spot_img

Expresidente Hernández recibirá llamadas, correos y visitas, confirma su equipo de abogados

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – El equipo de defensa del expresidente Juan Orlando Hernández Alvarado, extraditado el pasado 21 de abril a Estados Unidos (EEUU), confirmó que se han cambiado las condiciones de detención al exgobernante hondureño, por lo que de ahora en adelante tendrá algunos beneficios como, recibir llamadas, contestar correos y hasta recibir visitas en la prisión donde se encuentra recluido.

“Gobierno de Estados Unidos rectifica y cambia condiciones de detención de Juan Orlando”, inicia diciendo un comunicado divulgado este miércoles por los defensores del Hernández,  que además revela que la su esposa Ana García ya ha conversado por teléfono con él y asegura que está de buen ánimo, optimista y esperando con ansias poder demostrar su inocencia en el juicio.

El escrito añade que “Hernández goza desde la semana pasada de algunas derechos que le habían sido negadas desde su llegada al centro de detención en Nueva York y que habían llevado a su defensa legal a denunciar públicamente que era tratado como un “prisionero de guerra” por parte del gobierno estadounidense”.

En comunicación oficial del Departamento de Justicia de Estados Unidos fechada el 17 de mayo, en respuesta a una solicitud de información por parte del juez que lleva el caso, Kevin Castell, se le comunica que el exmandatario fue trasladado a otra zona del mismo centro de detención, donde ya tiene acceso a realizar llamadas telefónicas, a correo electrónico y a recibir visitas.

En ese sentido, la comunicación oficial indica además que desde su ingreso al Centro de Detención Metropolitano (CDM), de Nueva York, el expresidente hondureño había sido mantenido aislado, sin poder comunicarse con el mundo exterior, sin recibir visitas e incluso restringido de poder hablar con sus abogados.

Durante la audiencia del 10 de mayo, donde él se declaró no culpable, su abogado defensor Raymon Colon dio a conocer al juez Castell las enormes restricciones a las que era sometido su defendido, lo cual tomó por sorpresa al togado quien solicitó un informe a la Fiscalía. Esta comunicación y la ampliación de beneficios en favor de Hernández Alvarado “es en repuesta a la molestia que mostró el juez”.

Según su esposa, Ana García de Hernández, esta es una primera victoria del equipo de defensa, ya que ahora Juan Orlando no tiene restricciones para hablar con sus abogados, lo cual asegura una mejor preparación para su defensa; tiene acceso a realizar llamadas a su familia, y a enviar y recibir correos electrónicos, lo cual eleva el ánimo del expresidente.

“Pude hablar a partir de esta semana con él, está de muy buen ánimo, optimista, con mucha fe y confiado en Dios demostrar su inocencia… él siempre ha sido una persona de temple, y esta injusticia no lo ha logrado doblegar, todo lo contrario, lo ha vuelto más fuerte” aseguró la esposa del exgobernante del país centroamericano.

En la nota, firmada por el fiscal del Distrito Sur de Nueva York, Damian Williams, le informa a la defensa y al juez Castell, que el expresidente se encontraba recluido en un área de Medidas Administrativas Especiales (SAMs, por sus siglas en ingles), dentro del CDM, donde los internos tienen ciertas restricciones de contacto con el mundo exterior.

Asimismo, en ese contexto añade que “al conocer el gobierno norteamericano en las condiciones en que estaba el exmandatario, partir del 13 de mayo solicitó que fuera trasladado a otra área dentro del mismo edificio, donde se le reconocieran los mismos derechos que tienen otros detenidos”.

Ocho años gobernó a Honduras Juan Orlando Hernández Alvarado (2014-2022) por el Partido Nacional (PN), quien es el primer exgobernante extraditado a Estados Unidos, país que lo acusa de tres cargos asociados al narcotráfico y uso de armas, fueron salpicados por múltiples denuncias de corrupción y narcotráfico. JP

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img