spot_img
spot_imgspot_img

Gobierno podrá adquirir generadoras de electricidad, si no aceptan bajar tarifas

Por:

Tegucigalpa – El gobierno renegociará los contratos de energía eléctrica con los generadores privados y en caso que no accedan a una reducción de tarifas por kilovatio puede asumir el control de las plantas tras el pago de un justiprecio de la misma, de acuerdo al proyecto de la nueva ley de Energía turnada al Congreso Nacional.

+ Sector privado considera que no se gana nada nacionalizando y ministro Barquero reacciona que no hablan de expropiaciones.

+Generadores recuerdan que ENEE les adeuda 10 facturas y están al borde que bancos se queden con los proyectos.

+ Gobierno envió proyecto de ley al Congreso Nacional de nueva Ley de Energía, que liquida ODS y puede quedarse con plantas generadoras.

El ministro de Desarrollo Económico, Pedro Barquero, dijo que lo anterior no debe verse como una expropiación, señalando que en la actual administración de la presidenta Xiomara Castro “jamás hablamos de expropiación”, pero si fue categórico al señalar que si se necesitan revisar a la baja las tarifas de electricidad que se encuentran en algunos contratos, ya que todos los sectores deben poner algún sacrificio para resolver el problema eléctrico.

Desde el sector privado las alertas están encendidas  y algunos hablan del mal mensaje, mientras otros señalan que el gobierno está tomando el tema de prisa, ya que apenas lleva tres meses, para un problema que lleva más de 12 años.

El gobierno considera la energía eléctrica como un bien público de seguridad nacional y un derecho humano.

Electricidad, bien público

El gobierno considera la energía eléctrica como un bien público de seguridad nacional y un derecho humano, por lo que declarará emergencia del sector, de acuerdo a los primeros artículos del proyecto de ley.

Los sectores que serán declarados en emergencia son la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE), el ente responsable de despacho, las actividades de generación, transmisión, distribución y comercialización de electricidad, la importación y generación de energía eléctrica.

Igualmente se autoriza a la junta directiva de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) a implementar un Plan de Emergencia para la recuperación del Subsector y el rescate de la Empresa Pública.

Pero el proyecto de decreto asegura que el gobierno garantiza la continuidad de la inversión en las áreas de generación, transmisión y distribución, pero las mismas no podrán exceder en cada una de las áreas a lo invertido por el Estado y la empresa pública.

En relación a los contratos generados por plantas térmicas del sector privado, el proyecto de decreto señala que la ENEE renegocie los contratos y los precios mediante el cual la ENEE adquiere el suministro de energía eléctrica, en especial los cargos fijos que comprenden la operación, mantenimiento y utilidad razonable, así como los cargos variables constituidos por los combustibles, operación y mantenimiento, “tomando en cuenta que la mayoría de las plantas ya han sido pagadas”.

“En caso de no ser posible la renegociación, se autoriza plantear la terminación de la relación contractual y la adquisición por parte del Estado previo el justiprecio”, según el artículo 4 del proyecto de decreto.

El sector privado considera que el nuevo entramado legal es el camino a una nacionalización y expropiación, pero ministro de Desarrollo Económico, Pedro Barquero aseguró que no debe ser interpretado como expropiación.

Justamente este artículo levantó la alerta del sector privado, ya que lo consideran una nacionalización y expropiación, a lo que el ministro Barquero señala que no debe ser interpretado como expropiación.

Barquero, durante su intervención en el programa Frente a Frente de Televicentro, dijo que solo llegarán a esa posición si las empresas deciden que no pueden aceptar las nuevas condiciones del gobierno y estén dispuestas a vender sus instalaciones.

El ministro de Desarrollo Económico apuntó que han identificado 20 contratos de generadores que son los que más afectan a las finanzas de la ENEE y son los que buscan renegociar.

Guy de Pierrefeu, secretario del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), manifestó este lunes que nacionalizar empresas generadoras de energía eléctrica, terminaría de hundir a Honduras.

Mientras el generador Samuel Rodríguez, dijo en Frente a Frente, que es un mensaje equivocado y genera alerta lo planteado por el gobierno en su proyecto de decreto, indicando que el problema de la ENEE es el flujo de caja financiero y sus pérdidas técnicas y no técnicas.

Igualmente Rodríuez recordó que la ENEE les adeuda hasta 10 facturas de pago, orillando las casi a la quiebra o que las entreguen a los bancos que les financiaron los proyectos.

En cuanto a las renovables, el gobierno quiere que la ENEE renegocie los contratos de energía generados por fuente eólica y solar.

Las renovables

En cuanto a las renovables, el gobierno quiere que la ENEE renegocie los contratos de energía generados por fuente eólica y solar tomando como referencia los precios de Centroamérica, Caribe y Latinoamérica, en caso que no sea posible renegociarlos  “se autoriza plantear la terminación de la relación contractual y la adquisición por parte del Estado previo el justiprecio”, según el proyecto ley.

Comprar con bonos

El proyecto de ley autoriza a la ENEE que por razones de interés público “pueda adquirir las plantas fijando un justiprecio, por razones de seguridad nacional, mediante bonos del Estado”.

La ENEE no ha podido colocar los últimos bonos autorizados por el Congreso Nacional en la banca nacional e internacional. Los expertos señalan que la abultada deuda de la empresa y sus problemas de liquidez han hecho que los mismos no sean apetecibles en el mercado.

Asimismo, el decreto ley deroga el contrato de fideicomiso con un agente bancario para la construcción y generación eléctrica y que considera entrega 14 subcuencas de ríos.

Cancelarán ODS

El artículo 11 del proyecto de decreto determina la cancelación del Organismo Operador del Sistema (ODS) y que el mismo vuelva a ser el conocido anteriormente como Centro de Despacho de la ENEE, para lo cual se devolverán las instalaciones a la empresa estatal.

La ODS se encarga de administrar el despacho de energía y fijaba el precio de compra de la energía en el mercado de oportunidades.

 La ODS operaba como un organismo no gubernamental y el gobierno cancelará su personería jurídica.

Actualmente los abonados pagan un costo por su operación, el cual viene en la factura mensual.

Se anuncia una demanda por 10 mil millones de lempiras por parte del gobierno a EEH.

EEH

Asimismo, el proyecto señala que el contrato de fideicomiso con la Empresa Energía de Honduras (EEH) debe ser revisado y agrega que las irregularidades previas a la firma del mismo deben ser denunciadas ante el Ministerio Público para que realice las investigaciones.

En los considerandos del proyecto señala que la EEH mantiene varias demandas en los juzgados nacionales por más de 5 mil millones de lempiras y una internacional  por 527 millones de dólares.

Diálogo

El sector privado, por medio de Karla Martínez, ha aceptado que el gobierno los convoque a un diálogo, ya que considera que así se conocerá toda la problemática del sector eléctrico, ya que además de la ENE considera que los generadores tienen los propios.

Martínez, presidenta de la Asociación Hondureña de Productores de Energía Eléctrica (AHPEE), indicó que celebran el enfoque de las pérdidas en el sector, ya que a su juicio más que una justificación es un problema real, indicó en Frente a Frente.

Señaló que es una buena señal que el gobierno reconozca las deudas que mantiene la ENEE con los generadores e indicó que lo principal a debatir es cómo se sostendrá el sistema eléctrico a futuro.

Llamó a que no exista pelea entre gobierno y generadores, ya que eso es gastar energía.

De su lado la presidente del gremio de generadores renovables, Elsia Paz,  considera que el proyecto de ley es un retroceso, señaló en el mismo foro televisivo,

Indicó que el monopolio de la ENEE no ayuda, recordando que las deudas de la empresa a los generadores los mantienen en default (incumplimiento de pagos) con la banca nacional y extranjera.

Pero Paz señaló que están abiertos al diálogo propuesto por el gobierno. PD

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img