spot_imgspot_img

Jorge Arturo Reina condiciona cargo a plan de reunificación y retorno de Zelaya

Tegucigalpa.- El político liberal, Jorge Arturo Reina, dijo estar dispuesto a asumir sus funciones como embajador itinerante para los países que conforman la UNASUR sí la propuesta va acompañada de un proyecto de reunificación de la familia hondureña, la suspensión de los juicios del ex presidente, Manuel Zelaya, y un retorno incondicional de éste al país donde se respeten sus derechos y seguridad.
 

En declaraciones a la prensa local, Reina dijo que estos aspectos los ha abordado con el presidente Porfirio Lobo, quien se mostró de acuerdo y le pidió elaborar esa propuesta de reunificación para analizarla, estudiarla “y darle el visto bueno. Él (Lobo) me ha dicho redacte ese documento en un plazo de 12 a 15 días, para luego discutirlo, pero en principio se ha mostrado de acuerdo”.

“Yo tengo la mejor disposición de contribuir en todo lo que pueda, solo que he trasladado al presidente Lobo esas condiciones, que esto se haga dentro de un proceso de reunificación del pueblo hondureño, es necesaria la reunificación del país sobre bases democráticas”, dijo.

¿Qué pasaría si eso no se hace así, cómo llego yo a esos países, sería un engaño, una mentira, pero sí les muestro que todo esto es parte de un proceso de reunificación, la cosa cambia. Yo no voy a ablandar a esos países que tienen su propia línea, lo que sí puedo hacer es expresar que hay un plan de reunificación en donde no van a quedar olvidados los hechos y acciones de los golpistas y que el ex presidente Manuel Zelaya debe retornar de forma incondicional y con garantías”, agregó.

“Esto se lo he dicho al presidente Lobo y él me ha dicho redacte un documento para analizarlo y discutirlo y eso es lo que haré. Pienso entregarlo en unos 12 a 15 días, tras hacer varias consultas con diversos sectores y todo debe estar listo antes de la próxima asamblea de la OEA, porque tiene que ser Honduras quien busque a sus propios amigos; debemos revertir el golpe y que el presidente Zelaya vuelva con plenitud de sus derechos”, recalcó.

Reina dijo que la preocupación central no debe ser el retorno de Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA), sino unir a la familia hondureña “donde tenemos que hacer concesiones todos”.

En este sentido dijo que no ha discutido aún en qué país de la UNASUR instalará su embajada, porque la “primera condición que supone esto es el restablecimiento pleno de Zelaya”.

La designación de Reina en el cargo ha desatado una serie de polémicas en el país, debido a las conexiones del político liberal con Zelaya y por haber encabezado varias acciones en contra de Honduras ante la comunidad internacional, tras la salida del cargo de Zelaya por violar la constitución. Reina incluso hizo fervorosos llamados a boicotear las elecciones generales de noviembre que dieron como presidente electo a Porfirio Lobo.

Para el empresario y banquero, Jorge Bueso Arias, el nombramiento de Jorge Arturo Reina solo viene a generar más incertidumbre en el país y “creo que es la incertidumbre lo que nos está haciendo más daño”.

No obstante, este jueves el presidente Porfirio Lobo defendió a Reina y dijo que su nombramiento se da con el “propósito de conciliar y estrechar relaciones con los países del Cono Sur. Los sectarismos y radicalismos deben de desaparecer, y si queremos alcanzar el desarrollo de nuestros pueblos, debemos de contar con el reconocimiento de todas las naciones, y el nombramiento de Jorge Arturo Reina es correcto, ya que él es un buen hondureño”.

Por su parte, el canciller, Mario Canahuati, al reaccionar a las declaraciones del banquero Bueso Arias, dijo que deben despejarse las dudas y las incertidumbres, “quiero explicar el por qué de la decisión: todos los países de la UNASUR han bloqueado todo lo relacionado con Honduras y no hay duda de que lo que andamos buscando son espacios, establecer avenidas de manera que podamos compartir con ellos lo que de alguna forma está establecido en el documento que se presentó por parte de la Comisión de Alto nivel de la OEA”.

“La función de Jorge Arturo va a ser igual que la de todos los embajadores que tenemos en todas partes del mundo, ellos van a establecer una agenda la cual va a ser definida por el Presidente a través de la Cancillería. Queremos que esta comunicación interrumpida con la UNASUR se retome y sea compartida, que se pueda abrir”, aclaró.

Utilizando un símil, Canahuati dijo que “cuando uno tiene un sindicato, cuando uno tiene un grupo que de alguna forma es rebelde en la empresa, uno manda a alguien que tenga acceso a ellos, que pueda comunicarse, que tenga la confianza con ellos y que al final a través de las líneas se puedan abrir los espacios que permita que todos podamos hablar el mismo lenguaje”.

“En este caso, le cayó la figura a Jorge Arturo Reina, y yo no creo que ese debería ser el tema polémico, aquí lo que tenemos que hacer es evaluar el trabajo que haga Jorge Arturo reina y en base a eso pues ver los resultados y tomar decisiones. El pueblo hondureño hasta ahora debe estar contento con los resultados, yo creo que no hay que tener temor”, dijo Canahuati.

Así el canciller hondureño restó valor a las crítica hechas a Reina, un hábil operador político liberal que se ganó el mote de “hombre invisible” en la administración de su hermano, el extinto ex presidente Carlos Roberto Reina, porque se escondió de sus seguidores para no cumplir sus promesas de campaña, pero se ha destacado por ser un ariete de su partido y sectores de poder en la solución de las diversas crisis políticas del bipartidismo hondureño.

Para Canahuati, el papel de Reina es extraordinario al resaltar que “él se encargó de que restableciéramos relaciones con la ONU, lógicamente lo hemos mantenido en secreto, pero él nos ha apoyado mucho desde hace mucho tiempo y ha tenido una línea directa con nosotros”.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,139FansMe gusta
37,965SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img