spot_imgspot_img

Estabilidad, el llamado de los empresarios en Centroamérica

Tegucigalpa Los empresarios centroamericanos abogan por la estabilidad en la región al indicar que no se puede abrir un negocio sano con una sociedad enferma.

Luchar por las garantías de una libre empresa es la apuesta de los empresarios aglutinados en la Federación de Cámaras e Industrias de Centroamérica y Panamá (Fedepricap), quienes reafirmaron su propósito durante su reciente cita en Honduras para entregar la presidencia de ese ente regional al Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep). 

En una rueda de prensa, señalaron que les preocupa la inestabilidad en que ha caído la región por los problemas en Nicaragua, las batallas legales en Guatemala en materia de corrupción, la expectativa que genera el nuevo gobierno que asumirá en El Salvador, así como señales de mayor certidumbre para aumentar la inversión en Honduras, entre otros aspectos.

La Federación de Entidades Privadas de Centroamérica y República Dominicana (Fedepricap)

La Fedepricap, dijo su nuevo presidente, el hondureño Juan Carlos Sikaffy, máximo rector del Cohep, tiene como mandato luchar por las garantías para una libre empresa, promover el desarrollo del sector privado regional y generar condiciones para un mejor sistema de desarrollo económico y social que permita a los centroamericanos mejores condiciones de vida.

Pero estas acciones no serán posibles si la región no tiene una estabilidad política, fundamental para cualquier iniciativa gremial que se quiera impulsar, recordó tras indicar que ese ente regional considera el diálogo y la tolerancia como los mejores parámetros de garantía para la democracia.

En este sentido, recordó que al menos unas 100 mil empresas están aglutinadas en ese organismo regional privado, las cuales son generadoras de empleo y aporte importante a las economías de sus países. En tanto, el presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) de El Salvador, Luis Cardenal, fue tajante al señalar que la estabilidad en la región centroamericana es vital para la inversión.

No se invierte en inestabilidad

Presidente BukeleEl presidente electo,
Nayib Bukele
“Con una región inestable, no puede haber inversión y no se puede abrir un negocio con una sociedad enferma”, dijo Cardenal al destacar que ellos ven con expectativas no solo el nuevo gobierno que se estrenará en El Salvador con el presidente electo, Nayib Bukele, sino que también los acontecimientos políticos en Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Las preocupaciones de los empresarios aglutinados en la Fedepricap tienen en los últimos datos del Informe del Latinobarómetro un asidero de preocupación al registrar una caída en el apoyo a las democracias, así como una tendencia a fomentar en la región latinoamericana regímenes revestidos de autoritarismo, donde la región centroamericana no es una excepción.

El informe del Latinobarómetro señala que las democracias en América Latina andan de capa caída, que el apoyo se resiente más en el sector de la clase media que se ve golpeada con tributos, problemas de acceso a salud y una galopante corrupción que conlleva impunidad.

Muchas son las causas de este desencanto y entre los muchos tópicos que aborda el Latinobarómetro se encuentra lo que denominan imagen de progreso, donde la media latinoamericana apenas llega al 20 por ciento.

Desglosando esa imagen de progreso en América Central, el informe detalla que El Salvador y Nicaragua son los países que perciben el más bajo porcentaje de imagen de progreso con 9 y 10 por ciento, respectivamente. En tanto Guatemala (13%), Costa Rica (22%) y Honduras (23), siendo éste el único país en la región que percibe una imagen de progreso más alta que el resto.

Democracia en problemas

De ahí que los empresarios de la Fedepricap exhorten a los países a generar estabilidad para que las democracias se fortalezcan y la percepción de progreso aumente y no retroceda. En tal sentido, los datos del Latinobarómetro revelan que en Centroamérica sus ciudadanos perciben que la democracia está pasando por serios problemas.

En El Salvador, un 48 por ciento de los ciudadanos piensa que la democracia tiene grandes problemas, en tanto en Honduras un 43 por ciento piensa igual,  igual piensan los nicaragüenses—antes del estallido de la crisis político y social que viven–, mientras en Guatemala un 41 por ciento de los ciudadanos identifica a su democracia con grandes problemas y en Costa Rica, solo el 33 por ciento de sus ciudadanos cree que la democracia costarricense atraviesa por grandes problemas.

Problemas de comida

La estabilidad en la región latinoamericana y en la mayoría de los países centroamericanos, según el Latinobarómetro, está relacionado también con la satisfacción de los ciudadanos con su ingreso económico, si el salario les ajusta, si viven satisfactoriamente, si pueden ahorrar, entre otros factores.

Al respecto la población latinoamericana representa una baja en este sentido en cuanto a la satisfacción de sus necesidades. El 2018 experimentó una caída de 4 puntos al pasar de 54% en el 2017 al 50% en el año pasado. En el caso de Centroamérica, tres países llamaron la atención en cuanto a este indicador: El Salvador, Nicaragua y Honduras.

En El Salvador un 51% de los consultados dicen que sus necesidades no han sido satisfechas, en Nicaragua un 53% y en Honduras un 59% de los consultados dijo que sus necesidades no han sido satisfechas. El informe señala que existe una relación entre la población que le alcanza el ingreso y el grado de conflictos, violencia y corrupción que hay en cada país.

canasta basica

En cuanto al indicador si hay suficiente comida al día, en Centroamérica tres países presentan problemas al respecto y son Nicaragua, Guatemala y Honduras. En Guatemala, el 42 % de los consultados dijo no tener comida suficiente, en Nicaragua 38 % y en Honduras 34 %.

Este -acota el Latinobarómetro- es el gran problema de fondo de Centroamérica donde un tercio o más de la población no tiene suficiente comida para alimentarse. “Todos los otros problemas son derivados en parte de ese gran problema central”, acota el documento.

El llamado de la Fedepricap, en ese sentido, no está descolgado de esa realidad y la lectura de esos datos fríos que apuntan a una mirada más de fondo, crítica y propositiva a los desafíos de la región, y por ende, del sector privado.

spot_img
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img