spot_imgspot_img

El Gobierno chileno mantiene alerta en regiones extremas por las inundaciones

Santiago de Chile – El Gobierno chileno mantiene hoy la situación de alerta en las regiones de Magallanes y Arica-Parinacota, en los extremos del país, afectados por lluvias que causaron daños y centenares de damnificados desde el pasado fin de semana, según informaron fuentes oficiales.
 

«Se mantiene la alerta roja para la Provincia de Magallanes, por las inundaciones debido al desborde del río Las Minas», dijo a los periodistas el director de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Benjamín Chacana.

Agregó que en Punta Arenas hay 800 familias afectadas y 53 personas en albergues por la crecida del citado río, que inundó unas sesenta manzanas en el sector céntrico de la ciudad.

Chacana matizó, sin embargo, que en las últimas horas «el caudal del río Las Minas mantiene un considerable descenso».

Fuentes de Obras Públicas señalaron al respecto que dicho caudal alcanzaba a unos 20 metros cúbicos por segundo, que se comparan con los 170 metros registrados en los momentos más álgidos de las inundaciones.

Agregó que los organismos técnicos mantienen labores para atender las situaciones de emergencia derivadas del desborde, como la habilitación de albergues y la entrega de elementos como motobombas para sacar el agua, sacos fluviales, cajas de alimentos, colchones, frazadas, carpas y botas de agua, entre otros.

En Arica-Parinacota, en tanto, también ha bajado el caudal del río San José, cuyo aumento provocó su desborde en los últimos días, según la Dirección General de Aguas.

Durante la madrugada de hoy, dicho caudal era de cinco metros cúbicos por segundo, que se comparan con los 91 metros registrados en el máximo de la emergencia casada por dicho río, que normalmente permanece seco.

También el caudal del río Lluta, en la misma región, ha bajado desde once a seis metros cúbicos por segundo desde el pasado domingo, indicó el organismo.

Benjamín Chacana dijo que se mantiene la alerta amarilla en la región y que se han distribuido colchones, frazadas, pañales, bobinas de plástico y techumbres a los damnificados, que suman unos 300, con treinta albergados.

Este martes, se declaró alerta roja en la provincia de Tamarugal, en la región de Tarapacá, a unos 1,800 kilómetros al norte de Santiago, por los efectos de intensas lluvias caídas en las últimas horas.

En esa zona, donde operan varios grandes yacimientos mineros que se han mantenido en operaciones pese al mal tiempo, hay 520 personas aisladas, 192 albergados y 18 damnificados alojados en casas de familiares, según la Onemi.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,535SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img