spot_img

¡Feliz 2023!, no para enfermos de Honduras

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – La falta de atención médica por parte de los profesionales de la medicina, quienes permanecen en asambleas informativas y la amenaza de un nuevo repunte de los casos positivos de COVID-19 hacen que el inicio del 2023 no sea feliz para los enfermos de Honduras.

– Varios establecimientos médicos también se tomaron feriado este lunes.

Los pacientes de diversos centros de salud y hospitales públicos de Honduras llegaron temprano este día a los establecimientos con la esperanza que serían atendidos, pero no fue así, esta historia se ha repetido en el país desde hace casi tres meses.

Los médicos reclaman ajuste al salario mínimo y otros beneficios y también se les pague a quien se adeuda salarios atrasados.

Para manifestar su desacuerdo y exigir cumplimiento a sus peticiones el gremio médico ha hecho convocatorias obligatorias a asambleas informativas durante los últimos dos meses.

Cabe señalar que aunque las áreas de emergencia no han sido desatendidas, la consulta médica ha sido suspendida.

En ese contexto, los enfermos de Honduras solo recibirán en sistema de salud pública atención si se trata de una emergencia.

 Sin embargo, decenas de pacientes requieren atenciones y seguimiento profesional a sus casos.

Además requieren recetas para continuar con sus tratamientos, pero no han recibido más que portones cerrados y el anuncio que continúan las asambleas informativas.

Quizás los más afectados son los pacientes psiquiátricos quienes a los largo de casi tres meses no han recibido atención médica ni han podido reclamar medicamentos.

Pese a lo prolongado que ha sido esta paralización general en las atenciones médicas, las autoridades de la Secretaría de Salud (Sesal) no han prestado atención a la problemática bajo un proceso de negociación.

Por su parte, el gremio médico ha advertido que continuará bajo estas medidas hasta que sus peticiones encuentren una respuesta.

En todo este proceso, los enfermos quedan como los perdedores ya que no han recibido atención médica.

Se suma a este clima de incertidumbre en el sistema sanitario una prevención de repuntes de casos COVID-19 tras los festejos de Navidad y de Fin de Año.

De acuerdo a expertos después de la primera quincena de enero el país experimentará un repunte de nuevos casos COVID.

Contagiados por los festejos, las personas siguen deseando a sus cercanos un feliz 2023, pero no es así para los enfermos de Honduras. (RO)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img