spot_img

La Guillén aguarda soluciones concretas ante panorama desolador

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – Decenas de familias que perdieron sus casas por la falla geológica que afecta a varias colonias en el Distrito Central, exigen respuestas concretas que no sean solo paliativos a la dramática situación que ahora enfrentan.

– Existen 116 colonias vulnerables a fallas geológicas, deslizamientos e inundaciones en el Distrito Central.

– Alrededor de 2 mil evacuados, entre ellos 1 mil 200 adultos y 800 niños, se han evacuado de la Guillén y Nueva Santa Rosa.

– “Queremos que nos reubiquen, sabemos que vale más la vida, pero ocupamos soluciones concretas”, dijo uno de los afectados.

Una de las afectadas, identificada como Vilma Leticia Cruz, externó que no pueden abandonar sus recintos sin tener un lugar donde puedan estar seguros junto a sus pertenencias.

La desconsolada mujer clamó por respuestas gubernamentales concretas y que sean una opción para las decenas de familias que quedaron prácticamente en la calle.

Cruz relató que se marchó de su casa porque está en la zona de derrumbe, pero que llega a cada momento para verificar que sus pertenencias no seas saqueadas.

Un contingente de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas llegaron a la zona cero para ayudar a los pobladores a sacar sus pertenencias y abandonar sus viviendas, sin embargo muchos de los afectados se resisten a salir porque no hay soluciones concretas a sus necesidades.

El panorama es desolador en la zona cero del derrumbe.

Rango de falla sigue ampliándose

La tragedia en la capital del Distrito Central sigue, específicamente en la zona de la colonia Guillén y Nueva Santa Rosa, ya que el mapa de la zona de la falla se sigue ampliando, dijo el alcalde de Tegucigalpa, Jorge Aldana.

En el mapa de riesgo de la falla geológica sigue ampliándose y se está extendiendo a otras colonias, “de cuatro manzanas que eran las afectadas, hoy son casi 10.5 manzanas las que son consideradas en riesgo”, indicó.

Ahora la afectación se está extendiendo de forma rápida a las colonias Nueva Santa Rosa, Suazo Córdoba y zona alta de El Reparto.

El edil manifestó su preocupación debido a que todavía “hay 70 familias que están en la zona de riesgo que no han salido y tiene que evacuar”, la evacuación es obligatoria, porque, aunque se había determinado como de riesgo menor ahora deben evacuar de forma urgente.

La zona de riesgo se ha quedado corta, lo que implica que más familias deben ir evacuando la zona, reiteró, al tiempo que dijo que se está haciendo todo lo posible para ayudar a evacuar a esas personas.

Se han evacuado cerca de dos mil personas y al menos 400 personas se encuentran albergadas en los distintos albergues que ha dispuesto la alcaldía municipal confirmó el alcalde y otros han logrado alquilar algunas habitaciones, indicó el edil capitalino.

(LEER) Zona de desastre en La Guillén es mayor con el paso del tiempo, advierte AMDC

Proceso Digital llegó a la zona del derrumbe.

Más de 20 fallas geológicas identificadas

Un total de 21 fallas se han identificado en el Distrito Central (DC), informó este lunes, Cristian Sevilla, teniente del Cuerpo de Bomberos de Honduras.

En ese sentido, refirió que “se han detectado alrededor de 21 fallas, luego de que hace 10 años la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), diera a conocer ese estudio”.

Sevilla reveló que las autoridades de la alcaldía capitalina ya tenían conocimiento de esa falla geológica porque la cooperación japonesa lo había hecho saber.

Agregó que no sería una sorpresa que suceda lo mismo que ocurrió en la colonia Guillén, en las colonias aledañas, pues hace algún tiempo también se activó la falla en El Berrinche.

El rescatista dijo además que en las últimas 24 horas, cinco casas cedieron en la zona declarada como de riesgo, ya que se han pronosticado otras 48 horas más de lluvias en el lugar.

Hasta ahora hay hundimientos en la Guillén, la Nueva Santa Rosa y El Reparto, afectando unas 260 viviendas y según los expertos los daños podrían ser mayor en los próximos días.

Por esa situación, más de 160 familias han sido evacuadas para evitar pérdidas de vidas humanas, pues el lugar es inhabitable e inaccesible ante los severos hundimientos de las casa.

La zona parece haber sido bombardeada después de una guerra.

Respuesta gubernamental

De acuerdo a recuentos oficiales, en el Distrito Central 332 familias han sido evacuadas lo que equivale a 894 personas que ya se encuentran en albergues aledaños a las colonias Guillén, Suazo Córdova y Nueva Santa Rosa y que, según las autoridades de la alcaldía del Distrito Central, son más de 250 viviendas que ya están deshabitadas solo en la Guillén, 100 de ellas presentan daños en su infraestructura y el resto ya están en el suelo, producto que la zona sigue en movimiento de ladera.

Tras recorrido realizado por el titular de Gestión de Riesgos, Ramón Soto, en la colonia Guillén se reunió con las autoridades de la Alcaldía del Distrito Central, en donde acordaron crear una unidad de Comando de Incidencias Interinstitucional, integrada por Copeco, Cruz Roja, UHR, Fuerzas Armadas, Policía Nacional, Codem, Cuerpo de Bomberos, entre otros, para continuar con las actividades de prevención y evacuación de más personas.  

Como respuesta a los perjudicados que se encuentran en los albergues, Copeco continúa con la distribución de ayuda humanitaria, e instalación de cocinas móviles para preparar alimentos calientes y distribuir a las familias, asimismo se les entrega insumos de bioseguridad, se les brinda atención psicológica, entre otras asistencias.

(LEER) Habilitación de viviendas en Ciudad Mateo “es una idea viable”: director de Injupemp

Los afectados rechazan trasladarse a Ciudad Mateo.

Ciudad Mateo no es opción, defienden Juntas de agua

Manuel Amador, presidente de las Juntas de Agua en el Distrito Central, dijo este lunes que si se habilita el proyecto habitacional de Ciudad Mateo “la represa Los Laureles desaparecería por la contaminación que generarían los habitantes en la zona”.

“Estamos preocupados ante ese anuncio que se ha hecho, porque ya la Secretaría de Ambiente dictaminó no habitar la zona por la cercanía a la represa, después el Ministerio Público ratificó esa decisión y tratar de habitarla 30 años después sigue siendo peligroso”, acentuó.

En ese sentido, señaló que “las zonas que se alimentan de agua, enfrentarían serios problemas porque cuando es época de lluvias se concentra cualquier cantidad de basura y contaminación y con habitarla nos estarían dando el tiro de gracias”.

Aclaró que no están en contra de apoyar a quienes han sido afectados en la colonia Guillén, producto de la reactivación de una falla geológica en la zona, habilitar Ciudad Mateo solo trasladaría un problema mayor para la ciudad.

“La alcaldía tiene muchos terrenos ejidales, que perfectamente podrían utilizarlos para ayudar a las personas que fueron afectadas”, dijo y alertó que habitando Ciudad Mateo, solo generaría la desaparición de la represa que está en el lugar. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img