Honduras busca inversión española para centro logístico de transporte aéreo

Madrid.- El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, buscó hoy atraer a inversores españoles para construir un centro logístico de transporte aéreo en Comayagua, que aspira a ser el segundo de Latinoamérica, a cambio de la condonación de parte de su deuda con España.

En un encuentro organizado en Madrid por el Foro Nueva Economía el mandatario hondureño señaló que este megaproyecto requiere una inversión de entre 42 y 50 millones de dólares, aproximadamente la mitad de los 80 millones que representa la deuda de Honduras con España.

Comayagua es una ciudad ubicada en el centro de Honduras por donde pasará el corredor logístico o «canal seco» que unirá el Atlántico y el Pacífico por tierra y aspira a copar el 5 % del tráfico transoceánico.

«Estamos buscando utilizar los recursos del Fondo de Reconversión de deuda para que con capital de empresarios hondureños y españoles podamos construir ese centro logístico», afirmó el presidente.

Hernández señaló que el dinero requerido para esa inversión lleva «dormido» mucho tiempo en el Banco Centroamericano «sin generar», por lo que proponen utilizar esos recursos como contraparte y que empresas españolas «directamente o en consorcio» con inversores hondureños se impliquen en el proyecto.

El presidente dijo que Honduras ya «está lista» y «tiene toda la documentación preparada» para acometer el proyecto y abordará este tema mañana en sendas reuniones de trabajo que mantendrá con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el rey Felipe VI.

Para atraer la inversión extranjera y en concreto la española, Hernández destacó las facilidades de la Ley de Promoción y Protección de la Inversión, que agiliza trámites burocráticos y ofrece mecanismos de arbitraje nacionales e internacionales para la resolución de controversias.

Esta ley introduce la figura del contrato de estabilidad jurídica y fiscal que, según explicó el presidente, brinda a los inversores la oportunidad de mantener las condiciones jurídicas y fiscales en el momento de la inversión durante al menos 15 años, por lo que no se ven afectados «por el vaivén de las reformas tributarias».

El presidente hondureño, que asumió el cargo el pasado enero, manifestó su intención de modernizar la economía del país para no perder competitividad en el terreno global, con la logística y el transporte como sectores que apuntalen ese cambio.

El centro logístico proyectado en Comayagua estará conectado con ambos océanos por carreteras de alta velocidad y será, según Hernández, «una de las vías más rápidas entre océanos porque un contenedor no tardará más de seis horas en cruzar».

Según dijo, esa obra es una «alternativa» al Canal de Panamá, ya que éste, incluso con la ampliación proyectada, podrá acaparar tan sólo el 10 % de la demanda mundial de tránsito.

Esta carretera de alta velocidad unirá los puntos de Puerto Castilla, en el Atlántico, con Amapala, en el Pacífico; separados por 420 kilómetros y para los que el país ha solicitado ya autorizaciones para construir en ambos extremos «megapuertos» que aumenten la capacidad de tráfico de mercancías y pasajeros.

A principios de este mes, Honduras suscribió un crédito para crear una carretera semejante que unirá los 390 kilómetros que separan Amapala y Puerto Cortés, en las costas del Caribe y el «puerto referente de toda la región».

«La articulación terrestre de estos puertos busca consolidar a Honduras como el segundo mayor oferente de servicios de logística en el continente latinoamericano», precisó.

El presidente subrayó que «no hay otro trayecto que permita esta cercanía» y confío en que a largo plazo lleguen al país inversores extranjeros dispuestos a unir los dos océanos a través de ferrocarril. EFE

Lo + Nuevo

22,568FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte