spot_imgspot_img

Expolicía Ludwig Zelaya condenado a 12 años de prisión en EEUU

Tegucigalpa/New York – El expolicía hondureño Ludwig Criss Zelaya Romero fue condenado esta tarde a 12 años de prisión por delitos de narcotráfico en la Corte del Distrito Sur de New York, Estados Unidos.

– El único expolicía -de un grupo de siete que pidió EEUU- que está pendiente de condena es Mario Guillermo Mejía Vargas. Dos de este grupo ya está en Honduras.

Este lunes se llevó la audiencia de sentencia para el exoficial de la Policía hondureña, quien va a cumplir cinco años de haber sido extraditado a Estados Unidos.

Zelaya Romero se había declarado culpable por los cargos de conspirar para introducir cocaína a Estados Unidos y forma parte de media docena de expolicías hondureños que fueron pedidos en extradición en un solo expediente.

(VER) Ordenan examen psiquiátrico a expolicía extraditado

Pidió disculpas y citó a Cachiro

Ludwig Criss Zelaya Romero.

En la comparecencia de este día ante jueza Lorna G. Schofield, el exoficial pidió disculpas a EEUU, Honduras y a su familia por el daño causado a través de sus actividades ilícitas. “Me responsabilizo de mis actos de conspirar para importar cocaína”, dijo.

La cita judicial fue transmitida por la periodista freelance Xiomara Orellana, quien minuto a minuto ofrece fragmentos de la decisión de la jueza Lorna G. Schofield.

En su intervención, Zelaya Romero apuntó que “acepto mi responsabilidad en los hechos en un país con grandes problemas de corrupción que contamina todos los niveles. Aunque uno no quiera involucrarse recibe órdenes superiores para hacer favores y uno no puede salir de ese círculo”.

Siguió su justificación: “No hay opción. Era un subalterno. No puedo enfrentar un sistema tan grande como ese, sinceramente alcanzado por las consecuencias. Envié una carta con noticias en diarios de mi país, donde matan compañeros por no hacer lo que se pide”.

La jueza Schofield fue la encargada en dictar condena. Ella conoce también el caso del Cachiro Devis Leonel Rivera.

Relató que fue víctima de un atentado en 2014, por lo que en 2016 se entregó a la embajada cuando supo que había sido pedido en extradición por EEUU, “había gente interesada en que yo muriera”, confesó.

Dijo que en diciembre de 2016 cuando apareció en la celda en New York se encontró al líder de Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, quien le advirtió que no podía cooperar, que recordara que mi familia se exponía y que lo único que podía hacer era aclarar mi caso.

A renglón seguido, mencionó que “fueron donde mi familia a amenazarlos que me iban a matar si decía algo aquí. Mi familia dejó la casa y huyó. Yo aceleré mi extradición, quería venirme rápido”.

El exoficial hondureño, dijo que prácticamente fue obligado a realizar las actividades ilícitas, al tiempo que aceptó aparecer en un video en reunión con capos de la droga ya condenados en EEUU, lo que según él aumentó su estrés traumático.

Amenazas a su familia

Narró que lo vivido por su familia es indescriptible a consecuencia de sus operaciones con el narcotráfico. “Más para mi mamá y mis tías que son mayores. Mis hijas, la que tiene 12 años no tiene mamá. Yo tengo cuatro años de no verlas. Lo único que puedo hacer es llamarla y escribirles”, se quejó.

Contó que tiene tres hijas: de 18, 14 y 12 años, las que desea volver a abrazar.

Mencionó que varios de sus familiares han fallecido en estos últimos años que ha estado en prisión. “No tuve la oportunidad de despedirme de mi abuelita. Estoy afrontando un cambio radical, no solo por la pérdida de mi libertad, también la privacidad”, clamó.

Confesó que permanece encerrado 22 horas diarias y a veces pasan 72 horas para gozar de dos horas. “Con las medidas que nos tienen son bastante duras. Hasta la fecha sigo con secuelas del COVID que me dio. En la cárcel los hispanos que no hablamos inglés tenemos limitadas las oportunidades”, imploró.

En diciembre de 2016 fue extraditado desde Honduras a EEUU.

Dijo sentir miedo a no saber cuándo volverá a recobrar su libertad y más aún a poder conseguir un empleo.

Antes de conocer la decisión de la jueza Schofield, juró que tiene mucho empeño por rehabilitarse, estudiando y ayudando a otros a cambiar su vida. “En lo personal todos los días trato de hacer algo más para cambiar mi vida y no ver atrás lo que pasó”, aseguró.

Puntualizó que “me arrepiento y perdí el camino. Agradezco a los que me han ayudado a salir de esto. Al darme cuenta de mis malas decisiones. La doctora Liliana Rusanti me hizo ver con más claridad mis problemas y salud mental. A usted juez por dejarme hablar hoy”, finalizó.

Luego de escuchar los argumentos de Zelaya Romero, la jueza Schofield lo condenó a 12 años de cárcel.

El subcomisario Zelaya Romero

Zelaya Romero, cumplidos los 18 años, ingresó a la Academia Nacional de Policía (Anapo), graduándose como subinspector, en la promoción 18 en diciembre de 1997.

En enero de 1998 comenzó su carrera como oficial de la Policía hondureña. El 30 de junio de 2016 fue excluido de la institución por la Comisión de Depuración de la Policía.

El exoficial es oriundo de Danlí, El Paraíso, y EEUU lo condenó por conspirar para traficar drogas y armas hacia ese país. El Distrito Sur de New York pidió su extradición a la Cancillería hondureña.

En sus últimos tres años en la Policía hondureña Zelaya Romero desempeñó cargos administrativos en la UMEP 2 del barrio Belén de Comayagüela y el museo de la Policía Nacional. Además acreditó mediante constancia médica padecimiento en su columna.

El 5 de septiembre de 2017, el juez Schofield condenó a Lobo a 24 años de prisión. El 6 de febrero de 2018, el juez Schofield condenó a López Flores a cinco años de prisión. El 27 de junio de 2018, el juez Schofield condenó a Zavala Velásquez a 12 años de prisión. El 27 de septiembre de 2018, el juez Schofield condenó a Valladares García a 14 años de prisión. El 29 de marzo de 2021, el juez Schofield condenó a Ávila Meza a 12 años de prisión.

(VER) Juicios de policías en EEUU revelan más vínculos criminales

En la gráfica siete de una decena de policías procesados en EEUU por delitos de narcotráfico.

Otros policías ante la justicia de EEUU

1. Mario Guillermo Mejía Vargas
Se declaró culpable. Pendiente condena.

2. Carlos José Zavala Velásquez
Condenado a 12 años de cárcel.

3. Víctor Oswaldo López Flores
Condenado a 5 años de prisión. Ya cumplió y está en Honduras.

4. Jorge Alberto Cruz Chávez
Fue absuelto de cargos y deportado a Honduras.

5. Juan Manuel Ávila Meza
Condenado a 12 años de prisión.

6. Carlos Alberto Valladares Zúniga
Condenado a 14 años de cárcel.

7. Ludwig Criss Zelaya Romero
Condenado a 12 años de cárcel.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,150SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img