spot_img

Fiscalía presenta requerimiento a seis militares navales por extravío de fusiles M16

Por:

Compartir esta noticia:

Trujillo – La Fiscalía local de Trujillo presentó requerimiento fiscal contra seis militares asignados a la Base Naval de Puerto Castilla, por suponerlos responsables de violación de los deberes de los funcionarios, debido al extravío de cinco fusiles M16.

Los militares imputados son identificados como Kevin David Romero Núñez (24), Carlos Adrián Mejía Ulloa (19), Denis Samir Mendoza Ortiz (19) Kevin Joel Martínez Zelaya (24), Hever José Reyes (24) y Jonathan Leroy García Sevilla (24).

Diligencias realizadas por la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y la Policía Preventiva, establecen que a personal de la Base Naval de Puerto Castilla se le asignó custodiar un bien inmueble que se encuentra en la colonia Los Pescadores contigo a la playa en Trujillo, Colón.

Se trata de un bien inmueble que está bajo la égida la Oficina de Administración de Bienes incautados (OABI), luego que el Ministerio Público, a través de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO), Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) y Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), se lo asegurara a la organización criminal denominada “Los Cachiros”, para lo cual se encuentra un grupo de Infantes de Marina dando custodia a los objetos e instalaciones que ahí se encuentran.

Para dicha tarea se le asignó armas de fuego de uso oficial a Kevin Joel Martínez Zelaya, Denis Samir Mendoza Ortiz, Carlos Adrián Mejía Ulloa, Kevin David Romero Núñez y Hever Josué Reyes, todos con fusiles M16 A1.

El día viernes 22 de junio del 2018 el comandante de la Base Naval de Puerto Castilla le notificaron que los cinco fusiles que estaban asignados en dicho lugar, habían sido sustraídos y los cuales pertenecen al inventario del Segundo Batallón de Infantería Marina.

El oficial militar presentó la respectiva denuncia para la investigación de los hechos ante el Ministerio Público, institución que giró instrucciones a la DPI y ellos se hicieron presentes al lugar dónde tenían los fusiles.

La DPI practicó la inspección constatando que ninguna puerta o ventana de este lugar fue violentada, y para cuidar de ese lugar tenían turnos los Infantes de Marina, cada tres horas.

Por lo cual uno de los deberes era cuidar las instalaciones y cuidar las armas asignadas. El encargado del destacamento en esas cabañas no da razón de cómo fueron sustraídos eso fusiles y por quién.

De las investigaciones realizadas se estableció que también dentro de estas instalaciones se encontraban dos personas que no estaban autorizadas por la Naval, para permanecer ahí.

Ellos fueron identificados como Jonathan Leroy García Sevilla, quién tenía cuatro días de estarse quedando en el apostadero naval de Las Cabañas pero que se encontraban gozando de sus vacaciones como miembro activo la Base Naval.

El otro soldado naval que no debió estar en ese apostadero es Cristian Javier Molina Aguilar, a quien le dieron de baja el pasado uno de junio del 2017 y que le encargado de ese destacamento le autorizó a estar ahí porque eran compañeros de promoción.

Las autoridades continúan dando seguimiento a la investigación para la posibilidad de recuperar las armas de fuego hurtadas.

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img