spot_imgspot_img

Le extirpan tumor de diez libras a un menor de quince meses

Tegucigalpa – Un inmenso tumor de diez libras le fue extirpado a un menor de 15 meses de edad, quien padecía de una malformación congénita del sistema linfático.
 

La operación fue realizada exitosamente por médicos del complejo Materno Infantil del Hospital Escuela de Tegucigalpa y se ha logrado recuperar una vida valiosa que corría el riesgo de perderse.

El menor Moisés de Jesús Chávez sufría de una malformación que superaba su propio peso y le obstruía el tórax y el abdomen, situación que le impedía caminar debiendo arrastrarse y sin expectativas de una mejor vida.

Moisés, fue abandonado por su madre en la ciudad de Comayagua y su caso fue conocido por la Primera Dama luego de una visita a ese sector, quien al ver la situación decidió trasladarlo, primero al Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (Ihnfa) y posteriormente al Hospital Escuela.

Sin embargo, no todo fue fácil, porque tras las evaluaciones dos equipos médicos descartaron una operación en el país por su grado de peligrosidad, recomendado su traslado a Estados Unidos, a un costo de 300 mil dólares.

Sin embargo, la señora de Lobo insistió con los médicos nacionales y logró la respuesta esperada, Moisés fue operado con éxito y hoy se recupera en la sala de cuidados del Materno Infantil, sometido al control necesario para supervisar que su evolución que es satisfactoria.

En ese contexto, el director del complejo hospitalario, doctor, Marco Molinero, resaltó dos cosas, la persistencia de doña Rosa, que como madre tomó a Moisés bajo su responsabilidad y sumado a ello su confianza en la capacidad de los médicos del Hospital Escuela.

De su lado, el cirujano plástico, Omar Mejía, amplió que “sin esa deformidad que le impedía caminar e incluso sostenerse, se avizora un mejor futuro para el pequeño, pues podrá desarrollarse normalmente y será un ciudadano útil al país”.

Por su parte, la cirujana Tebni Ochoa, reafirmó que ahora el pequeñín podrá crecer con normalidad, pero sometido a controles, en un inicio cada quince días y luego de forma mensual, para prevenir secuelas físicas y sicológicas.

En suma, gracias a la capacidad médica hondureña, más el interés de la Primera Dama, hoy Moisés aspira a una mejor vida en un hogar infantil en la ermita, Talanga, bajo los cuidados de la voluntaria, Grace Murphy, quien coordina el grupo Valiente.

Además, de los doctores Mejía y Ochoa, asistieron la operación que duró alrededor de cuatro horas, el médico residente, Juan Estrada y los anestesistas Celeo Díaz y Ángel Ordóñez, con apoyo del cuerpo de enfermeras.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,393FansMe gusta
39,406SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img