spot_imgspot_img

Cachiro implica a alcalde, diputado, dos oficiales y a narco procesado en NY

Nueva York – El exlíder del cartel hondureño de Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, testificó este miércoles en el juicio contra el supuesto narcotraficante hondureño Geovanny Fuentes Ramírez, asegurando que trabajó con él para garantizar la seguridad de varios cargamentos de cocaína. Igualmente, implicó, en su testimonio, al actual alcalde de Choloma, Leopoldo Crivelli; al diputado Fredy Nájera, quien guarda prisión en una cárcel federal en EEUU; y dos oficiales de la Policía Nacional.

La tercera sesión del juicio, en el que la Fiscalía federal estadounidense sostiene que Fuentes Ramírez colaboró durante años con el actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se centró en ahondar en la relación entre el jefe de Los Cachiros y el acusado.

Asimismo, a preguntas de la Fiscalía, el relato de Rivera estuvo plagado de referencias a policías, militares y alcaldes supuestamente corruptos e implicados en el narcotráfico como el regidor de la localidad de Choloma, Leopoldo «Polo» Crivelli, y su hijo Polito Crivelli.

El alcalde cholomeño, Leopoldo Crivelli.

Según el testigo, que cumple condena en Estados Unidos y testifica a petición de la Fiscalía, el alcalde de Choloma ofrecía información a los narcotraficantes «cuando venía la policía de la lucha contra el narcotráfico. Venían de Tegucigalpa o de San Pedro Sula a hacer operativos ahí en Choloma, donde vivía el acusado (Geovanny Fuentes)».

«Los contactos corruptos ayudan a quitar operativos cuando la droga va pasando de un lugar a otro», dijo el testigo antes de agregar que tenía este tipo de contactos «por todo Honduras».

La Fiscalía, como ya hizo durante el juicio contra el hermano del presidente de Honduras, Tony Hernández, celebrado a finales de 2019 también en Nueva York, defiende que el país centroamericano es un «narcoestado».

El diputado Fredy Nájera Montoya salió a relucir de nuevo en el juicio al capo Fuentes Ramírez.

En la sesión de este miércoles, Rivera relató en detalle cómo conoció al acusado Geovanny Fuentes Ramírez y habló de tres ocasiones en las que trabajó con él para transportar cargamentos de cocaína que llegaban en avión a Honduras hasta la frontera con Guatemala, donde se entregaban al cartel de los Hermanos Valle.

Rivera aseguró que conoció al acusado entre 2009 y 2010 por mediación de otro narcotraficante, Melvin Sandres, apodado «Metro» por su vinculación con la policía metropolitana.

(VER) Asesinan a dirigente deportivo del Atlético Choloma y su guardaespaldas

A preguntas de la Fiscalía, Rivera explicó que en la primera reunión que mantuvo con Fuentes Ramírez, en el aparcamiento de una gasolinera propiedad del líder de Los Cachiros, el acusado le dijo que tenía buenos contactos con la Policía Militar de Honduras y con la Policía Preventiva.

Este fue el tercer día del juicio a Geovanni Fuentes Ramírez.

«Mire primo, yo tengo unos contactos buenos aquí ahorita en Honduras con la Policía Militar y la Policía Preventiva para cualquier cosa que le ocupe», dijo entonces el acusado al jefe del cartel en aquel primer encuentro en la gasolinera «Brisas del Mar».

El jefe de Los Cachiros agregó que Fuentes Ramírez se ofreció a custodiar y a transportar los cargamentos de cocaína llegados de Colombia en lanchas rápidas y aviones y que luego eran transportados hacia Guatemala en su camino hacia México y en último término a Estados Unidos.

Según su testimonio, el acusado también le contó que había trabajado con Metro en Miami (Estados Unidos) vendiendo cocaína (entre uno y cinco kilogramos al mes), pero que había regresado a Honduras porque les «andaban buscando».

A la consulta si había trabajado con el diputado Fredy Nájera -preso en EEUU por delitos de narcotráfico-, el Cachiro contestó: “Sí, en su pista de aterrizaje”.

En la foto divulgada en el juicio, aparece Cristian Fuentes Ramírez -hermano de Geovanni- junto al presidente Juan Orlando Hernández. Cristian aspira como precandidato a diputado por el Partido Nacional en Cortés.

Para el líder del cartel hondureño, el papel de Geovanny Fuentes Rámirez «era muy importante» porque «cuando la policía se ponía en retenes para hacer operativos en la calle, el acusado le hablaba a sus contactos de la Policía y ya se quitaban». 

JS

spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img