spot_imgspot_img

Ex ministra de Finanzas recomienda bajar impuestos por combustibles

Tegucigalpa – La ex ministra de Finanzas, Gabriela Núñez, recomendó que ante el alto costo del petróleo en el mercado internacional, el gobierno reduzca los impuestos a los combustibles cada vez que el valor del crudo suba.
 

En ese sentido, indicó que se debe emitir un decreto ejecutivo o mediante el Congreso Nacional, en el cual se establezca una escala donde a medida que el precio del petróleo aumente, el impuesto tienda a bajar.

“Eso va a aliviar de alguno manera lo que pagan hoy en día los consumidores; hay mucha preocupación sin duda alguna, no sólo de las personas que se movilizan en sus propios vehículos, pero también la industria y el comercio que requiere de combustibles para poder operar”.

La ex funcionaria reiteró que el gobierno debe sacrificar sus ingresos por concepto de combustibles y en ese sentido, ve saludable que se modifique la estructura de tributos que se captan por consumo de los carburantes que ascienden a unos 6,000 millones de lempiras anuales.

Gobierno ya se sacrifica

Al respecto, el viceministro de Industria y Comercio, Juan José Cruz, dijo que los márgenes de ganancias de los miembros de la cadena de comercialización y los impuestos que cobra el gobierno, no están indexados al precio del producto, sino al volumen.

Explicó que los sectores de importadores, gasolineros y gobierno, prácticamente están desdiciendo de su negocio porque obtienen más ganancias cuando más volumen de carburantes se vende.

Por otro lado, aseguró que en la parte fiscal, el gobierno ya está haciendo un sacrificio en la captación de recursos por impuesto a los combustibles ya que en productos como el queroseno y el gas LPG, no cobra impuestos.

Añadió que el combustible conocido como full oil que consume prácticamente el 30% de la factura petrolera y que significa alrededor de 600 millones de dólares anuales y que sirve para la generación de energía eléctrica, alrededor del 80% de ese producto, no paga impuestos.

Asimismo, argumentó que se otorga un subsidio en las tarifas de electricidad a alrededor de 600,000 familias que consumen menos de 150 kilovatios-hora.

Aseguró que prácticamente los impuestos solamente se aplican a las gasolinas súper y regular ya que la tasa que se aplica al diesel es muy baja.

Indicó que en el caso de las gasolinas, el 20% de la población, consume el 80% de esos combustibles, lo que significa que son personas que pueden pagar súper y regular y no les importaría que el valor del galón llegara hasta los 400 lempiras.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,502FansMe gusta
39,523SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img