Proceso Digital

Tegucigalpa – El ex presidente Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), reveló que fue su administración la que detectó la escandalosa corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), sin embargo no decidió intervenirlo debido a la proximidad de las elecciones generales, lo que pondría en peligro, según él, el proceso de consolidación de la democracia.

– El ex mandatario declaró que «yo firmé el decreto de intervención».

– Desmintió que con fondos públicos haya adquirido una lujosa vivienda en EEUU y agregó que el inmueble es del banco y que la pagará en 20 años.

Lobo justificó que las elecciones políticas eran primordiales para fortalecer la democracia en Honduras, frente al desfalco en el Seguro Social, que según investigaciones de la Fiscalía, involucra a más de 300 personas y que data desde hace varias administraciones gubernamentales.

Como parte de la justificación, Lobo Sosa subrayó que fue él en su gestión quien firmó el decreto de intervención, al tiempo que preguntó: «¿Me dicen quién firmó la intervención del Seguro?».

Las declaraciones del ex mandatario fueron brindadas a periodistas en el aeropuerto internacional Toncontín, hasta donde llegó para viajar a los Estado Unidos.

Continuando con el tema del descalabro financiero del IHSS, el ex gobernante refirió que «se salta la liebre de donde menos la espera uno», refiriéndose al ex director Mario Zelaya, quien es el principal señalado por los actos de corrupción en ese centro hospitalario y que además se encuentra prófugo de la justicia y se ofrece una recompensa de 1 millón de lempiras para quien ayude a dar con su detención.

Pormenorizó que «yo tengo la institución como Gobierno, tengo un consejo directivo que está integrado por la empresa privada, los trabajadores, el Colegio Médico de Honduras, que voy a imaginarme que va a haber tal problema como el que me dijeron a mí».

Al mismo tiempo reveló que el desfalco en el IHSS, «lo detectamos nosotros el año pasado».

Asimismo, dijo que «no se hizo la intervención antes de las elecciones porque iba a generar un relajo enorme y había que hacer el proceso, se trataba de consolidar la democracia en Honduras».

Sobre la denuncia que ha trascendido en los medios de prensa sobre la adquisición de su parte de una lujosa vivienda en Estados Unidos, Lobo refirió que «ahorita no es mía, aún es del banco y dentro de 20 años que termine de pagarla, entonces no tiene ninguna relación con los otros temas de corrupción que se dieron y que se dan en todos los gobiernos».