Más de 290 heridos leves en la procesión del Nazareno Negro en Manila

Manila.– Más de 290 personas fueron atendidas por mareos y heridas leves este jueves en Manila debido a las aglomeraciones que se forman durante la procesión del Nazareno Negro al que los creyentes tratan de tocar en busca de milagros.

«Nuestro equipo dio los primeros auxilios a 291 pacientes que sufrieron mareos, falta de aire, hipertensión, abrasión, heridas y esguinces», indicó la Cruz Roja en su cuenta de Twitter.

Se estima que unas 4 millones de personas acudieron a ver la «traslación» de la imagen del cristo desde la Plaza de Luneta, también conocida como José Rizal, hasta la iglesia de Quiapo en la capital filipina a lo largo de más de 6 kilómetros.

Muchos de los devotos católicos van descalzos y tratan de tocar la escultura con la mano o con toallas para recibir su bendición e incluso tiran camisetas para que sus portadores la froten en la imagen, venerada como el «patrón de los humildes».

Otros se conforman con tocar las cuerdas con que arrastran las «andas» (los filipinos conservan esta antigua palabra española que significa «tablero para conducir efigies», según la RAE).

Unos 13.000 policías fueron desplegados desde ayer para mantener la seguridad en el recorrido, que dura unas 20 horas.

Tallada en México, la imagen del Nazareno Negro llegó a Manila el 31 de mayo de 1606 en un galeón procedente de Acapulco que, según la leyenda, se incendió cerca del archipiélago.

El calor de las llamas otorgó al Cristo su característico color oscuro, según la creencia popular en el país, aunque otra versión atribuye este distintivo a que el autor, un artesano mexicano, usó una madera de color oscuro.

El 86 por ciento de sus más de 100 millones de habitante pertenece a la Iglesia católica en Filipinas, el único país de mayoría católica en Asia junto con Timor Oriental.

Lo + Nuevo

22,582FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte