spot_img

Reacciones de los presidentes del Triángulo Norte ante la Lista Engel

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa (Especial Proceso Digital) – Los gobiernos del Triángulo Norte de Centroamérica reaccionaron de formas distintas ante la divulgación de la Lista Engel de parte del Departamento de Estado, en la cual Estados Unidos designa a personas que considera que hay evidencia creíble que están vinculados con actos de corrupción.

El presidente salvadoreño Nayib Bukele envió un mensaje desafiante; el gobernante hondureño Juan Orlando Hernández llamó a respetar la presunción de inocencia, mientras en Guatemala el mandatario Alejandro Giammattei se ha llamado al silencio.

La Lista Engel es una selección de figuras políticas y empresariales de los tres países del Triángulo Norte acusados de corrupción, de obstruir la justicia o de amenazar la democracia, de acuerdo con lo estipulado por el Congreso de Estados Unidos. En la lista el Departamento de Estado además de señalar a personajes, hace el envío de la nómina a los comités de Relaciones Exteriores y Judicial de la Cámara de Representantes y del Senado, las dos alas que conforman el poder legislativo de dicho país.

Su reciente divulgación causó revuelo en Guatemala, El Salvador y Honduras, provocando reacciones gubernamentales, políticas y de la ciudadanía.

Pero el enviado especial de Washington para el Triángulo Norte, Ricardo Zúniga, señaló que más nombres se publicarán en los próximos meses, ante la reacción de sectores de la ciudadanía de los tres países que consideran que la lista no incluye a todos los que deberían estar en la misma, ya que los mencionados ya estaban señalados o acusados en los tribunales de justicia, como ha quedado evidenciado en Honduras con las acciones del Ministerio Público.

Dos expresidentes

Expresidentes, Álvaro Colom de Guatemala y Porfirio Lobo Sosa de Honduras

La lista incluye nombres de expresidentes como Álvaro Colom de Guatemala, el cual había sido acusado por la desaparecida Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por un caso de construcción de un transporte público conocido como Transurbano, por el cual fue capturado y que lo llevó a prisión por varios días.

Igualmente fue señalado el expresidente hondureño Porfirio Lobo Sosa, su esposa, la exprimera dama Rosa Elena Bonilla. A Lobo, lo vinculan con la organización de transportistas de droga Los Cachiros, mientras a la segunda con casos de corrupción, por los cuales fue procesada por el Ministerio Público y la desaparecida Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), y encontrada culpable y condenada a 58 años de cárcel, aunque luego fue anulado el juicio por la Sala penal de la Corte Suprema de Justicia y deberá repetirse.

El expresidente Lobo ha dicho que el señalamiento hacia él era predecible y le restó importancia, al tiempo que indicó que en esa enumeración falta la mención de los grandes corruptos del país.

La jefa de Gabinete de Bukele y más

Carolina Recinos, una de las funcionarias más cercanas al mandatario salvadoreño.

También fueron mencionadas figuras poderosas en el gabinete de El Salvador, que incluye a la jefa del mismo Carolina Recinos, el ministro del Trabajo, Rolando Castro.

En Guatemala se incluyó a los poderosos jefes de la Corte Constitucional y un magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

En Honduras, gran parte de los mencionados en la lista son diputados, muchos de ellos poderosos líderes regionales y nacionales.

Bukele, desafiante

Presidente salvadoreño Nayib Bukele.

La reacción del presidente salvadoreño a la Lista Engel, que incluye a varios miembros de su entorno más cercano, así como a figuras que lo acompañaron en el primer año de gestión, fue de desafío a la misma, de rechazo y de ubicar objetivos que no estaban en los publicados, señalar que tiene sus propias prioridades en cuanto a persecución judicial: Igualmente, su oferta populista que le ganó réditos políticos nuevamente fue activada.

Anunció un aumento al salario mínimo del 20 %, efectivo a partir de agosto, y la entrega de 2.1 millones de cajas alimentarias, equivalentes a la Bolsa Solidaria de Honduras y las CLAP de la Venezuela de Nicolás Maduro.

(VER) Lista de corrupción de EEUU no basta para investigar, dice fiscal salvadoreño

Inicialmente el mandatario salvadoreño se llamó al silencio, aunque escribió un tuit que solo se leía “United Fruit Company” en referencia a las primeras décadas del siglo pasado cuando Centroamérica era manejada por las compañías bananeras estadounidenses.

En la lista aparecían los nombres de su jefa de gabinete Recinos, el ministro del Trabajo Castro, el presidente del Tribunal Supremo Electoral Walter Araujo, a quien justamente la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia le invalidó su candidatura a diputado por el partido Nuevas Ideas, creado por Bukele; también figuran su secretario Jurídico de la Presidencia, Conan Castro y el director de Centros Penales, Osiris Luna.  Además, sus exministros de Seguridad y Agricultura, Rogelio Rivas y Pablo Anliker respectivamente.

Pero al día siguiente de la divulgación de la lista apareció un Bukele más desafiante con Estados Unidos, como ha sido desde que asumió la actual administración del demócrata Joe Biden, y escribió en Twitter “Gracias por la lista, pero en El Salvador tenemos la nuestra”, aunque no se refirió a sus funcionarios incluidos en la Lista Engel.

Tras el tuit, luego señaló que la verdadera lista incluye a 400, en referencia a los futuros señalados por la Fiscalía salvadoreña para procesarlos por actos de corrupción. Posteriormente apareció en la cuenta de Bukele el hashtag #LAVerdaderaLista y horas después fiscales intervinieron la sede del opositor partido Arena, incautando la misma, así como otros bienes.

Francisco Flores, primer expresidente salvadoreño en ser detenido tras entregarse

La acción de la fiscalía está vinculada al caso del desvío de fondos que recibió El Salvador de Taiwán por 15 millones de dólares tras un terremoto del 2001 que golpeó al país vecino y cuyos recursos fueron desviados por el entonces presidente Francisco Flores, fallecido hace años tras estar en prisión, para su provecho personal y otra parte para financiar la campaña de su sucesor Antonio Saca, entonces candidato presidencial de Arena. La fiscalía lo acusó el 2014 y fue detenido por la policía.

Pero la lista de Bukele incluye a 400, según señaló en su cuenta de Twitter.

Nayib Bukele no solo se quedó en el campo doméstico y cruzó fronteras al comentar en su cuenta en Facebook que “en la ‘Lista Engel Honduras’ no pusieron a ni un solo miembros del Gobierno, a pesar de que su Presidente y Ministros están acusados, con pruebas, de corrupción y narcotráfico y que tienen ocho años de estar en el gobierno”.

El mandatario salvadoreño no solo atacó al gobernante de Honduras, sino que se inmiscuyó en el próximo proceso electoral del país al indicar en el mismo post de Facebook “Pero claro, ahí los intereses políticos son distintos. Ahí el interés es fortalecer al Partido Nacional de Honduras, para las elecciones presidenciales de noviembre”.    

Hernández, extrañado por ausencia de nombres

Presidente Juan Orlando Hernández.

Mientras en Honduras, el mandatario Juan Orlando Hernández se mostró sorprendido de que no aparecieran otros nombres en la Lista Engel, divulgada por Estados Unidos.

“Es extraño cuando otros (nombres) no aparecen, y existe ese debate; en ese sentido me parece que hay que respetar la dignidad de cada uno”, expresó.

El gobernante hondureño llamó a que se respete la presunción de inocencia de cada persona señalada, de acuerdo al sistema de derecho del país.

“Cada ciudadano de Honduras, mientras no sea condenado, es presumido inocente y cada uno de ellos tendrá derecho de responder”, exteriorizó el gobernante catracho, en referencia a los mencionados.

Hernández indicó que si alguien es condenado quedará evidenciado, y el que no, deberá demostrarlo ante las autoridades pertinentes.

Estados Unidos incluyó en la Lista Engel a 21 hondureños, la mayoría diputados y exdiputados.

Giammattei se llama al silencio

El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei

De su lado el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, se llamó al silencio en cuanto a la designación de 20 conciudadanos de su país en la referida lista.

Y eso que la lista incluye a dos integrantes de la Corte Suprema de Justicia y uno de la Corte Constitucional, las máximas instancias del Poder Judicial guatemalteco, así como a congresistas actuales y un alcalde de su país.

También fue incluido en el listado el expresidente Álvaro Colom y otras figuras políticas nacionales.

La sociedad civil guatemalteca ha criticado la lista, ya que no se incluye otros nombres que esperaban en la misma, aunque sí es de notar que es el país que tiene personas bajo el programa de sanciones Global Magnitsky, estimada de las más severas que aplica Estados Unidos.

Giammattei debe realizar un delicado equilibrio, ya que el Congreso de su país está integrado por un conjunto de fuerzas con las cuales debe mantener buenas relaciones a fin de impulsar su programa de gobierno y que le aprueben una serie de proyectos. Su bancada es minoritaria en el Poder Legislativo.

Igualmente debe mantener buena sintonía con Washington, ya que la administración Biden ha seleccionado al gobierno guatemalteco como el principal enlace con el Triángulo Norte. Giammattei tiene estrechas relaciones con Bukele y Hernández. Los presidentes salvadoreño y hondureño tienen nulos vínculos.

Giammattei y su país son premiados por Washington al ser seleccionado con las visitas de alto perfil político, como ocurrió con la vicepresidenta Kamala Harris que viajó al país vecino el pasado 7 de junio.

El secretario de Seguridad Nacional de EEUU visitará Guatemala

Igualmente está previsto un viaje del secretario de Seguridad de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, a Guatemala esta semana que inicia.

El presidente estadounidense Joe Biden llamó a Giammattei en marzo pasado y tuvieron una conversación telefónica. Ha sido el único mandatario del Triángulo Norte con el que ha conversado directamente.

Los diálogos de la administración Biden con Honduras y El Salvador están limitados a funcionarios a nivel ministerial y las líneas presidenciales están descolgadas hasta el momento. (PD)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img