spot_img
spot_imgspot_img

Hernández se declara “no culpable”, programan nueva audiencia el 28 de septiembre y el juicio el 17 de enero

Por:

Tegucigalpa – El expresidente Juan Orlando Hernández, compareció hoy en audiencia ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York, acusado por delitos de narcotráfico y tráfico de armas, en la que se declaró «no culpable» y el juez Kevin Castel anunció que la próxima audiencia será 28 de septiembre de 2022, y tentativamente el inicio del juicio el 17 de enero de 2023.

– El juez adelantó que le gustaría fijar el 17 de enero de 2023 como fecha para el comienzo de la selección del jurado; mientras tanto, la siguiente vista fue fijada para el 28 de septiembre, para dar tiempo a la Fiscalía a reunir las pruebas en contra del expresidente y a la defensa para revisarlas.

– «No culpable, su señoría» respondió Hernández cuando el juez Kevin Castel le preguntó cómo se declaraba de los cargos presentados contra él.

A él (Juan Orlando Hernández) no lo están tratando como un expresidente de Honduras, sino como un prisionero de guerra», se quejó el abogado Raymond Colón.

Toda la información será entregada a la defensa en 60 días y ya se programó la nueva audiencia para el próximo 28 de septiembre. El juez Kevin Castel fijó la fecha preliminar del juicio para el 17 de enero de 2023.

La audiencia de presentación de pruebas, fue presidida por el juez Kevin Castell, quien durante la audiencia dijo: “¿Qué tal si regresa en 120 días para presentar alguna moción?”.

Seguidamente, el juez Castel comunicó: “Tengo la intención de elegir una fecha para el juicio el 28 de septiembre”

A lo que el abogado defensor Raymond Colón, contestó Sí. y el juez Castel respondió: Entonces, la segunda quincena de septiembre.

La fiscalía de New York dijo -Nos movemos para excluir el tiempo bajo la Ley de Juicio Rápido hasta el 28 de septiembre-.

En ese ínterin se observó al expresidente Hernández tomando apuntes en un bloc de notas amarillo. En la vista de hoy, el imputado cambió la camisa blanca y la chaqueta azul, con la que apareció por videoconferencia el pasado 23 de abril por el mono de color azul de la cárcel.

Decenas de hondureños se manifestaron en las afueras de la corte de NY.

En tanto la Fiscalía de New York dijo que tiene pruebas contundentes entre estas, archivos electrónicos y escuchas telefónicas como prueba contra el expresidente Hernández. Hay también mensajes de redes sociales del acusado y documentos.

Como se sabe al exmandatario se le acusa de haber liderado una estructura para traficar droga hacia Estados Unidos, y se aprovechó del poder y la influencia que le dio la Presidencia del Estado de Honduras; este aprovechamiento de poder del exmandatario, dio paso al menoscabo de la institucionalidad del país y aumentó la corrupción.

El juicio será por jurado, representando a los ciudadanos de New York.

En la sala de juicio donde tuvo audiencia el expresidente Juan Orlando Hernández hubo espacio para unas 30 personas y no se permitió cámaras, celulares ni ningún dispositivo de tecnología.

Según reportes de prensa no se dio la audiencia que se esperaba, de parte de hondureños, pero sí ingresaron miembros de la prensa y personal legal.

También hubo presencia de la comunidad Judía en Estados Unidos, el apoyo de los rabinos se considera una carta importante a favor del exmandatario.

Aunque no se habló de la fianza en la audiencia, el abogado Colon dijo a Univision que la defensa está preparando una propuesta para llevarla al juez. La defensa está tratando de recaudar tres millones de dólares para asegurar la fianza, y Hernández está de acuerdo con el confinamiento en casa en una granja en las afueras de Nueva York organizado por un rabino local.

La defensa planea llamar a Donald Trump, Joe Biden y Barack Obama para que testifiquen a favor de su cliente sobre la estrecha colaboración del gobierno estadounidense con Hernández durante sus ocho años de mandato.

El abogado Raymond Colon.

Sin comunicación

El abogado Raymond Colón se quejó de que a su cliente se le han negado derechos de comunicación. «Mis asistentes legales pueden entrar a verlo, pero yo no. No creo estar en ninguna lista de seguimiento. También se le ha negado el acceso a los correos electrónicos. Está en una unidad segregada».

El abogado prosiguió relatando ante el juez Castel que Hernandez «está en KH 4, es el único preso allí. Está siendo tratado como un prisionero de guerra. No es un terrorista”, añadió.

El juez Castel, ante las quejas de la defensa contesto «me gustaría que los fiscales investiguen cualquier restricción en el acceso del Sr. Colón a su cliente y que me informen en una semana, siete días». Si hay material que necesita estar sellado, que así sea, puede ser» agregó.

Castel continúo anotando que en cuanto a su colocación en la SHU [Unidad de Vivienda Especial], no es lo que hacemos como poder judicial. Señor Colón, después de ese informe, podría escribirme.

Seguidamente dijo que “estamos determinando si se necesitará una sesión informativa clasificada. Diremos en 60 días”.

En conclusión, el Juez Kevin Castel determinó el Juicio Rápido hasta el 28 de septiembre del 2022, al tiempo que anunció que si se aplazará, la fecha disponible en esa Corte, estará para el martes 17 de enero de 2023.

Actualmente él es inocente sostiene defensa

Luego de la audiencia en declaraciones a la prensa el abogado Colón dijo que el expresidente Hernández, “es inocente actualmente”, trajo justicia a los narcotraficantes, fue un aliado principal en la lucha contra las drogas de Estados Unidos.

Reiteró que la defensa tiene la intención de llamar a declarar a expresidentes de Estados Unidos, como Donal Trump y Barack Obama y se someterá a una orden judicial para que ellos lleguen a declarar.

Tortura sicológica

Seguidamente reiteró la versión que denunció durante la audiencia «a él no lo están tratando como un expresidente de Honduras, sino como un prisionero de guerra», reitero Raymond Colón, abogado defensor de Juan Orlando Hernández.

Lo han aislado completamente en una unidad segregada, no tiene derecho del privilegio de comisariato, él no está pidiendo más, pero no debe recibir menos que los otros reclusos”.

Subrayó que hasta a él como su abogado le han negado la entrada y no ha podido llamar a la familia y son condiciones que “básicamente son una tortura psicológica”.

Al concluir la vista, cuando Castel ya había dado por concluida la sesión y Hernández salía de la sala después de haber dedicado a los presentes varios saludos y sonrisas que se adivinaban detrás de su mascarilla, dos personas le gritaron en español: «¡Arrepentirse!» y «¡Rata!»

Concluida la sesión, los presentes, mayoritariamente contrarios a Juan Orlando Hernández, se unieron a un grupo de manifestantes concentrados en el exterior de los juzgados que pedían cadena perpetua para el expresidente entre gritos de «¿Quién defiende a un narcodictador»», que increparon al equipo de defensa de Hernández y a algunas pocas personas que se habían acercado a mostrar su apoyo al exmandatario.  LB

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img