evitar que estados como México y los de América Central, terminen “capturados” por el crimen organizado, especialmente el narcotráfico, cuyos carteles tienen una presencia más fuerte de lo esperado y son ya un delito trasnacional con conexiones en Estados Unidos y Europa.

En uno de sus informes de drogas e inseguridad, Naciones Unidas indica que el conjunto del istmo centroamericano es proclive al desarrollo de formas delincuenciales muy evolucionadas y señala entre las posibles formas las actividades criminales como el tráfico de personas, drogas y armas de fuego, el repunte de los homicidios, secuestros, lavado de activos y la corrupción. México, no queda atrás de esta radiografía que hoy conforma el nuevo mapa geopolítico para Estados Unidos.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,535SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img