spot_imgspot_img

Deportaciones han alimentado el crecimiento de la MS-13 en Centroamérica

Tegucigalpa – Las deportaciones desde suelo estadounidense, han alimentado el crecimiento de la membresía y las actividades delictivas en los países de Centroamérica principalmente en El Salvador y Honduras, según se colige de un amplio reportaje publicado por la cadena CNN en Español.

Según la publicación, a lo largo de los años, las autoridades han deportado a muchos miembros de la MS-13. Pero esas deportaciones solo han alimentado el crecimiento de las pandillas en otros países.

En 2005, Rodrigo Ávila, viceministro de Seguridad de El Salvador, le dijo a Los Ángeles Times que las deportaciones habían ayudado a comenzar “una cadena interminable” de pandilleros que se movían entre Estados Unidos y Centroamérica.

La política de deportación que buscaba luchar contra las pandillas fue contraproducente y ayudó a que se expandieran en Centroamérica y en otras partes de Estados Unidos, reportó entonces ese diario.

La MS-13 recurre a la violencia para intimidar a pandillas rivales, usando todo tipo de armas, desde armas de fuego hasta machetes, según un informe del Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés).

Así funciona esta pandilla que obligó al FBI, a crear un grupo especial de trabajo para luchar contra las empresas criminales.

Los origines de esa estructura criminal, se remonta a cuando un grupo de inmigrantes salvadoreños que huyeron de la guerra civil de su país fundaron la MS-13 en la década de 1980, en la ciudad de Los Ángeles.

Hoy, entre sus miembros también hay inmigrantes de México, Honduras, Guatemala y otros países de Centroamérica y Suramérica, según el informe del FBI sobre evaluación de amenazas de esa pandilla.

De hecho, la MS-13 es una de las organizaciones criminales más grandes de EEUU, con más de 6,000 miembros en al menos 46 estados y el Distrito de Columbia, de acuerdo con la misma oficina.

Además, según la misma fuente, tiene a otros 30,000 miembros operando internacionalmente, la mayoría de ellos en El Salvador, Honduras y Guatemala.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,139FansMe gusta
37,965SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img