spot_imgspot_img

Funazucar y Banco de Alimentos aliados permanentes para combatir el hambre en Honduras

Tegucigalpa – Desde que Funazucar y el Banco de Alimentos formaron su alianza estratégica la meta siempre es llevar alimentos a los que menos tienen y ese objetivo hoy más que nunca se vuelve prioritario.

Con la llegada del COVID-19 al país, son muchas las organizaciones que atienden a niños, mujeres, adultos mayores y familias en riesgo que tienen dificultades para comprar los alimentos por lo que el Banco y Funazucar multiplican esfuerzos para entregarles comida.

Funazucar, como socio fundador del Banco de Alimentos, tiene como tarea apoyarlos para obtención de productos, que luego será seleccionado, empacado y distribuido también en las zonas donde se produce caña de azúcar.

Las primeras entregas provenientes del Banco de Alimentos contenían granos básicos y productos no perecederos como azúcar, leche, harina, pastas, entre otros que han permitido suplir algunas necesidades de las familias hondureñas durante esta emergencia.

Esta inversión social de Funazucar se dividió en 50 mil lempiras de donación para fortalecer la labor del Banco de Alimentos de Honduras y 74 mil lempiras invertidos para el patrocinio en la entrega de alimentos, preparando 700 bolsas de alimentos, las cuales fueron distribuidas a través de los equipos de RSE de los ingenios azucareros para beneficiar a familias en los departamentos de Cortés, Santa Bárbara, Choluteca y Francisco Morazán.

FUNAZUCAR es la fundación de la agroindustria de la caña de azúcar de Honduras, los ingenios azucareros que forman parte de este gran y noble proyecto a nivel nacional son: Azucarera La Grecia, Compañía Azucarera Hondureña (CAHSA), Azucarera Tres Valles, Compañía Azucarera SER Chumbagua, Azucarera Choluteca y Azucarera Yojoa.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img