spot_img

Djokovic avanza en la víspera del debut de Alcaraz y Nadal

Por:

Compartir esta noticia:

París – Novak Djokovic inició este martes su defensa de la corona del Masters 1,000 de París-Bercy con una trabajada victoria ante el estadounidense Maxime Cressy (n.34), en la víspera de que Carlos Alcaraz (n.1) y Rafa Nadal (n.2) entren en escena en medio de las dudas que suscitan el estado físico de ambos.

En la jornada de hoy, también confirmación su postulación a los dos últimos billetes para las Finales ATP de Turín: Andrey Rublev, Hubert Hurkacz y Pablo Carreño, quienes vencieron a John Isner, Adrian Mannarino y Albert Ramos, respectivamente.

«Djoko» tardó una hora y 43 minutos en doblegar al gigante Cressy (2 metros), quien complicó la tarde al serbio con sus cañonazos en el saque (15 aces).

Después de una primera manga sufrida, pero bien resuelta en el tie break, el serbio sacó su genio cuando Cressy le había roto el servicio para ponerse 4-2 arriba. El de Belgrado encadenó entonces cuatro juegos seguidos sin dejar opción a su rival.

Djokovic, seis veces ganador del París-Bercy, se medirá en tercera ronda al ruso Karen Khachanov o el suizo Marc-Andrea Huesler, quien eliminó a Yannik Sinner.

Mientras, Bercy aguarda con impaciencia a los líderes de la clasificación ATP. Alcaraz, el número 1 del mundo más joven de la historia, se enfrentará al japonés Yoshihito Nishioka, 38 del mundo y ante el que nunca se ha enfrentado.

La principal duda a la que se enfrenta el murciano es el estado de su rodilla. En una conferencia de prensa celebrada este lunes, el número 1 rebajó la inquietud y aseveró que se encuentra «bien».

Alcaraz, quien viene de perder en las semis de Basilea ante el canadiense Felix Auger-Aliassime, pelea por sumar puntos en la penúltima cita ATP para lograr cerrar el año 2022 como número uno.

Su inmediato perseguidor, su compatriota Nadal, aclaró no estar obsesionado con desbancar a Alcaraz y afirmó que «hace tiempo» que su meta no es la cima mundial y sí ser «competitivo».

El de Manacor regresa a las pistas tres semanas después de ser padre por primera vez. Su última participación en el cuadro individual sucedió hace casi dos meses cuando, mermado por problemas físicos, cedió en los octavos del US Open ante el estadounidense Frances Tiafoe.

El ganador de 22 grandes tendrá como rival al estadounidense Tommy Paul, verdugo hoy del español Roberto Bautista.

«París me trae, obviamente, excelentes recuerdos (Roland Garros), aunque es cierto que este torneo (de Bercy) no ha dado muchas cosas positivas», asumió, en alusión a sus frecuentes ausencias y abandonos. El de Bercy es de los pocos torneos Masters 1.000 que le faltan en el palmarés.

Otros tres de los favoritos juegan mañana miércoles. El ruso Daniil Medvedev se mide al australiano Alex de Minaur; Stephanos Tsitsipas encara al británico Daniel Evans; y Auger-Aliassime se enfrenta al sueco Mikael Ymer.

Mientras Medvedev y Tsitsipas ya tienen asegurados sus billetes para Turín -al igual que Alcaraz, Nadal, Casper Ruud y Djokovic-, Auger-Aliassime, ganador de cuatro título de pista dura este año, tendrá que batallarlo ante Rublev, Hurkacz, Carreño, Taylor Fritz y Cameron Norrie, todos ellos en aún en liza en París. AG

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img