spot_img

Fiscalía dice tener cantidad “importante” de pruebas que datan de una década; defensa se queja por seguridad de JOH

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa /New York – Luego de comparecer este martes a una audiencia previa al juicio del próximo año, la defensa de Juan Orlando Hernández denunció las condiciones de seguridad y tratamiento para su cliente, en tanto la Fiscalía asegura tener pruebas “importantes” que datan desde hace nueve años y que demostrarían la culpabilidad del expresidente hondureño, acusado por varios delitos de narcotráfico.

La fecha del inicio del juicio se mantiene para el 24 de abril de 2023.

– El 12 de abril de 2023 es la audiencia previa al juicio.

– Al menos 3 mil 500 piezas probatorias asegura tener la Fiscalía, pero estas deben ser procesadas antes del inicio del juicio.

A continuación Proceso Digital reproduce lo informado por el periodista Matthew Russell Lee a través de su cuenta de Twitter:

El imputado en la Corte del Distrito Sur de New York, EEUU, entró a la sala de audiencias con el uniforme de prisionero y en compañía del investigador Ángel Martínez, quien forma parte del equipo de la defensa.

Un asistente de la Fiscalía de EEUU le dijo al juez Kevin Castel, que “hemos realizado cinco producciones de descubrimiento, grabación de reunión con co-conspiradores, extracciones de pruebas electrónica”.

Igualmente, agregó que tienen en su poder libros con cantidades de drogas, por lo que han producido una cantidad importante de información para presentarla en el juicio, pero que la información clasificada podría ser presentada antes del 1 de febrero.

El juez Castel recordó que el juicio está programado para abril de 2023.

Raymond Colon, abogado defensor de Hernández, se quejó de problemas de audición por los auriculares que no se escuchan por la gran cantidad de ruido en la cárcel donde permanece su defendido. Castel respondió: “Póngase en contacto con el director del MDC (centro de reclusión) y dialogue sobre qué marca y modelo de auriculares y por qué los necesita. Pero con respecto a las grabaciones, ¿Estados Unidos les proporciona borradores de traducción?”.

Seguidamente, el abogado Colon respondió que “algunos, que se remontan a 8 o 9 años”.

Agregó que “el inglés de mi cliente no es malo, los resúmenes están en inglés. Pero hay omisiones en los resúmenes”.

Muchas de las intervenciones de la defensa fueron ambiguas, reclamando mejor calidad de audífonos y hasta cargadores para la computadora.

Colón pidió al juez Castel la posibilidad de tener mayor acceso a Hernández. “El descubrimiento es voluminoso, tenemos una orden de protección. He guardado todos los materiales. No dejo ninguno de los materiales con él. Pero necesita poder mirarlo cuando no estoy allí”, dijo.

El defensor se quejó que le acortan la visita con el exmandatario Hernández, al tiempo que citó ha pedido órdenes de separación para su seguridad en el recinto carcelario.

Narró que para llegar a la audiencia de este día, “mi cliente no se transportó solo. Se sentía incómodo en esa gran multitud. Es el expresidente de Honduras. Algunos en el transporte pueden haber sido parte de un grupo terrorista”, apuntó.

Castel externó que el gobierno debe presentar su solicitud de acusación y cualquier moción, entonces la defensa tiene hasta el 31 de marzo para responder, con cualquier moción.

Recordó que relacionados al caso, ya juzgó a Geovanny Fuentes Ramírez y Juan Antonio Hernández -hermano de JOH- “Mire las instrucciones del jurado que le di, ese es mi consejo”.

La fiscalía alegó que varios de los testigos que serían usados en el juicio podrían presentar problemas de seguridad, por lo que sugirió esperar hasta que se acerque el juicio.

“Para el 24 de marzo de 2023, a excepción de los testigos que solicitan y reviso, y algunos antes de forma continua”, refirió Castel.

El juicio está previsto que comience el 24 de abril de 2023, pero el abogado Raymond Colón cree que esa fecha «se puede extender debido a la evidencia voluminosa» que la defensa debe evaluar.

La acusación

Hernández, de 53 años, es acusado de delitos que van desde 2004 a 2022, por “participar en una conspiración de corrupción y tráfico violento de drogas y propiciar la importación de miles de kilos de cocaína a los Estados Unidos”.

La Fiscalía imputa a Hernández por tres cargos: conspirar para introducir cocaína a Estados Unidos, usar y transportar ametralladoras y explosivos para el traslado de la droga y conspirar para el delito anterior; solo estos dos últimos delitos lleva acarreada la prisión a perpetuidad.

El pasado 21 de abril, el expresidente hondureño, Juan Orlando Hernández Alvarado, fue extraditado a Estados Unidos.

EEUU acusa a Hernández de traficar 500 mil kilogramos de cocaína del 2004-2022. JS

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img